Prora, el ‘Cancún de Hitler’

Se reconstruye ahora el complejo de bloques nazi de 4,5 km de largo en hotel de lujo

6 plantas, a 4,5 km de largo y con capacidad para 20.000 personas – era el plan de Hitler cuando en la década de 1930 construyó ‘el coloso de Prora’/Colossus of Prora en la isla alemana de Rügen. Ahora ha obtenido el complejo inmobiliario nuevos propietarios, que actualmente reconstruyen el sitio a hotel de lujo y apartamentos llamativos.

prora - metropole-marketing

Antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial permitió Hitler construir una cadena de edificios de 4.5 km de largo y seis pisos de altura en la costa de la isla de Rügen en Alemania. La idea era que fuese un paraíso vacacional, donde 20.000 nazistas podrían pasar las vacaciones al mismo tiempo. Pero el ‘hotel’ nunca tuvo tiempo para ser usado y en gran medida ha estado abandonado desde que fue construido en la década de 1930.

Ahora ha obtenido el complejo de bloques de edificios nuevos propietarios, que planean renovar la propiedad correctamente. Una parte de los bloques se convertirá en hotel de lujo con 400 apartamentos y un gran spa. La otra parte será un complejo residencial privado donde se puede comprar un apartamento desde unos 100 mil euros para arriba.

prora2

El complejo vacacional que Hitler mandó construir bajo el nombre de ‘el coloso Prora’/’Colossus of Prora y fue diseñado por el arquitecto Clemens Koltz.

Se le encomendó la gran tarea de crear un complejo que tuviese capacidad para 20.000 clientes y 10.000 empleados hoteleros – y todas las habitaciones deberían tener vistas al mar. El diseño ganó el Design Grand Prix de 1937 y todas (?) las empresas constructoras alemanas y 9.000 de sus trabajadores participaron en la construcción de la gigantesca construcción de bloques.

Después de la guerra el edificio fue tomado por el ejército soviético, que vació los bloques de todo material útil. Desde la década de 1950 hasta la década de 1990 estuvo la propiedad bajo el control de Alemania Oriental, y en los años 90 se utilizó el edificio como albergue juvenil, museo y galería. En 2010 estuvo claro que un grupo de inversión alemán/austriaco se hizo cargo de la propiedad con planes para una vez más hacer de Prora en un centro turístico. Varias veces se han hecho intentos de demoler parte de los bloques, pero sus bien elaboradas paredes eran difíciles de romper. Se dice incluso hasta que el coloso de 4,5 km de longitud se puede ver desde el espacio.

No es la primera vez que algo de los edificios antiguos del partido nazi se rediseñan a destino para turistas. El Kehlsteinhaus, apodado «el nido del águila», una casa ubicada en el monte Kehlstein, atrajo el año pasado a 30.000 turistas, principalmente de EE.UU. o Gran Bretaña. Otro destino controvertido es el búnker de Hitler Wolfsschanze ubicado al noreste de Polonia. [Fuente: Nu görs 4,5 km långa nazistbygget om till lyxhotell – My home]

Prora,_KdF-Bad_

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*