Una democracia no deberá tener rey

KronaFORMA DE GOBIERNO. Monarquía y democracia no cuajan. Es hora de introducir una república, ‘escribe la escritora’ de ‘cartas de los lectores’.

Soy nacida y crecida en una república. Para mí significa república que todas las personas tienen el mismo valor**.

Suecia es en muchos aspectos un buen país, pero cuando se trata de monarquía, donde uno nace en una posición y una vida privilegiada, se ha apartado de las reglas de la democracia.

Los niños de la realeza no sólo tienen privilegios, también tienen muchas reglamentos antiguos que deben seguir. Sus hijos no tienen la libertad de elegir religión o con quién casarse. Es posible casarse con un católico, pero con un musulmán, no, ahí va el límite. Estelle a está obligada a estar sentada en una jaula de oro y participar en una telenovela, pero quién le preguntó?.

En las últimas semanas SVT (Sveriges Television, «Televisión Sueca», la empresa de televisión pública de Suecia) se ha dedicado a la adoración de la monarquía. Tilde de Paula ha hecho su peor “entrevista”. Los periódicos y noticieros han dedicado páginas y páginas a esta histeria. Gente del todo inteligente en mi círculo de amistades ha discutido el traje de boda de dos para ellos desconocidos.

Lo casi lo más doloroso que he visto fue cuando una comadrona del hospital de Danderyd, en una emisión de noticias dijo, y ella no bromeaba, “es evidente que se sentía muy especial, creo que tiene la barbilla de Chris“. Una cree que ha aterrizado en medio de una parodia, pero no, era las noticias de SVT, donde se hablaba de un parto*.

Desde la infancia muchos escuchan que hay un rey y una reina en Suecia, como en los cuentos de hadas. Finalmente, se vuelve eso en normal. En Suecia no son todos iguales ante la ley  mientras mantengamos la monarquía. Liisa. [METRO, edición impresa, INSÄNDARE (Cartas de los Lectores) / 2015-06-26 / “EN DEMOKRATI SKA INTE HA EN KUNG”]

* Prinsessan Madeleine har fått en son – Nyheter | SVT.se

** [El principio de igualdad ante la ley o igualdad legal es el que establece que todos los seres humanos son iguales ante la ley, sin que existan privilegios ni prerrogativas de sangre o títulos nobiliarios. Es un principio esencial de la democracia. El principio de igualdad ante la ley es incompatible con sistemas legales de dominación como la esclavitud, la servidumbre, el colonialismo o la desigualdad por sexo o religión.[Igualdad ante la ley]]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*