Sarah Attar muestra el camino a seguir a las chavalas sauditas

sarah-Ella se convirtió en la primera mujer en representar a Arabia Saudita en unos Juegos Olímpicos. Para las jóvenes del país se convirtió la 22 añera en una modelo a seguir, para muchos hombres se convirtió en su lugar en un objeto de odio.

En la Jeddah Knowledge International School en Arabia Saudita reparte Sarah Attar, una de las más conocidas estrellas deportivas del país, medallas a los niños que acaban de competir en una carrera de atletismo. Todos los niños reciben un abrazo. Todos son tratados como ganadores, no importa lo rápido que hayan corrido o lo largo que hayan saltado.

La propia repartidora de premios no ha ganado ningún prestigioso trofeo. Ella es en cambio conocida en todo el mundo por haber llegado última en una carrera en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Sarah Attar, estudiante de arte de California*** junto con Wojdan Ali Seraj Abdulrahim Shaherkani (وجدان علي سراج الدين شهرخاني ), que compitió en judo, se convirtieron en 2012 en las primeras mujeres en representar la estrictamente musulmana Arabia Saudita en unos Juegos Olímpicos. Fue sólo después de ‘presiones’ del Comité Olímpico Internacional que Arabia Saudita envió a mujeres a los Juegos Olímpicos en Londres. El país donde las mujeres son excluidas en gran medida del deporte y donde las chavalas no tienen ni siquiera deporte en el programa en la escuela, recibió un ultimátum: Venid con mujeres en el equipo olímpico o quedaos en casa. s_attar Las coacciones han dado resultados. Tres años más tarde, es precisamente entre niños de escuelas como la Jeddah Knowledge International que Sarah Attar se percata de lo importante que fue que compitiese en Londres. Ella recibe coloridamente alegres cartas con corazones pintados y saludos como “Te queremos Sarah” y “Tú eres mi modelo a seguir”.

“Es importante tener a alguien a quien se pueda admirar en el/la que uno/una se reconozca a sí mismo/a”. […]

Sarah Attar fue la última en su carrera de clasificación en los Juegos Olímpicos de Londres con un tiempo que fue de más de 30 segundos detrás de la vencedora. Sin embargo obtuvo impacto mayor que la vencedora. Periódicos de todo el mundo informaron sobre cómo Attar recibió una ovación con los espectadores de pie en el Estadio Olímpico durante la carrera.

– La onda de sonido me empujó hacia adelante, dice ella. Pero la carrera no sólo dio una respuesta positiva. En Arabia Saudita unos cuantos periódicos hicieron caso omiso de informar sobre su carrera. Y en las redes sociales se vio obligada a soportar crudo odio en la red. Un hashtag en Twitter fue “puta de los olímpicos”. A pesar de esto quiere ella competir en los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro el próximo verano.

¿Por qué corres? Eres una chica, deberás quedarte en casa y lavar, no estar fuera en las calles y entrenar para carreras.

Durante su adolescencia fue Kathrine Switzer la ídola de Sarah Attar, la primera mujer en correr el maratón de Boston. Y ella misma quiere seguir siendo un modelo a seguir para las chavalas saudíes. Ignora el odio en la red, o como ella misma lo expresa: – Me concentro en lo positivo. s_attar-- Recientemente visitó Sarah Attar Jedda Running Collective (JRC) que se fundó después de su carrera olímpica. Es el primer ‘colectivo de carreras’ femenino de Arabia Saudita y usa medios sociales para reunir a las mujeres jóvenes que se niegan a aceptar la forma en que se les impide hacer deporte libremente en el país.

Una miembra de la JCR cuenta anónima para Geo sobre cómo las mujeres atletas son sometidas a acosos. – La gente dice: “¿Por qué corres? Eres una chica, tú deberás quedarte en casa y lavar, no estar fuera en las calles y entrenar para carreras, dice la miembro del JCR. No os dejéis engañar por sus largas abayas sin forma, porque debajo de esos grandes ‘trajes’ hay lycra y spandex listos para mostrar a todos los detractores lo que podemos.

Durante los entrenamientos nos gritan hombres a menudo insultos y palabrotas. Según la miembro de JCR ha ayudado la participación olímpica de Attar a otras atletas femeninas a tener fuerzas para continuar, pero también ha inspirado a más mujeres a dirigirse al movimiento deportivo.

– Que Sarah compitiese ante los ojos de todo el mundo fue un momento monumental para las mujeres aquí. Allí y entonces se convirtió en una heroína, alguien cuya foto tienes en tu pared en casa.

En Instagram muestra JCR cómo Sarah Attar ha entrenado carreras con ellas en hijab y abaya. Bajo la imagen habían ella escrito: “No os dejéis engañar por sus largas abayas sin forma, porque debajo de esos grandes ‘trajes’ hay lycra y spandex listos para mostrar a todos los detractores lo que podemos”.

También durante la visita a Jeddah Knowledge International School recibió Sarah Attar una señal de que su carrera tuvo importancia, que les resultará difícil a los detractores en el futuro.

Pronunció un discurso ante 700 chavalas en la escuela y preguntó entonces cuántas de ellas querían ser olímpicas. Todas levantaron la mano. [Sarah Attar visar vägen för saudiska flickor | Geo – Expressen]

s w niqab.jpg1

s_w_))-

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*