Todos empiezan a cansarse de Julian Assange

Julian-Assange-006Acapara mucho espacio, es exigente con la comida “take away”/para llevar, y cuesta a los contribuyentes el equivalente a 130 000 SEK al día.

Ahora se reporta que tanto Ecuador como el Reino Unido se han cansado de Julian Assange, 44.

– Es imposible llevar a cabo diplomacia, dice un diplomático familiarizado con el tema al The Times.

Durante 3 años ha vivido Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres.

Las acusaciones de delitos sexuales y la amenaza de extradición a Suecia hicieron que el fundador de WikiLeaks se refugiase en la embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012. Él no ha abandonado el edificio, ubicado en la exclusiva zona de Knightsbridge, desde entonces.

Ahora dice el británico The Times que el personal de la Embajada ecuatoriana empieza a cansarse de su invitado.

Según el periódico, ha tomado Assange una de las oficinas de la embajada donde puede llevar a cabo sus llamadas de Skype y entrenar en la cinta de correr que fue donada por el director Ken Loach.

Para que Assange tuviese algún lugar para dormir se reconstruyó el retrete de las ‘damas’ a dormitorio. Ecuador también alquila una empresa de seguridad que realiza vigilancia las 24 horas del día dentro de la embajada.

La vigilancia también recibe los pedidos de cenas de Assange, que se hacen a diversos restaurantes en Londres todos los días. Esto, dado que tiene miedo de ser envenenado.

Cuando Assange invita a una fiesta, los invitados, pagan sin embargo ellos mismos la comida y la bebida.

– Es imposible llevar a cabo diplomacia cuando funcionas también como ‘hotel de un solo hombre’, dice un diplomático familiarizado con el tema al The Times.

Pero Julian Assange no sólo debilita la economía de Ecuador. Según el Daily Mail cuesta la vigilancia de la policía británica del edificio de la embajada el equivalente a 130 000 coronas suecas por día.

Si resulta que Assange permanece 5 años más en la embajada habrá costado a los contribuyentes £ 30 millones, cerca de 400 millones de coronas, escribe el Daily Mail. 

Esta semana finalizó el plazo de prescripción de varios de los delitos – inmoralidad sexual y una de coerción ilegal – de los que Assange es sospechoso.

Aún queda la sospecha de violación. El plazo de prescripción de esa acusación finaliza de aquí a 5 años. [Fuente: Uppgift: Alla börjar tröttna på Assange –AFTONBLADET]

[…] La embajada está albergada en un piso de unas 10 habitaciones, pero no tiene patio, lo que hace de la situación aún más claustrofóbica. Assange suele estar despierto hasta eso de las 04.00 de la madrugada y chatea y necesita luego dormir durante el día, y según The Times se queja el personal de que es difícil realizar tareas diplomáticas normales.

Cuando la alarma de incendios sonó hace un tiempo se creyó que era un truco para intentar sacar a Assange de la embajada. Todos salieron corrieron afuera según los planes de evacuación, todos menos Assange y su guardaespaldas “que aparentemente preferieron arriesgar a ser braseados”, escribe el periódico.

Recientemente entregó el embajador inglés en Quito una protesta oficial ya que se considera que el país impide la acción de la justicia, y cuesta a los contribuyentes ingleses grandes sumas de dinero.

Desde que Julian Assange obtuvo protección en la embajada de Ecuador en Londres ha estado un policía haciendo guardis las 24 horas del día, y la factura de ese servicio se dice ya ha llegado a algo más del equivalente a 150 millones de coronas suecas. [”Assange tröttsam gäst för Ecuador” – DAGENS NYHETER]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*