Misterioso oso polar cachondeándose en Gotemburgo

¿Se ha convertido en verídico el mito de que los osos polares deambulan por las calles de Suecia? O ¿se ha convertido nuestro país en una parte del Ártico?
Es evidente en todo caso que un un oso polar ha aparecido en un muelle rompeolas del pequeño puerto deportivo de
Klippan* en Gotemburgo.

Isbjörn i Gbg...

¿Cómo llegó allí? GT – Expressen ha resuelto el misterio.

Ha habido durante mucho tiempo pingüinos en Slottsskogen (el bosque del Castillo), pero osos polares no son algo que acostumbramos ver en el entorno/ambiente de Gotemburgo. Ahora puede ser el momento de acostumbrarse, un oso polar que sin explicación ha surgido en Klippan, parece estar aqui para quedarse.

– Estamos embelleciendo la zona. Uno de los rompeolas aparenta tan aburrido. Entonces me encargaron encontrar un oso polar, así que lo hice, dice Björn Lager**, el hombre detrás del misterioso oso polar.

Bjorn es presidente de la asociación empresarial Majorna-Älvsborg (Majorna Älvborgs Företagsförening) y compró el oso polar del artista Peter Skallström de Götene, que entonces lo tenía en su jardín. Anteriormente ha hecho creaciones similares para parques y  centros de atracciones destinados principalmente a familias con niños en vacaciones. La idea es que el rompeolas en el pequeño puerto deportivo de Klippan se pinte completamente de blanco y con ayuda de un poco de espuma de poliestireno se asemeje luego a un témpano de hielo donde el oso polar puede estar de pie.

– Se ha convertido en un tema candente, algo de lo que todo el mundo habla. Los buques cruceros pasan de largo seguro, señalan y dicen: “¡Hostias! !Tienen osos polares en los Países Nórdicos!”, dice Björn Lager.

isbjörn_klippan_Gbg

El oso polar tiene un núcleo de espuma de poliestireno y está construido con plástico duro en su entorno. Mide 2,9 metros de largo y está reforzado con zapatos de hierro de manera que se mantenga firme.

– Alguien opinó que debería yo apañar una foca (säl) que mira adelante en el fondo. Pero esto es suficiente opiné yo, dice Björn Lager.

Espera poder poner lámparas de forma que el oso se pueda ver de noche. Un muelle de madera donde la gente puede sentarse y tomar un café también se construirá y estará listo dentro de un año. [Mystisk isbjörn gäckar Göteborg | GT – Expressen]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*