Winterkorn estaba al tanto del fraude de emisiones

VW1Nuevos datos de Bild am Sonnstag afirman que Martin Winterkorn, ex presidente ejecutivo de Volkswagen, estaba enterado del trucaje de las emisiones de vehículos más de un año antes de que saltara a la luz el escándalo. Esto levanta preguntas sobre la directiva actual que trabajó estrechamente con Winterkorn en el mismo período.

Yo no sabía nada. Yo no sabía nada. Ese fue el mantra cuando el ex presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, tumultuosamente renunció el 23 de septiembre del año pasado, cinco días después de que explotara el escándalo diésel el 18 de septiembre.

Winterkorn, quien desempeñó como CEO desde 2007, aseguró que no sabía nada o no había visto nada en su corta carta de renuncia, publicada en el sitio web de Volkswagen el 23 de septiembre del año pasado.

Pero ahora revela el gran periódico alemán Bild am Sonntag, una carta interna cuyo contenido va en contra de la declaración de Winterkorn: El ex presidente ejecutivo debería haber estado al tanto de todo ya el 2014.

Las informaciones son dinamita – desde varios aspectos

Bild am Sonntag ha tomado nota de una carta interna presentada por un empleado de VW a Winterkorn de mayo de 2014, o sea, un año y cuatro meses antes de que el escándalo se diese a conocer públicamente.

En la carta, datada el 23 de mayo 2014, es Martin Winterkorn advertido por su empleado de que son fuertemente elevados los valores de óxidos de nitrógeno (NOx) en los coches diésel en EE.UU. y que las autoridades van a ir a la busca de software de trucaje en sus tests.

El periódico alemán cita de la carta: “Algunas buenas fundadas razones a las dramáticamente elevadas emisiones de NOx (Óxidos de nitrógeno) no pueden ser entregadas a las autoridades”.

El empleado escribe además que “es de creer que las autoridades investigarán si Volkswagen ha implementado software de control del motor que reconoce situaciones de test – el así llamado software de trucaje ‘defeat device’/’dispositivo de manipulación”.

Es decir: De lo que todo el escándalo trata.

Desde hace tiempo está bien documentado que las autoridades de EE.UU. tuvieron un diálogo con VW durante más de 1 año, desde mayo de 2014, para aclarar las grandes emisiones de óxidos de nitrógeno, sin obtener respuesta satisfactoria.

Fue primero a finales del verano de 2015 cuando las autoridades de EE.UU. amenazaron con no aprobar los modelos de 2016 que Volkswagen confesó.

O sea, más de 1 año después.

Pero no son los únicos datos nuevos en el Bild am Sonntag del domingo.

El periódico también hace referencia a documentos que deberán mostrar que un alto directivo de Volkswagen el 5 de agosto de 2015 había reconocido los altos valores de emisiones al subjefe de CARB – y al mismo tiempo deberían en Wolfsburg haberse dado cuenta de que podrían llegar multas muy severas y reclamaciones por daños.

El escándalo estalló primero un mes y medio más tarde cuando la EPA el 18 de septiembre el pasado año publicó los datos sobre el trucaje.

También se han filtrado otras informaciones publicadas el el 22 de enero en el Süddeutsche Zeitung – sobre que el software manipulado era “un secreto a voces” en la gran departamento de desarrollo de motores.

Solo para que todos entiendan: Winterkorn es pues acusado ahora en la práctica de haber retenido información deliberadamente durante más de un año.

Hace que los faros sean enfocados a la actual junta directiva. Tanto el CEO como el presidente han trabajado en estrecha colaboración con Winterkorn en la alta esfera de la empresa durante más de una década – es decir, durante todo el período correspondiente al engaño.

¿Qué sabían ellos?

El presidente de la junta directiva Volkswagen, Matthias Müller, ha trabajado en la empresa 40 años y siguió al despedido jefe ejecutivo Martin Winterkorn como una sombra de su carrera en los puestos más altos desde finales de los años 90.

El nuevo presidente del consejo de supervisión del Grupo Volkswagen Hans Dieter Pötsch fue director financiero del grupo desde el 2003, y por lo tanto, con ello, miembro de la dirección del grupo durante todo el período que el escándalo debería haber ocurrido.

Ambos argumentan ‘en piedra’ que no sabían acerca del engaño que ha causado a la empresa pérdidas de valores de acciones del equivalente a unos 250 millardos de coronas suecas.

El mero pensamiento de que el actual CEO y presidente de esta situación de alguna manera podría estar asociado con el escándalo de escapes, y con ello en 1 segundo poder ser disparado al espacio en el mismo asiento de catapulta que Winterkorn, debería inducir sentimientos de pánico.

Hasta el momento, todas las informaciones son simplemente filtraciones. Pero pronto sabremos más en la gran investigación externa que ‘dará vuelta a todas las piedras’. Lo hace la firma de abogados Jones Day – que, sin embargo, no informará a ninguna parte ajena sino al círculo interno de la junta directiva – que es controlada por el presidente Pötsch, lo que ha generado algunas críticas. Un informe provisional vendrá en la reunión anual de Volkswagen, que ahora ha sido mudada a mayo.

Somos todo oídos.

Porque los nuevos datos filtrados actualizan la estruendosa necesidad de saber: ¿Quién sabía realmente qué en la ‘parte superior’ de Volkswagen? Sólo cuando obtengamos esta verdad, desnuda y sin adornos, que puede picar considerablemente, puede Volkswagen seriamente empezar a trabajar para recuperar la confianza.

[Fuente: Winterkorn kände till fusket i över ett år” – SVENSKA DAGBLADET]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*