Los granos milenarios vuelven al menú

Ancient Grains Fueron clave en el desarrollo alimentario de civilizaciones antiguas hasta que dejaron de consumirse. Ahora se han puesto de moda y están volviendo a ser parte de la dieta de mucha gente. Sus beneficios nutricionales y cómo incorporarlos a la mesa familiar.

En tiempos de veganos, vegetarianos, naturistas y otras tantas variables, la incorporación de granos al menú es un aporte fundamental. Son frutos de ricos aportes que se han usado desde la antigüedad y que aún para aquellos que no siguen dietas específicas pueden ser una muy recomendable opción nutritiva. 

En un reciente informe de la BBC se menciona que los últimos cinco años en Estados Unidos ha habido una explosión en la popularidad de los llamados “granos antiguos” cultivados desde hace miles de años. De ellos se destaca que poseen más vitaminas, minerales, fibras y proteínas que el trigo moderno, y que rara vez son consumidos en su forma procesada.

Cynthia Harriman, directora de alimentos y estrategias nutricionales de Whole Grain Council, una ONG estadounidense dedicada a la promoción de la alimentación saludable y el consumo de cereales, dijo a ese medio que “encajan con nuestro deseo de encontrar una súper comida, una bala mágica que deberíamos comer”.

En Argentina algunos de estos granos también se han puesto de moda, como la quinoa o el amaranto; otros se usan desde hace tiempo pero no como parte del menú diario, tal el caso de la cebada (con la que se elabora la cerveza), el mijo o el sorgo, que se cultivan pero están mayormente destinados a la alimentación del ganado; el resto son prácticamente desconocidos para la mayoría, como el alforfón, el teff o el arroz salvaje.  […] [Los granos milenarios vuelven al menú – Los Andes Diario]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*