Ferrovia Bioceânica (EF-246, EF-354)

Un avión con cinco ingenieros chinos del sector ferroviario y tres representantes del Gobierno brasileño sobrevolaba el día 5 de julio el Parque nacional de la Sierra del Divisor, al oeste del Estado de Acre (noroeste de Brasil, en la frontera con Perú). Visitaban las zonas por donde debe pasar la futura línea de ferrocarril Bioceánica, que unirá a los productores de materias primas brasileños con los consumidores asiáticos a través de Perú. Sin saberlo, allí abajo, indígenas de la etnia Nawa mantenían rehenes a cuatro funcionarios públicos federales en un nuevo episodio de una batalla que ya dura más de diez años.

ferroviatransoceánica3

El vuelo era el final de un largo viaje iniciado diez días antes en Brasilia. Enviados por la China Railway Eryuan Engineering Group, y acompañados por representantes de dos empresas estatales vinculadas al Ministério de Transportes do Brasil, la EPL (www.epl.gov.br/) y la VALEC, los chinos recorrieron los 3.500 kilómetros que separan Campinorte (en la provincia de Goiás) de Boqueirão da Esperança, poblado de Cruzeiro do Sul, último punto del territorio brasileño que los raíles tocarán.

Aparcado desde 2008, el proyecto de ferrocarril retomó el aliento en mayo de este año, durante la visita del primer ministro de China, Li Keqiang, Cuando Brasil, Perú y China firmaron un acuerdo previo. Con la garantía del dinero chino para la inversión, la presidenta brasileña del Partido de los Trabajadores (PT) Dilma Rousseff  lo incluyó en el paquete de concesiones de 200.000 millones de reales (unos 60.000 millones de dólares) anunciado el pasado mes. Del presupuesto total, 40.000 millones irán para el proyecto Bioceánica***. De los cuatro trechos previstos para la obra, el único que no salió del punto muerto fue el de Acre, bastante complejo especialmente cerca de Boqueirão da Esperança, probablemente el trecho más virgen de los que atravesará el futuro tren.

En esta zona rural, el proyecto prevé que los raíles pasen dentro de una zona de preservación ambiental con formaciones rocosas impactantes y cerca de tres tierras indígenas ya demarcadas y otra en disputa. La obra pasará también por áreas vecinas a un subsuelo rico en petróleo, objetivo de un proceso jurídico del Ministerio Público Federal (MPF) y por una vasta región prácticamente abandonada por el control gubernamental donde actúan grupos criminales. “Son frecuentes los relatos de invasiones [a las áreas indígenas y de conservación] por grupos envueltos en la extracción ilegal de madera, con el tráfico de drogas y con la caza furtiva”, relata el procurador Thiago Pinheiro Correa, del MPF local.

NAWA2--

Los Nawa (Náua) forman parte de la tierra indígena en disputa. Al secuestrar a los funcionarios de la Fundação Nacional do Índio (FUNAI) y del ICMbio (órgano responsable de las unidades de conservación brasileñas), exigían acelerar la demarcación de sus cuatro aldeas. El proceso se arrastra en la Justicia desde hace más de diez años ya que el área colindante al Parque Nacional sobrevolado por los chinos es una zona de conservación con casi 850.000 hectáreas. […]

NAWA

“El ICMbio está contra la demarcación porque es un área de reserva ambiental. Ellos quieren que salgamos. No podemos ni plantar porque somos multados”, cuenta una de las líderes de la etnia, Lucila da Costa Moreira. Los funcionarios mantenidos como rehenes acabaron siendo liberados el día 21, después de la promesa de que se llevará a cabo una reunión con el Gobierno Federal para tratar el asunto. […] [Un ferrocarril chino amenaza áreas vírgenes del noroeste de Brasil – EL PAÍS]

**’ Ferrovia Transoceânica (litoral norte do Rio de Janeiro a malha ferroviária do Perú passando pelas cidades de Uruaçu (GO), Vilhena (RO), Porto Velho (RO), Rio Branco (AC), Cruzeiro do Sul (AC) e Boqueirão da Esperança (Fronteira Brasil-Peru). Para abrir o mapa numa nova janela faz clique aqui.

EF 354 – Ferrovia Transcontinental, que partirá do Litoral Norte Fluminense e passará por Muriaé, Ipatinga e Paracatu, em Minas Gerais; por Brasília, no Distrito Federal, por Uruaçu, em Goiás; por Água Boa, Cocalinho, Ribeirão Cascalheira e Lucas do Rio Verde, em Mato Grosso; Vilhena e Porto Velho, em Rondônia; e Rio Branco e Cruzeiro do Sul, no Acre, até chegar à localidade de Boqueirão da Esperança, na fronteira Brasil-Peru. A Transcontinental terá, após concluída, um percurso de 4.400 km.

Ferrovía Transcontinental

Corredor Ferroviario Bioceánico Paraguay from IIRSA on Vimeo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*