TETIAROA: El sueño de Marlon Brando se disipó en la arena

En la década de 1960 adquirió Marlon Brando un contrato de arrendamiento por 99 años del grupo de islotes Tetiaroa en el Pacífico Sur. Aquí iría él a construir su paraíso, una comunidad ecológica simple, un lugar de encuentro para científicos del medio ambiente y artistas. El sueño se hizo añicos, el actor nunca llegó a crear su utopía, y en los islotes ha sido la explotación inexistente. Hasta ahora.

El atolón es una joya en el mar. Tan hermoso, tan vibrante de color, de sueños. La visión toca algo primordial, algo que quizá ha visto uno en la imaginación.

Los 13 islotes coralinos de Tetiaroa cubiertos de palmeras, islote = ”motu” en tongano, rodean una laguna que brilla en “más tonos de azul que yo pensaba que era posible”, como Marlon Brando lo definió. Aquí, a 42 km al norte de Tahití en la Polinesia Francesa, quería el gran actor crear un Edén, pero el sueno paradisíaco llegó a convertirse en tragedia.

Su nombre ondea todavía sobre la isla. Después de años de retrasos, abrió The Brando hace un par de meses, un resort de lujo con sello ecológico para gente que no necesita preguntar por el precio.

Se trara de 35 villas en tamaños entre 96 y 246 metros cuadrados, dos bares, varios restaurantes, un spa y una biblioteca. El menú del comedor “Fine dining” está compuesto por Guy Martin del Gran Vefour en París, de dos estrellas Michelín, y la bodega de vinos es de clase mundial.

TETIAROA_01

Hace ahora casi 10 años desde mi última visita a este lugar y el entonces hotel sin pretensiones Tetiaroa Village. Al caer la tarde se reunía la gente en el Dirty Old Bob’s Bar en la playa, llamado así por el nombre de un compañero de trabajo de Marlon. El bar existe aún pero después de la apertura del hotel de lujo han borrado eso de “Dirty Old”.

Entonces estaba  la laguna llena de peces, también había rayas y pequeños tiburones. Caminábamos a lo largo de playas desiertas, bordeadas de cocoteros y árboles casuarinas, en Motu Tahuna Iti eran los enjambres de charranes y fragatas abrumadores. Y por la noche el cielo vertiginoso. Brando escribió sobre él en su autobiografía sobre cómo él estaba acostado desnudo en la playa y se perdía en las profundidades cristalinas.

THE_BRANDO

Aquella vez era el hijo del actor, Teihotu Brando, supervisor y bebía cerveza con los clientes en el bar de la playa. Era una copia ‘más oscura’ de su padre como jóven y habló sobre cómo era ver a sus padres en “Rebelión a bordo“, la película que fue el origen de los años tanto felices como desastrosos de su padre en el Pacífico Sur.

Teihotu también trabaja para el nuevo hotel, pero ahora es un tiempo completamente diferente en Tetiaroa. Los paneles solares, energía undimotriz, energía eólica, biocombustibles de aceite de coco, plantas desalinizadoras y avanzada tecnología para operar el aire acondicionado con agua de mar desde grandes profundidades.

TETIAROA-

≈ 2900 € por noche
El precio normal de una villa en The Brando para una o dos personas es de unos 2.900 euros por día, una villa para una a cuatro personas cuesta alrededor de 5.800 euros por día. La estancia mínima es de tres días. El precio incluye todas las comidas y bebidas (extra para ciertas marcas de prestigio), excursiones, spa, equipo de deportes de agua, etcétera.
El atolón es traficado por su propia compañía aérea
Air Tetiaroa con 2 aviones 8 plazas Britten-Norman que  despegan de su propia terminal en el Aeropuerto Internacional Fa’a’ā de Tahití. Billete de ida y vuelta cuesta unos 480 euros, el tiempo de vuelo es de 20 minutos.

TARIFAS TEMPORADA BAJA (1 abril 2015 hasta 30 junio 2015 // 1 nov 2015 a 20 dic 2015 // 4 enero 2016 hasta 31 marzo 2016)

  • Villa 1 dormitorio:1 o 2 huéspedes Euro (€) 2400 // Uso individual Euro (€) 2000
  • Villa 2 dormitorios: 1 a 4 huéspedes Euro (€) 4800
  • Villa 3 dormitorios:  1-6 huéspedes Euro (€) 7200

TARIFAS TEMPORADA ALTA (1 octubre 2014 hasta 31 marzo 2015 // 1 julio 2015 hasta 31 octubre 2015 // 21 dic 2015 a 3 en 2016)

  • Villa 1 dormitorio: 1 o 2 huéspedes Euro (€) 3000 // Uso individual Euro (€) 2500
  • Villa 2 dormitorios: 1 a 4 huéspedes Euro (€) 6000
  • Villa de 3 dormitorios: 1-6 huéspedes Euro (€) 9000
  • Las tarifas son por villa, por noche. Para reservas realizadas a partir de abril 1, 2015 la estancia mínima es de dos noches consecutivas. Todas las tarifas están excluídas de impuestos y cargos por servicio (14%, sujeto a cambios sin previo aviso). 

The Brando se dice hace realidad la visión de Marlon Brando de Tetiaroa, pero hay una gran diferencia de opiniones acerca de lo que él hubiera pensado en lo que se ha convertido de su tropical utopía.

Fue durante el rodaje de “Rebelión a bordo” en la Polinesia Francesa en 1962 que él descubrió los encantadores islotes coralinos de Tetiaroa, y que por enredados caminos pudo firmar un contrato de arrendamiento de 99 años.

TETIAROA---

Brando amaba la vida en Tahití. Vivía en una casa alquilada vecino con el etnógrafo sueco Beng Danielsson, que podrían atestiguar de constantes festejos y llegada de autobuses cargados con chavalas. “Para un hombre jóven que iba allá su pito indicaba, era maravilloso”, escribió Brando en su autobiografía.

A principios de la década de 1970, Brando comenzó una colaboración con el arquitecto Bernard Judge para desarrollar Tetiaroa. Se imaginaban una pequeña comunidad autosuficiente en torno a un hotel sencillo, con un mínimo impacto ambiental. Brando tenía planes grandiosos, la isla se convertiría en un lugar de encuentro para científicos del medio ambiente y artistas, pero las ideas eran castillos en el aire, y en 1983 fue devastado Tetiaroa Village por un huracán. Cuando fue reconstruido, Bernard Judge no fue admitido, lo que describe con tristeza en su libro “Waltzing con Brando”.

TETIAROA

El preludio del Tetiaroa actual fue una historia oscura y dolorosa para la familia de Brando.

La ‘media hermana’ Cheyenne y Christian tenían problema de drogas, y cuando su hijo visitó a su padre en 1990 en su residencia familiar de Mulholland Drive en Los Ángeles se derrumbó todo. En la casa también se encontraba Cheyenne embarazada y su novio de Tahití, una pelea degeneró y Christian disparó al novio de Cheyenne a muerte. Fue condenado a 10 años de prisión, las fotos de él y el sobrepesado padre llorando se difundieron por el mundo. (Cheyenne se suicidó cinco años más tarde.)

A causa de amenazantes disputas legales en Tahití nunca más visitó Brando su atolón y cuando murió a los 80 años en 2004 se vendieron los derechos para construir el nuevo hotel de lujo mediante el reparto de su patrimonio al contratista Richard Bailey. Brando había discutido previamente los planes de hotel con él, pero las opiniones entre los sobrevivientes acerca de las visiones de Marlon para su atolón difieren.

Así que la historia detrás de The Brando es a la vez un cuento de hadas y una canción triste, sobre el sueño de una exención de la oscuridad y la alarma del mundo y la colisión con la destructiva realidad. El paraíso se encuentra como siempre ubicado fuera de alcance.

[Fuente: “Brandos livsdröm blev till sand”/edición impresa METRO Göteborg 2015-05-08]

brando- -

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*