La terrible verdad es que el perro – cocinado adecuadamente y sin haber sido torturado – está delicioso

Josephine Freje: Pequeños cachorros con ojos grandes que jadean por sus vidas en el calor, sobre periódicos orinados y ansiedad. Gatos envenenados que vomitan su interior. Puede ser auto-tortura el llamarse amante de los animales en Asia. Pero ¿somos mucho mejores sólo porque comemos animales que evitamos ver que son atormentados?.

DENHEMSKASANNINGENImagina que te encuentras arrojado a la basura a las afueras del 7-Eleven en calor y hedor. Alguien ha colocado una cinta de goma firmemente sobre tu boca para que nadie pueda oír tus gritos en busca de ayuda. Ese destino encontró una pitbull en Tailandia recientemente. Cuando la perra fue hallada era demasiado tarde. Tanto para ella – como para las crías en el estómago.

Apple, estadounidense-tailandesa-española que vivió en Estocolmo durante 2 años, fue una de las primeras en el lugar. Sus ojos son brillantes cuando cuenta sobre la perra muerta. Una pareja joven había tirado a la perra como si fuese chatarra. Su única defensa era que no tenían medios para sustentar a los cachorros.

Apple está tan cabreada que quiere llorar. Durante 8 años ha dedicado su vida a dar comida y esterilizar a perros y gatos callejeros. El dinero del seguro de vida del padre comienza a acabarse, pero Apple dice que no tiene otra opción – si es que va a ser capaz de dormir por la noche.

No duermo bien por la noche las veces que me he impedido a mí misma salir corriendo con los cachorros bajo de los brazos. Vosotros que habéis estado en el mercado al aire libre más grande del mundo, Chatuchak JJ Market (Kamphaeng Phet 2 Rd , distrito de Chatuchak, Bangkok) probablemente sabéis de lo que estoy hablando. La sección de animales no es nada para los fácilmente empáticos. Aquí se hacinan cerdos en jaulas que deberían estar prohibidas para hámsteres. Crías de perros se encuentran muertas en el calor abrasador, apretujadamente presionadas contra las pieles de sus hermanos empapadas en orina. Durante mis viajes por Asia me he sentido horrorizada al ver vacas ‘muertas de hambre’ en la India, mataderos de ganado sacrificado según el rito islámico (halal) en Malasia, sopa de aleta de tiburón en Vietnam y comida de perros – y entonces no hablo de comida de perros de la marca Vov – sino de cuando el perro es la comida.

¿No es muy cómodo ser amigo de los animales durante las vacaciones y cerrar los ojos sobre lo que hay en el plato?

Pero ¿soy yo – como la mayoría de otros que comen carne – solo una hipócrita cuando duermo como un tronco después de comer un buen filete del que no tengo ni idea de cómo se produjo?. Solo recientemente perros han sido alimentados con clavos en Vanersborg y un hombre en Skövde ha disparado a un gato con flecha de arco – para luego filmar la agonía y mostrársela a sus amigos.

Mi costumbre de comer carne no me impedió quejarme gritando cuando hace algunos años por error comí (carne de) perro. Mis amigos chinos me miraron cansados ​​antes de que me diesen una ‘conferencia’ sobre la complacencia occidental y la inteligencia de los cerdos – que por cierto es de al menos el mismo nivel que la de los perros amigables a los abrazos. ¿Qué es lo que hace ‘mi comer carne de cerdo’ mejor que el ‘comer carne de perro de ellos’? El argumento de que el perro es “mejor amigo del hombre” cayó horizontalmente esa noche. En su lugar obtuve un reto. Acompañarles a un lujoso restaurante de perros y comer perro ‘correctamente criado’.

“Después de una experiencia de comida de de perro de 3 platos sólo puedo constatar que mientras no me convierta en vegetariana, no tengo derecho a golpearme en el pecho”.

El estocolmense Michael J Baines, nacido en Escocia y crecido en Värmland, es uno de los muchos que no les va a gustar lo que voy a contar. Él se levanta poco después de las 5 cada mañana para alimentar a 60 perros, a una hora de Bangkok. Y la situación aparenta sombría en este momento. Hace 2 semanas fueron envenenados 15 perros en su calle, con dulce anticongelante de radiador. Incluso una perra que perdió al menos 11 crías.

Pero incluso él que dedica su vida a salvar animales come carne. ( Comer carne de) un perro es sin embargo según Michel como comer a un compañero. Pero si no conoces al perro y ha sido criado ecológicamente… bueno, entonces no me queda ningún argumento aparte de mis prejuicios y falta de comprensión de lo que es crecer con comida escolar que consiste en carne de perro.

No, después de una experiencia de comida de de perro de 3 platos solo puedo constatar – mientras no me convierta en vegetariana no tengo derecho a golpearme en el pecho porque alimente a un perro callejero y done dinero para vacunaciones. Y la terrible verdad es que el perro – cocinado adecuadamente y sin tortura – está delicioso!. [Fuente: ”Den hemska sanningen är att hund är jättegott…” – EXPRESSEN]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*