Una Europa envejeciente se beneficiaría en gran medida de aumentada inmigración

Mobility_Walker.jpg1La población europea envejece. Hoy es poco más de un 5 % de la población de la UE de más de 80 años, pero de aquí a medio siglo aumentará ese porcentaje a más del doble. De cada 4 personas que trabajan hay hoy en la Europa actual 1 jubilado, pero en unas pocas décadas sólo habrá solo 2 personas en edad de trabajar por cada pensionista. Europa se encuentra, lento pero seguro, en camino de comenzar a ‘cojear adelante’ gracias al hecho gratificante de que la gente vive más años.

Es así como aparenta hoy, en una situación en que millones de refugiados desesperados llaman a la puerta cerrada de Europa. Jóvenes, no raramente niños, hasta bebés, huyen de las guerras en el Medio Oriente o de la pobreza en África y si nos fijamos sólo en los datos demográficos en Europa sería la mejor solución en absoluto que estas personas pudiesen inmigrar legalmente a los países europeos que están en necesidad de personas más jóvenes.

Eso es por supuesto sólo una imagen numérica abstracta. Es burdo y en cierto modo egoísta cuando se pone el bien de Europa mucho antes que el sufrimiento de los migrantes.

Desde hace tiempos es la realidad europea además de tal manera que millones y millones de europeos, especialmente los jóvenes, ni siquiera tienen la oportunidad de trabajar debido a la política liberal-conservadora que en todas partes es llevada a cabo por gobiernos sin imaginación. Y el súper alto desempleo hace que muchos sienten que el aumento de la migración hacia los países de Europa haría que la situación empeorara aún más. Aún así es de hecho que a la larga todo el mundo ganaría de una fuerte aumentada inmigración a esta Europa que envejece. Ya ahora es así que el bienestar difícilmente podría funcionar sin la inmigración que se ha producido a por ejemplo Suecia.

Entre 1850 y 1914 se fueron 50 millones de emigrantes europeos a EE.UU.. Más de un millón de ellos eran suecos. Si EE.UU. habiese tenido una frontera terrestre con los países europeos hace un siglo, o un océano más pequeño que el Atlántico separara los continentes entre sí – bien, entonces deberían las terribles escenas que vemos hoy en el Mediterráneo o en Macedonia haber tenido lugar sin duda a lo largo de las fronteras de EE.UU.. Gente angustiada, sin esperanza – hacia un continente donde podrían hacer algo bueno, pero no se les permite hacerlo.

Es una tragedia que la Unión Europea no pueda ponerse de acuerdo en que más países acojan refugiados en la misma escala que Suecia o Alemania. ¿Para qué vamos a tener la UE si este coloso ni siquiera puede manejar este tema crucial? Los gobiernos europeos que dicen no a una mayor acogida de refugiados no sólo son vergonzosamente anti-solidarios. También son chiflados cuando dicen no a un rejuvenecimiento de sus población.

Es un misterio que la perspectiva demográfica sobre el tema de los refugiados no se discuta más y más a menudo se presenten por los líderes políticos. Abre horizontes. Y también puede abrir fronteras. [Ett åldrande Europa skulle vinna på starkt ökad invandring – METRO]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*