La casa que no necesita electricidad

La casa de climatización inteligente de Hans-Olof Nilsson en Angered tiene células solares, colectores solares y paneles solares.

Hans-Olof Nilsson ha construido una casa de ‘climatización inteligente’ y es completamente autosuficiente de electricidad.

hus_Agnesberg-

En Agnesberg se encuentra una casa que difiere de las demás. La villa es completamente autosuficiente en electricidad. No hay acometidas o cables alimentadores que lleven electricidad a la casa.

Hace unos días estuvo el ministro de Energía, Ibrahim Baylan (S) en ‘visita-estudio’ y estuvo muy interesado en la casa de climatización inteligente en Agnesberg en el barrio periférico de Angered. Y más personas que el ministro de energía sienten curiosidad. Desde el pasado junio Hans-Olof Nilsson ha recibido más de 250 visitas, que van desde personas privadas a empresas, que quieren saber más y lo que sucede cuando el sol opera una casa entera.

– Es divertido cuando el interés es tan grande. Y es especialmente gratificante cuando otros pueden beneficiarse de mis experiencias, dice.
Hans-Olof Nilsson comenzó la construcción de la casa en 2012 y ahora está casi lista. Lo que es más especial con la villa es que es autosuficiente en electricidad.

– En el techo con orientación sur he puesto células solares y en las fachadas orientadas al sur y al oeste hay colectores solares. El techo también tiene paneles solares que dan agua caliente, describe Hans Olof Nilsson la construcción.

Las células solares producen toda la electricidad para el hogar y la calefacción de la villa. Durante los tiempos claros del año se almacena el exceso de electricidad en baterías que pueden mantener la casa durante cinco días.

– Cuando las baterías están completamente cargadas va el excedente de electricidad a producir hidrógeno que se almacena en un tanque, dice Hans-Olof Nilsson.

Cuando luego está oscuro fuera no producen las células solares electricidad. Entonces transforma una célula de combustible el hidrógeno en electricidad y calor.

hus_Agnesberg

La casa ha sido cara de construir. Además, la electricidad es el doble de cara que lo que consumidores ordinarios tienen que pagar.

– La electricidad cuesta 2,25 coronas suecas por kW/h, pero cuando todo esté pagado de aquí a 10 años es la energía gratuita porque el sol es gratuito. El tiempo de vida de una casa deberá ser de unos 100 años por lo que es una buena inversión para el futuro, opina Hans-Olof Nilsson.

También cree que su casa de climatización inteligente es algo que podría funcionar en un área de casas adosadas.

– Una fila de casas adosadas puede tener un sistema energético común. Todos los componentes que hay aquí se pueden comprar, no hay nada que esté fabricado a medida. [Fuente: Huset som som inte behöver någon el – GÖTEBORGS-POSTEN]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*