CABO VERDE – Esas islas no tan conocidas

“Cuando Dios se limpió las manos después de crear el mundo cayeron algunas migajas en el Océano Atlántico. Eran las islas de Cabo Verde. Tal es la leyenda de las islas frente a la costa de África Occidental”.

San Vicente es una isla con una serie de deficiencias en la vida económica y es parte de un todo que es el archipiélago de Cabo Verde, barrido cíclicamente por terribles desastres naturales, como son ejemplos las diferentes sequías y hambrunas que diezmaron periódicamente la población de 1580 a 1948. Es un país donde no llueve (o llueve rarísimas veces), donde, irónicamente, las nubes que nos visitan son llevadas para el océano por el viento alisio que viene del Este, donde se importa casi todo lo que consume. Su riqueza está en el hombre “crioulo” (caboverdiano) y en su rica cultura, este maravilloso producto de la mezcla de diferentes culturas – africanas y europeas – y que hace de Cabo Verde un milagro humano. El escritor caboverdiano Germano Almeida, con la ironía que lo caracteriza, nos cuenta una leyenda que explica la aparición de nuestro archipiélago, “Dios estaba muy ocupado para hacer el Mundo, sus Gentes y sus Países; terminada la obra se sacude las manos algo sucias del trabajo realizado, suelta unos pequeños granos de tierra que van a caer en el Océano Atlántico: así deberían haber nacido las islas “mágicas” de Cabo Verde”. […] [Associacao artistica e cultural de Cabo Verde – MINDELACT]


 

Para mi lo primero que siempre me ha sonado raro es el nombre del país: Cabo VERDE, ya que poco hay de verde en esas islas y lo mismo se puede decir de la península de Cabo Verde de donde proviene su nombre. Cabo MARRÓN o Cabo AMARILLO hubiese sido un nombre más acertado…

Dos años viví en Las Palmas (1964-1966) durante la mili, cuando la isla era aún vírgen y cuando por ejemplo en Maspalomas no existían más construcciones que apenas el faro. Eran los años que empezaron a llegar los primeros hippies a mediados de los 60 al parque Santa Catalina y ponían su telita en el suelo donde vendían sus productos. Teníamos dos soldados en la mili de la antigua colonia española llamada Guinea Española y curraba yo por las tardes en la empresa que construyó el hotel Reina Isabel junto a Las Canteras. ¡Qué tiempos aquellos!. Canarias hoy, 51 años después, está destrozada por el turismo. Visitamos Gran Canaria hace unos 15 años y la sensación fue horrible. Pena me dio de la gente que vive allí con tanto turista.

Eso (lo de invasión de turistas) – leo – es lo que no ha ocurrido en Cabo Verde.

Hablábamos (los entonces ‘hispanoguineanos’ y yo) a veces sobre esas islas, pero nó sé por qué, nunca me entró curiosidad por conocer ni Cabo Verde ni la Guinea Española. Hasta que hace un par de meses hablé con un médico que piensa retirarse como jubilado a esa república isleña a finales de este año y de pronto me entró el interés de leer sobre esas islas.

Y leo que… ‘tienen playas de arena kilométricas’, ‘clima caliente y seco con sol brillante durante la mayor parte del año, con temperaturas que oscilan entre 22 y 28 ºC unos 350 días al año’. Que la mejor época para visitar las islas es de abril a octubre. Que en los meses más fríos (enero-febrero) vientos alisios del noreste soplan fuerte y a veces traen nubes de arena, creando niebla de polvo fino llamada “Bruma Seca”. Que Cabo Verde no permite ‘que los turistas se apoderen de las islas’. Que la presencia de los turistas es sobre todo en las islas de Sal y Boa Vista y que son en su mayoría italianos, alemanes, franceses y portugueses. Que los escandinavos brillan de momento por su ausencia. Estos y otros detalles leo en el artículo Kap Verde låter inte turisterna ta över | SvD.  Que lo que hace emocionante es que las islas entre sí sean tan diferentes (‘cada isla es un mundo’). Que Sal, que atrae turistas con tours de pesca en el mar y vindsurfing, ‘es más plana que un panqueque’, mientras que otras islas son volcánicas como la isla de Fogo con el pico más alto. Que Sal es el embrión de una nueva Gran Canaria. Que también Boa Vista tiene potencial para los amantes del sol pero que para lo que mejor se adapta la isla es para el turismo de aventura deportiva – pesca, buceo, windsurf, y senderismo. Que la pesca y cultura gastronómica se centran sobre todo en atún y tiburón. Que es también un ‘El Dorado’ para buceadores. Que según ecologistas marinos hay unos 600 restos de naufragios en los arrecifes de las islas y la mayoría están sin explorar. Que una cosa que atrapa la atención de los turistas es la producción local de licores. Que en varias islas se cultiva la caña de azúcar, de la que fabrican el licor nacional ‘grogue’, algo así como cachaza o aguardiente. Que en el Valle de Paul aún están en uso varios trapiches donde se destila grogue. Que es aquí en la isla de Santo Antão donde se elabora el ‘grogue’ de mejor calidad. Y que la isla de Fogo produce también excelentes vinos

SUMMA SUMMARUM – EN RESUMIDAS CUENTAS…

Lo cierto es que después de todo lo que he leído sobre las islas de Cabo Verde, siento que no es un sitio al que me gustaría mudarme definitivamente.

Eso de vivir en islas con falta de agua y problemas de transporte (caro y enredoso el viajar entre las islas), no es nada que me convence. Y lo de vivir en una isla definitivamente me da un poco de sensación de claustrofobia.

Y qué no decir de vivir junto a un volcán activo y mosquitos que ya trajeron el virus del Zika a Cabo Verde...

Zika virus strain spreads to Africa, says World Health – DAILY MAIL

Voos e Ferries

Santo AntaoSao VicenteSanta LuziaSao NicolauSalBoa VistaMaioSantiagoFogo Brava


ISLA POR ISLA

CABO VERDE: archipiélago macaronésico formado por 10 islas (9 de ellas habitadas) y 13 islotes esparcidas en forma de herradura de caballo situadas al sur de las islas Canarias y a unos 650 de Dakar en la costa de Senegal. Capital: Praia.

 


Las islas de Barlovento:

Santo Antão, São Vicente, Santa Luzia (deshabitada), São Nicolau, Sal y Boa Vista.

Santo Antão (“Sontonton”) – “La isla montañosa” – 779 km², ~ 44.000 habitantes: cercana a la isla de São Vicente. Bonitos paisajes verdes, espectaculares acantilados. Isla para caminatas, “la perla del senderismo”. Se accede a la isla desde San Vicente, en un ferry. Santo Antão [www.easyviajar.com/cabo-verde/isla-de-santo-antao#ixzz4cUlOjdjV]

São Vicente – ”La isla cultural”, “la isla de la música” – 228 km² – ~ 77.000  habitantes . Mindelo (São Vicente) la segunda mayor ciudad del archipiélago ubicada al norte de São Vicente.   Pocos turistas, isla desértica, paisajes tristes. Subir a la cima del Monte Verde para admirar la isla y la bahía de Mindelo recomienda el sitio easyviajar.com. En esta isla hay buenas posibilidades para bañarse pero también lugares que hay que evitar debido a corrientes peligrosas y fuertes olas. Casas coloniales.

São Nicolau – “La isla vírgen” ~ 388 km²  ~ 14.000 habitantes

Sal – “La más soleada” – 216 km² – ~ 26.000 habitantes. La más turística. La más conocida. En los últimos 10 años se ha producido un ‘boom’ turístico en Cabo Verde y ha aumentado el número de turistas de 200 000 a 500 000. Mejor que las islas Canarias. Más cálida, menos turistas y gente agradable!. Agua cálida y fenomenales playas ideales para la práctica de vindsurfning, kitesurfing y puro surfing. Si no es uno surfista no hay mucho que hacer aquí escribe el el tabloide Expressen en un reportage sobre el archipiélago. También que en las piscinas de sal en Pedra da Lume (ubicadas en un cráter de un volcán extinguido) flota uno en el agua que es tan salada como el Mar Muerto. Conocidas son las planicies de la Isla de Sal, tipo superficie lunar y que la isla sea la más conocida es debido también a su aeropuerto internacional Amílcar Cabral. Recomiendan no perderse las pisinas naturales de Buracona y el Ojo Azul. Playa de Santa María.

Boa Vista. Sorprendentes dunas. “La isla acogedora” – 620 km² – ~ 9.000 habitantes. Al igual que la isla de Sal, Boa Vista es una isla sin muchas atracciones. Tanto Boavista como Sal recuerdan a Fuerteventura con su paisaje seco, aunque algo más cálido aquí. Su principal villa es Sal Rei. Isla de muchos nombres. “Isla de las Dunas”, “Isla del Morna, “Isla de los mil y un islotes”. Aguas cálidas, clima cálido todo el año.  Boa Vista tiene muchas y hermosas playas paradisíacas y también lugares que visitar y actividades a realizar.

Santa Luzia (deshabitada)

www.easyviajar.com/cabo-verde/isla-de-sal#ixzz4cUn1BiKYwww.easyviajar.com/cabo-verde/boa-vista#ixzz4cUjGEouDwww.easyviajar.com/cabo-verde/sal-rei#ixzz4cUs6eRuX


Las de Sotavento incluyen:

Maio, Santiago, Fogo y Brava

Maio – 265 km² – ~ 7.000 habitantes

Santiago – “La isla fértil” – La mayor de las islas – 991 km² –  ~  274.000 habitantes. Es sede de la capital Praia. Muy montañosa. Se recomienda la visita a Chão Bom  el pueblo donde se encuentra el campo de concentración conocido como Colonia Penal de Tarrafal, donde encarcelaban a los enemigos políticos de Salazar. Y la visita a Mindelo y Cidade Velha, la atractiva ciudad de Cidade Velha que fue el primer asentamiento por colonos europeos allá por 1400. Principales localidades: Praia, Assomada, Pedra Badejo, Tarrafal, Chão Bom, Calheta de São Miguel, São Domingos, Achada Fazenda, Ribeira da Barca, Achada Lém, Cancelo , Santa Cruz.










Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*