CRISIS GRIEGA: “Nos hemos convertido en un país en vías de desarrollo en medio de la UE”

FOCUS -cover-februar-2010.jpg-Disminución de salarios, recortes de pensiones y creciente pobreza ‘engordan’ el lado NO ante el referendo en Grecia. Crisis reina sobre todo en la asistencia sanitaria – con varios millones de griegos que ya no están asegurados.

Las madres vienen con sus niños en busca de ayuda y no tienen miedo de plantear exigencias. Los hombres vienen sólo cuando es inevitable, muchas veces demasiado tarde.

– Y así están allí sentados y sólo se mantienen en silencio. Se puede ver en sus ojos que se avergüenzan, dice Revekka Tzanetea médica de la organización de ayuda humanitaria Médicos del Mundo (MDM).

Durante tres años, trabaja ella en la clínica del MDM en Perama, una pequeña ciudad 15 kilómetros al oeste de Atenas con 25 000 habitantes, gigantesco desempleo y comedores de beneficencia en la iglesia ortodoxa.

Revekka Tzanetea es una de sólo tres empleados. Los otros 48 trabajan voluntariamente. Vienen un par de horas a la semana – médicos en grandes hospitales estatales, farmacéuticos, psiquiatras y enfermeras que sacrifican su tiempo libre.

La clínica en Perama es una de más de 400 iniciativas de cuidado de la salud en toda Grecia que trata desesperadamente de detener los agujeros en una colapsante asistencia pública sanitaria.

Después de cinco años de crisis y recortes en el sector público es el cuidado de la salud uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Desde 2010, la financiación de los 140 hospitales públicos se ha reducido a la mitad. Durante los primeros cuatro meses cayó en un 94 por ciento – y ahora está el sistema prácticamente parado.

Göttin_Viktoria_auf_---Los hospitales están saturados. Hay falta de medicamentos. El Estado debe a las compañías farmacéuticas 1.100.000.000 euros pero no tiene dinero. Y la asistencia de salud mental no tiene ninguna posibilidad en el mundo de atender a la creciente cantidad de pacientes que sufren de depresión o pensamientos suicidas.

Cuando las políticas de austeridad fueron introducidas en 2011 aumentó el número de suicidios en un 35 por ciento y ahora se mantienen en este nivel, argumentó a principios de año un estudio publicado en el British Medical Journal. La causa principal, según el informe, es el sentimiento de desesperanza.

– Es cierto. Nos encontramos con más y más personas que han perdido toda esperanza y se sienten impotentes, dice Eleni Chronopoulou quien es trabajadora social de la clínica en Perama.

La realidad, cuenta ella, es desempleo, pobreza, violencia en las familias y desesperación profunda.

– Tenemos tres escuelas que visitamos. Muchos de los niños están desnutridos y no pueden concentrarse. Sus padres buscan alimentos en los basureros.

– Los niños son quienes más sufren. No dicen nada. No exigen nada. Porque saben que no hay dinero.

En la sala de espera se encuentran esta mañana en su  mayoría madres con hijos. Katherina Monraki ha venido a buscar un cochecito para el nieto del que ella cuida, mientras que la hija durante unas pocas semanas trabaja en una de las islas turísticas griegas.

– Es el único ingreso que tenemos, dice ella.

En la habitación contigua trabaja la dentista Vasiliki Lasithiotaki. Ella acaba de extraer un relleno de un diente que no ha visto un dentista en años.

– Yo arreglo con carácter provisional, dice ella a Fato Mukai quien está tumbado en el sillón dental, mientras que las hijas Irini y Andreani agarran su mano.

– Puedes volver cuando tengamos todo lo que se necesita para un nuevo relleno.

Como el resto de las organizaciones de ayuda son Médicos del Mundo dependientes de donaciones y medicamentos que las personas de toda Europa envían. Pero a menudo no es suficiente. Y entonces es solo esperar.

En el sistema de salud pública es más fácil de conseguir medicamentos. Pero allí deben los propios pacientes contribuir con un 25 por ciento, un enorme costo para muchos que ni siquiera saben cómo van a conseguir comida para el día.

En Grecia viven hoy 2,5 millones de griegos por debajo del umbral de pobreza relativa, según una investigación parlamentaria del año pasado. Unos 3,8 millones más están peligrosamente cerca y corren riesgo agudo de deslizarse hacia abajo por debajo del límite de 665 euros por persona.

Cuántos son los que han sido expulsados ​​del seguro de salud, existen diferentes datos, que van todo desde más de 1 millón a 3 millones.

El desempleo es de aproximadamente un 26 por ciento. Y el que ha estado sin trabajo durante más de un año pierde su beneficio de desempleo. De allí no está lejos a no poder pagar los impuestos u otros honorarios estatales – y entonces se acaba el seguro.

– Ahora obtenemos el recibo de los recortes, dice el médico Giorgos Vichas, con quien nos reunimos hace unos meses en la clínica Hellenikon, administrada por médicos y personal sanitario voluntarios.

La malaria ha llegado de nuevo a Grecia, dice. Los casos de tuberculosis se han duplicado en poco tiempo, y explota el VIH.

Nos hemos convertido en un país en vías de desarrollo  en medio de la UE, critica.

Para el primer ministro Alexis Tsipras y el partido de izquierda radical Syriza es esto es una consecuencia de políticas de ahorro fracasadas que han sido dictadas por el BCE, la UE y el FMI. Insta por ello a los griegos a votar contra el referendo de este fin de semana en el que los votantes tienen la oportunidad de aceptar o rechazar las demandas de los prestamistas de ahorro a cambio de miles de millones de euros en subvenciones.

– Las políticas de ahorro han sido como una bomba atómica dirigida a la atención de salud, tronó la semana pasada en el Parlamento y se comprometió a contratar a 4.500 nuevos médicos especialistas y eliminar la cuota de paciente de 5 euros.

El mensaje será bien recibido probalemente por muchos de los más angustiados ‘que se aferran a cada paja’. Del mismo modo, la decisión de introducir cheques de alimentos y electricidad gratuita para los más pobres de los pobres. Pero significa que apoyarán la nínea NO de Tsipras este domingo?

Muchos creen que la sensación de que no puede volverse la situación peor, ni siquiera si Grecia sale del euro, darán al lado “no” una mayoría. Pero la trabajadora social Eleni Chronopoulou es escéptica.

Las personas aquí han dejado de plantear exigencias, han dejado de luchar y dejado de esperar.

La pregunta es si ni siquiera votarán. [Vi har blivit ett u-land mitt i EU” | SvD – Svenska Dagbladet]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*