Repleto en cárceles brasileñas

Human Rights Watch espera que el proyecto piloto para reducir el número de detenidos en las cárceles brasileñas también conlleve a reducido reclutamiento a actividad pandillera.

El hacinamiento en las cárceles hace que Brasil siga el derecho internacional

Las superabarrotadas cárceles de Brasil son un gran problema para las autoridades del país. Ahora se introduce un proyecto piloto para reducir el número de presos – algo que conduce a que se sigan las normas internacionales.

Según el último informe de las autoridades brasileñas había en octubre 6.538 personas detenidas en un sistema con una capacidad para 3.605 personas en el estado de Maranhão en el nordeste de Brasil. Ahora se reducirá el número de presos mediante un proyecto piloto que tiene como objetivo reducir el número de encarcelados en espera de juicio, informa Human Rights Watch, HRW. […] [Fyllda fängelser får Brasilien att följa internationell lag | FriaTidningar]

overfullbrasilianskafängelser

600.000 presos tras las rejas en el país

Brasil tiene la cuarta población reclusa más grande del mundo después de EE.UU., China y Rusia, con 600.000 reclusos, según el departamento de Justicia de Brasil. Muchas de las cárceles del país acogen a muchos más reos de la capacidad para la que fueron construidas las cárceles. Violentas pandillas que comercian con drogas controlan una gran parte de la vida en el interior. La cárcel en Porto Alegre ha sido duramente criticada por Human Rights Watch por la brutalidad que existe entre los presos, pero también entre los presos y los vigilantes. [METRO/Göteborg 2015-12-17: ‘Överfullt i brasilianska fängelser’]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*