Enormes desigualdades en Namibia tras 25 años desde su independencia

NAMIBIA_-_MAUNDOTEKA25 años después de la independencia se habla de Namibia como uno de los países más prósperos de África. Pero enormes desigualdades persisten en el país africano que finalmente se liberó del colonialismo. Los jóvenes quieren ver un cambio.

– Ahí se encontraban los ‘campos de concentración’ alemanes, dice Rickey Tjijenda y señala sobre la ciudad desde un mirador situado en lo alto de la capital, Windhoek.

Él fue uno de los primeros negros que iniciaron un empresa turística en la ciudad, y además uno de los pocos que se han mudado de vuelta a ”The Old Location”, como se llama el centro. Durante la infancia de la década de 1960 fue deportado como cualquier otro negro a Katutura ** , un así llamado “township”/municipio de negros en barrios étnicos – un suburbio, en este caso de Windhoek, que fue creado durante la era del apartheid. Aquí él ayuda a jóvenes emprendedores que tanteando han comenzado a trabajar con el turismo.

– El desempleo es el legado del apartheid. Nosotros los negros no fuimos estimulados a la iniciativa empresarial o a ser creativos, dice.

25 años después de la independencia es Namibia un nuevo imán turístico y considerado como uno de los países más estables de África. Pero detrás de los números optimistas se oculta una desigualdad generalizada. El 60 por ciento de los namibios vive en zonas rurales, donde pocos tienen acceso al agua, la educación y un transporte público que funcione. Al mismo tiempo posee un pequeño grupo grandes extensiones de tierras.

– Es importante entender que Namibia ha heredado muchos problemas estructurales. Es desigual en todos los sentidos aquí, cuando se trata de posibilidades de enseñanza, de propiedad y de ingresos, dice Iina Soiri, experta en el tema de Namibia y jefa del Instituto Nórdico de África en Uppsala.

La cuestión de la tierra y de la vivienda es cada vez más significativa. Para los namibios de hoy es casi imposible entrar en el mercado de la vivienda. Ni siquiera la clase media tiene medios de comprar un hogar con los ‘sobrecalentados’ precios.

– No podemos solo coger de vuelta/quitar/apropiarnos de los que lo tienen todo. Sin embargo, una familia media blanca debe pensar si realmente necesitan tres casas, dice Naita Hishoono, jefa del Instituto de Namibia para la Democracia.

La generación nacida después de la independencia es impaciente y quiere cambios. A principios de marzo entregaron miles de activistas de la organización Affirmative repossession coordinadas solicitudes masivas sobre la toma de posesión y la redistribución de tierras.

– Lo que es interesante es que utilizan medios legales para cambiar, dice Iina Soiri.

El gobierno tiene que empezar a mantener el control del mercado de la vivienda no regulado, dice Naita Hishoono. Un tema crucial es si los políticos deciden invertir el dinero de las principales fuentes de ingresos – exportación de uranio y diamantes – en cambios sociales. Se necesita para ofrecer más educación y creación de empleo en nuevos sectores, más intensivos en mano de obra.

Las mujeres del país han sido las más duramente afectadas por la desigualdad de condiciones, según Naita Hishoono. A menudo llevan la carga más pesada en el hogar y tienen la responsabilidad de los niños. Pero tal vez vayan los políticos que prestan juramento el 21 de marzo, el Día de la Independencia, a hacerse cargo de las desigualdades del país, espera Naita Hishono.

– Ahora vamos a tener un 50% de mujeres en el parlamento. Espero que vaya a cambiar la situación. [Enorma orättvisor i 25-åriga Namibia – SVENSKA DAGBLADET]

Bisbocci Abroad -  Katutura, Namibia

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*