Mini Wildgoose Camper

Coge el coche más pequeño de Inglaterra y conviértelo en una autocaravana. Sí, precisamente eso. No había mucho espacio, apenas práctica y ningún éxito de ventas. Pero muy encantadora.

La década de 60 fue una época completamente diferente. Camping era otra cosa diferente que hoy en día y a menudo era tienda de campaña lo que se usaba. Pero ya entonces existía esta loca atrevida variante. Mini Wildgoose, una autocaravana británica en formato mini. Obviamente construida sobre el coche que hizo el coche por excelencia de los pequeños coches, el coche de culto Mini. Algún gran éxito nunca fue la construcción a pesar de las soluciones innovadoras.

Con sus escasos cuatro metros de longitud, es difícil imaginar que esta autocaravana, al menos aparte de en teoría, fuese pensada para tener espacio suficiente para cuatro personas. Para que fuese posible, obtuvo el habitáculo un techo que se podía levantar, pero la sensación de hacinamiento debió de haber sido evidente con todos en el lugar.

Los pocos, se vendieron unos 60 vehículos, que se enamoraron de su formato mini, tuvieron que pagar unas 500 libras por la ‘reconstrucción’ más allá del propio vehículo. Una suma considerable en aquel tiempo se puede añadir y podía aumentarse hasta con un máximo de 150 libras si el equipamiento se lujaba un poco.

Pero era el techo-slide-up/deslizable hacia arriba auténtico? Aquí no se trataba de un motor eléctrico sino de una obra maestra de ingeniería de systema de cadenas con manivela de activación manual en el asiento del conductor. Algunas similitudes con las versiones “aprieta el botón” de hoy en día no existían en aquel tiempo.

wildgoose6

Pero a pesar de las mínimas dimensiones exteriores es el Mini Wildgoose todo un piso o quizás mejor expresado una ‘sala para todo’ que también incluía una cocina de gas. Y en la medida en que el equipaje no obtenía sitio al mismo tiempo con los que allí se alojaban en esta ‘sala para todo’ tenían que almacenar los trastos en una caja de techo encima el compartimiento del conductor. El espacio de higiene sin embargo brillaba por su ausencia y las camas tenían que ser montadas con tableros de mesa y otros muebles cuando la noche se acercaba.

La cabina también es mínima. Mediante ‘escalada’ se podía pasar al otro lado del volante de gran tamaño y el dispositivo que manejaba la palanca de los intermitentes. Las puertas de goma sellada obtienen en conducción también una función como silbatos en el viento, sobre todo si alguien se atreve a acercarse a la velocidad máxima. La ventilación generosa no aísla maximalmente ni del calor ni del ruido y es difícil argumentar que el Mini Wildgoose ofrece más que un toque de confort y protección contra el clima más allá de lo que se encuentra en una tienda de campaña desvencijada. Algunas opiniones de los que han visto, realizado pruebas de conducción y sobre todo pruebas de acampada con la autocaravana diremos que no son benevolentes.

Por desgracia, los estragos del tiempo han hecho mella en los pocos ejemplares que quedan que parecen desmoronarse en cualquier momento. Porque independientemente de si no han sido utilizados o sido conducidos la estructura de madera hace mucho tiempo ha visto sus mejores días. Si se ha conducido sobre adoquines o carreteras irregulares es particularmente malo y carreteras malas había un montón en los años 60. El pequeño motor de 848 cc que produce 34 CV gira sin embargo aún a menudo ‘amablemente’, pero tiene problemas en coger velocidad. Un ritmo de alrededor de 80, deberá poder alcanzar mientras que las pequeñas ruedas de 10 pulgadas giran frenéticamente. Es tal vez suerte que no vaya más rápido, la estabilidad direccional apenas se describe como brillante, más bien como una serpiente meneante y era comparado a los coches de aquellos tiempos. Parece por esas descripciones obvio que el potencial de desarrollo era genial. Algunos sostienen que asombrados coches en las carreteras miraban cuándo era hora de cambiar de marcha y fue suerte que no fuese posible ver a través de las ventanas con cortinas en el portón trasero.

Sí, de esta manera compasiva se describe la construcción en varios lugares con el añadido de que una tienda de campaña apenas es peor. […] [Mini Wild Goose | Husbil & Husvagn]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*