Caza de dinero caracteriza la vida de los cubanos

La vida a la sombra de la revolución

A la espera de la salida. El régimen en Cuba ya no puede sustentar a la población.

Cuba--.jpg1La sombra de la Revolución descansa aún sobre Cuba. Pero el régimen comunista ha perdido el control sobre la economía y la vida de los cubanos está marcada por la búsqueda constante de dinero. ¿Qué va a significar el descongelamiento con Estados Unidos? El rotativo Dagens Nyheter recorrió por la isla los pasos de Fidel Castro para obtener respuestas.

– La 72 añera Lydia González se inclina sobre la cerca del cementerio de Santiago de Cuba y señala.

– Es allí donde debe estar.

Susurra discretamente para que no la oigan los guardias en el cementerio. Todavía hoy es un secreto de Estado dónde Fidel Castro será enterrado.

– Sólo unas baldosas de piedra deben ser mudadas. La tumba está preparada, continúa ella.

Un guardia pasa de largo y Lydia señala el monumento donde descansa José Martí, conocido como el «padre de la patria cubana». Una ‘capilla en piedra’ (Mausoleo a José Martí) se eleva como una torre medieval en el cementerio. Cada media hora se lleva a cabo el relevo.

– Él quiere yacer junto al «padre de la patria cubana», dice Lydia.

Un grupo de turistas llegan al Cementerio Santa Ifigenia (Santiago de Cuba), donde los guerrilleros caídos de la Revolución descansan y donde hay un monumento a los soldados cubanos que murieron en las guerras en África. Cada media hora se lleva a cabo la ceremonia del cambio de la guardia que honra a los héroes de la nación. Cómo el desfile cambiará cuando Fidel Castro muera nadie lo sabe pero se supone será  algo pomposo. El municipio está ya en marcha construyendo una ‘avenida de desfile’ de la Plaza de la Revolución en el centro al cementerio ubicado a las afueras de la ciudad. Lo único que falta son los últimos 500 metros que pasan por una zona residencial.

– El municipio desalojará por la fuerza a familias y demolerá las casas, dice Lydia Gonzales.

cuba - transporte públicoLos rumores de la inminente muerte de Fidel Castro se han disparado en el momento en que él no se dio a ver cuando EE.UU. liberó a los tres espías cubanos condenados a cadena perpetua a finales del año pasado. Desde que los espías fueron arrestados en Miami en 1998, su puesta en libertad ha sido una de las preocupaciones de Fidel y toda Cuba está empapelada con propaganda de Los Cinco, como son llamados los espías. Muchos creen que el 88-añero ‘padre de la revolución’ estaba tan enfermo que no pudo verlos. Ha transcurrido más de un año desde que fuese visto públicamente y en la última foto que le tomaron a principios de febrero de este año aparentaba muy demacrado.

– Sinceramente, no sé qué pensar. Puede morir cualquier día, dice Lydia Gonzáles.

Mucha gente piensa que la muerte de Fidel Castro va a transformar Cuba, pero el cambio ya ha comenzado. Ya no hay nadie que se sustente únicamente con el salario estatal o con la “libreta de racionamiento”. Para sobrevivir están obligados los cubanos a hacer negocios en el mercado negro o currar en el sector privado que se está extendiendo rápidamente por toda la isla. El régimen hace la vista gorda porque sabe que ya no puede sustentar a la población.

Cuando cesó la financiación del comunismo en Cuba por parte de la Unión Soviética se redujo la economía en un 40 por ciento y el país entró en el “período especial”. Reinaba escasez de alimentos y una gran parte de la población se encontraba desnutrida. Algunos incluso perdieron la vista y se extendieron los rumores de que la CIA había propagado un veneno sobre la isla que causó ceguera a la población. Sólo cuando el médico e investigador sueco Hans Rosling llegó a Cuba, descubrió que eran la falta de vitaminas y proteínas las que estaban detrás de los daños y pérdida de la visión.

La salvación se produjo cuando Chávez asumió el poder en Venezuela en 1999. Chávez inició una colaboración con Cuba que significó que obtuvo ayuda en construir su servicio de seguridad y a cambio dio petróleo a Cuba. Médicos cubanos fueron colocados en centros de salud de Venezuela y Cuba recibió aún más petróleo que el régimen podía comerciar con el mercado mundial. De esta manetra pudo Cuba tener acceso a divisas y la bancarrota pudo ser evitada. Pero cuando los precios mundiales del petróleo se redujeron a la mitad el año pasado desapareció también ese apoyo. Venezuela ya no dispone de medios para financiar el sistema económico de Cuba. Una vez más el régimen se encontraba solo. Es a la luz de ese cambio que se deberá ver el restablecimiento de las relaciones bilaterales entre La Habana y EE.UU..

Scuba-1antiago de Cuba se encuentra en la esquina oriental de Cuba y es la segunda ciudad más grande del país con un millón de habitantes. Fue aquí donde Fidel Castro proclamó el triunfo de la revolución en el balcón del Ayuntamiento en el Parque Céspedes el 1 de enero de 1959. Desde entonces, Santiago de Cuba ha sido la ciudad más revolucionaria del país y la que se ha considerado la más adecuada del cuidado de los restos de Fidel Castro. Un coche clásico estadounidense pasa tambaleando por el aparcamiento del cementerio y el conductor se pregunta si quiero un viaje de regreso al centro. Cuesta el equivalente a 35 coronas suecas. Es un cuarto del sueldo mensual para un cubano.

Él abre la puerta desvencijada de un Plymouth azul de 1954, que alquila de su hermano.

– Sustento a dos familias con él, dice Raúl Ferrer, de 55 años, y sonríe.

Cuando tenía diecinueve años se alistó a las brigadas de trabajo y cortó caña de azúcar en un loco proyecto que transformó toda la isla en una sola plantación de caña. El proyecto fracasó y hoy en día está Cuba obligada a importar azúcar de Colombia. Como agradecimiento por la ayuda recibió Raúl Ferrer aún así una casa del estado en la que su familia todavía vive.

– No me quejo. Lo tenemos bien. Pero para mis hijos no hay futuro, dice.

El hijo mayor de Raúl Ferrer tiene 27 años y trabaja como médico en las zonas rurales. Su sueño es trabajar en el extranjero y tener su salario pagado en moneda “dura” ($, €, etc.). El hijo más joven tiene 19 años y está estudiando un curso estatal de cocinero. Él sueña con conseguir un trabajo en un restaurante de hotel.

– Entonces también obtendrá acceso a la moneda “dura”, dice el padre y frena frente a su casa.

Va a repostar gasolina que guarda en el trastero de la cocina.

La falta de dinero es lo que hace la vida más difícil para la población de Cuba. Un salario mensual normal es de 140 coronas (~ 15 €). Mientras la Unión Soviética podía ayudar con lo que faltaba no había mayores problemas. Cupones de todo (a través de la llamada Libreta de Abastecimiento), desde comida y ropa a bombillas y materiales de construcción cubrían la deficiencia. Pero ahora cuando el Estado ya no tiene medios de subsidiar los artículos, la vida se ha vuelto difícil. La ración mensual de hoy es 2 kg de arroz, 200 gramos de alubias, 2 kg de azúcar, 5 huevos, 120 gramos de café, medio kilo de pollo y dos decilitros de aceite de oliva por persona.

No es suficiente, y por eso todos los cubanos están obligados a ganar dinero por otro lado. La situación se complica aún más por el hecho de que desde hace varios años existen monedas paralelas.

La última moneda, el peso cubano convertible, está vinculada al dólar y está valorada 25 veces más que el peso cubano normal. Lo injusto es que la mayoría de las tiendas y restaurantes cobran en el peso convertible, pero el Estado paga el salario en el peso normal.

El hijo del conductor de 19 años sale a la calle y ayuda a su padre a llenar el tanque con gasolina comprada en el mercado negro. El hijo tiene un nuevo par de zapatillas Adidas que valen cinco sueldos estatales.

– Mi padre me las compró cuando la madre falleció el año pasado. Él gana bien conduciendo a turistas en su ‘carro americano’, dice el hijo.

Conducir taxi es uno de los trabajos más rentables en Cuba.

Ningún coche en las carreteras

El día después recojo un coche de alquiler y comienzo mi viaje a través del país. Voy a elegir el mismo camino que Fidel Castro tomó cuando hizo su marcha de victoria a través del país para llegar a La Habana. Lo primero que me llama la atención es que no me encuentro con ningún vehículo. Todo el campo rural está vacío de coches.

Cuba_2– Todos los que tienen un coche lo han conducido a La Habana, donde trabajan conduciendo a los turistas, dice una ‘autoestopista que recojo.

Su nombre es Iris y va a ir a la ciudad de Camagüey para recoger una caja de cartón que contiene carretes de hilo de coser que ella va a vender en el mercado negro. Una amiga de ella trabaja en un almacén estatal en el que puede mangar una caja que contiene carretes de hilo por semana sin que nadie se entere.

– Es mi única oportunidad de ganar dinero. Soy fisioterapeuta, pero solo da el salario normal estatal que no es suficiente para nada, dice Iris de 33 años.

Conducimos a través de ciudades en las zonas rurales donde el transporte público se encuentra reemplazado por el caballo y el carro. Con la perspectiva de país desarrollado se siente como conducir en la década de 1920. Lo único que se oye son las pisadas de las pezuñas del caballo sobre el asfalto. Nada de escapes (emisiones contaminantes de coches), nada de toques de bocinas.

La escasez de autobuses y combustible han hecho difícil el viajar entre las ciudades. La única posibilidad es la de hacer dedo con turistas o subirse a la caja de uno de los viejos camiones militares soviéticos diesel reconstruidos. Hasta sesenta personas por vez se apretujan de pie. Para que nadie salga volando cuando el conductor frena se han soldado paredes de chapa alrededor de la caja.

– Los camiones son llamados “cementerios colectivos”, dice Iris.

Con eso se quiere decir “cementerios rodantes”. Es suficiente con que el conductor frene reflexivamente debido a un perro callejero para que alguien en la caja vaya a matarse.

Unidad Territorial de Investigación Criminal y Operaciones,  Policía Nacional RevolucionariaDespués de cinco horas en la carretera llena de baches, llegamos a la tercera ciudad más grande de Cuba, Camagüey. Aquí tiene la oposición su bastión más fuerte y Fidel Castro nunca se ha arriesgado a tener un Discurso del Primero de Mayo aquí. La última vez que visitó la ciudad fue en 1989. Muchos de los habitantes son descendientes de españoles que poseían grandes fincas antes de que estallara la revolución. Parte de las fincas rurales han sobrevivido al comunismo y se encuentran de nuevo en propiedad privada. Esto hace que sea posible obtener tanto leche como queso y carne en Camagüey.

No es así en la revolucionaria Santiago de Cuba, donde las pizzerías estatales de la ciudad se encontraban sin queso los tres días que estuve allí.

– Camagüey es mi ciudad favorita en Cuba, dice Kresimir Tarandės, natural de Croacia.

El es dueño de dos restaurantes en la costa del Mar Adriático y pasa los meses de invierno en Cuba. Ahora está pensando en comprar una de las casas coloniales en el Parque Agramonte, la plaza más bella de la ciudad, y abrir una pizzería.

– Es el momento adecuado de invertir ahora. Las casas son todavía baratas y se pueden conseguir las mejores ubicaciones. Una vez que Fidel muera, irá rápidamente, dice y echa un vistazo a la plaza.

Lo único sobre lo que no está seguro es de si el gobierno realmente hará pública su muerte.

– En Yugoslavia esperaron las autoridades varios meses antes de que contaran que Tito había muerto. Estaban aterrorizados de que el país se dividiera, dice Kresimir Tarandes.

Él espera aún así que el sistema socialista unipartidista sobreviva.

– La población no va a ser capaz de hacer frente a una transición completa al capitalismo. Se han acostumbrado a que el Estado se cuide de ellos, dice.

El régimen totalitario en Cuba ha conllevado a que el país esuno de los más seguros del mundo. Cuba tiene la tasa de homicidios más baja de América Latina y uno puede caminar por callejones oscuros a las cuatro de la mañana sin acabar mal. La violencia relacionada con las drogas que azota al resto del continente no existe aquí tampoco. Otra diferencia es que Cuba es el único país de América Latina, a excepción de Uruguay, que tiene “libre derecho de la mujer o la pareja a decidir sobre su reproducción”. Hace que las mujeres estudien en lugar de convertirse en madres solteras a la edad de 16 años, lo que es común en Brasil y Colombia. Que la educación es gratuita hace también de los cubanos un pueblo extraordinariamente bien educado.

El problema es que los conocimientos no están actualizados. La prohibición de internet en hogares y medios de comunicación estatales hacen que los cubanos no tengan acceso a información.

Tampoco la atención sanitaria, que antes era el orgullo de Cuba, tiene el mismo estándar. Un sueldo normal de médico anda por unas 340 coronas (~ 36 €) al mes. Esto hace que los médicos cubanos viven justo por encima del umbral de la pobreza de la ONU del equivalente a 8 coronas por día***. La consecuencia es que el personal del hospital comenzó a cobrar “por debajo de la mesa” (leer en dinero ‘negro’) de los que quieren atención de calidad. A través de regalos, dinero o contactos, pueden los pacientes evitar los peores hospitales y obtener sitio en los mejores.

– Puede sonar como ‘actividad explotadora’, pero no lo es en absoluto. Para poder superar la situación, el personal debe conseguir dinero. La situación es la misma para todos, dice el médico Luis Fernández Betancourt, 42.

Trabaja en uno de los hospitales de Camagüey que carece de tanto equipos como medicamentos. El personal ya no puede ofrecer anestesia a las mujeres que dan a luz y el aparato de rayos X está jodido desde hace varios años. Para que Luis Fernández pueda sustentar a su familia trabaja extra como guía turístico. Después del trabajo está él a las afueras de la catedral en el casco antiguo y ofrece a los turistas visitas guiadas en español, inglés o francés. Acostumbra recibir más en propinas en un día como guía que lo que gana en un mes como médico.

– Vivimos en un sistema socialista, pero después de un modelo capitalista. Es insostenible, dice.

Él tampoco puede quejarse del salario. Los sindicatos siguen los asuntos del régimen y opinan que el Estado paga lo que puede pagar el Estado. Está prohibido hacer huelgas o iniciar sindicatos independientes.

– Vivimos en un callejón sin salida, dice Luiz (Luis?) Fernández Betancourt.

El turismo lo único que crece

Con el fin de mantener algunas de las conquistas sociales que trajo consigo la revolución ha hecho el Estado lo mismo que el anterior régimen hizo antes de la revolución – ha invertido en turismo.

Princesa-del-marEn los últimos 20 años, el Estado ha construido unos 60 hoteles en la larga, estrecha península de Varadero que se adentra en el Atlántico. Aquí los hoteles mantienen el mismo estándar que en cualquier país y ofrecen a los turistas todos los productos que los cubanos carecen. En el complejo ‘todo incluido’ Princesa del Mar hay doce tipos de quesos en el buffet de desayuno.

– Hacía 20 grados bajo cero en casa, así que decidimos tomar un viaje de última hora. Elegimos entre México y la República Dominicana y fuimos a parar en Cuba porque el precio era bueno, dice Carol Forbes, de 28 años, de Alberta en Canadá, que viajó aquí con su novio.

Por la noche conduce el hotel dos coches antiguos americanos a la piscina y ofrece un espectáculo de baile de ‘ropa ligera’ a los sonidos de Buena Vista Social Club. Después hay ventas de puros y degustaciones de ron.

– Entendemos que esto no es la Cuba real, pero es aún así emocionante. Aunque no he visto tantas huellas del socialismo. Todo el mundo parece más estar buscando obtener la mayor cantidad posible de propinas.

– El servicio no es tampoco de lo mejor. Algunos nunca han trabajado en un hotel antes.

La empresa de turismo cubana Gaviota, que es dirigida por los militares, posee todos los hoteles y arrienda la operatividad a algunas de las principales cadenas hoteleras del mundo. Los militares deciden quién va a trabajar en los hoteles y lo que van a recibir en salarios. El resto lo determinan los hoteles. Para la cadena hotelera española Meliá, que opera nueve centros turísticos en Varadero, es un negocio el estar en Cuba. En ningún otro lugar paga la cadena de hotel salarios más bajos. Una recepcionista del cinco estrellas Princesa del Mar no cuesta más que el equivalente a 260 coronas al mes (~ 28 €).

– Tenemos el mejor personal que se puede tener en Cuba. Ellos están realmente interesados ​​en aprender cómo cuidar de los invitados, dice el gerente del hotel Óscar Andújar Salmerón, 38.

Él es de Barcelona y estuvo a cargo anteriormente de hoteles Meliá en Lanzarote y en México. Su mayor reto en Varadero es conseguir comida para los hoteles.

– Conseguimos actualmengte frutas y verduras en Cuba, pero carne y pescado son más difíciles de conseguir. Enronces tenemos que importar. Pero lo hicimos en Lanzarote también, dice.

Cuando Cuba ya no tiene acceso al petróleo venezolano, se ha convertido el turismo en la principal fuente de ingresos del régimen. En enero llegaron las cifras que muestran que Cuba ha cumplido su objetivo de tres millones de turistas al año. Dado el mal servicio y la deficiente infraestructura, es un récord impresionante. Para que el lujo en el que los turistas extranjeros se revuelcan no pinche/haga daño en los ojos de los cubanos han colocado los militares un letrero a la entrada de Varadero. “Lo que aquí se recauda es para el pueblo”.

– Varadero es la Sun City del comunismo. Aquí se puede hacer todo lo que no se puede hacer en ningún otro lugar, dice una turista sexual extranjera que no quiere informar de su nombre.

Es de unos 55 años, viene de un suburbio de Toronto y acostumbra pasar dos semanas en Cuba cada año.

– Los cubanos están desesperados por largarse de aquí. Es fácil de ligar incluso chavales jóvenes, dice ella.

Una de las esperanzas de la nueva relación con EE.UU. es que turistas estadounidenses ‘vayan a verterse’ por Cuba. El presidente estadounidense Barack Obama ha cancelado el embargo turístico y los estadounidenses ya no tienen que pedir permiso para viajar a Cuba. Basta constatar que el viaje turístico es con fines de estudio. Turistas estadounidenses también pueden gastar cuanto quieran por día.

– La Habana volverá a ser como era antes de la revolución. Ron, rumba y noche ‘sexys’, dice la turista canadiense y sonríe.

Que el turismo es lo único que crece en Cuba hace que la mayoría de los cubanos quieren trabajar en el sector. En los hoteles es la cocina un lugar de trabajo atractivo, porque el personal puede llevar comida a casa. Por lo demás el sueño es convertirse en chófer de taxi. Una persona que tiene acceso a un coche clásico estadounidense se abre camino rápidamente a la clase alta. Un taxista en La Habana puede ganar 750 coronas al día (~ 80 €), seis veces más que el salario mensual estatal.

– Taxi es el mejor trabajo que puedes tener en Cuba. Basta sólo con estar a las afueras de los hoteles turísticos, dice el ingeniero Abel Viva.

Conduce un Lada fabricado por los soviéticos que su padre consiguió del régimen después de haber estado en Etiopía y participado en la Guerra del Ogadén en la década de 1970. El hijo cuida amorosamente el blanco Lada.

– Mientras ruede puedo sustentar a toda mi familia, dice.

Mucho ha cambiado en Cuba desde que Fidel Castro entregó el poder a su hermano menor de 83 años Raúl Castro hace siete años. Pero una cosa sigue siendo igual – la represión. Los cubanos aún no opinan lo que quieren. Exceptuadas están las Cartas a la Dirección que el Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba Granma publica los viernes. En las cartas se queja la generación jóven sobre la prohibición de internet y la generación de más edad critica el racionamiento mensual. No se permiten cartas que critican la forma en que Cuba se rige. Si una persona critica al régimen, él o ella se cae inmediatamente bajo vigilancia y arriesga encarcelamiento. De acuerdo con la Comision Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional CCDHRN la represión ha empeorado en los últimos años. Durante el 2014 se llevaron a cabo cerca de 10 000 detenciones arbitrarias de disidentes, de las cuales el 64 por ciento eran mujeres.

Tania Bruguera, La Habana. ENRIQUE DE LA OSA (REUTERS)– Cuanto más cerca está el régimen en caer más cuidado se tiene en mantenerse en el poder, dice la ‘artista de performance’ cubana Tania Bruguera de 46 años.

Ella es una de las artistas más reconocidas de Cuba y ha actuado tanto en la Tate Gallery de Londres como en el Centre Pompidou de París y el Guggenheim de Nueva York. Hace cinco años hizo una instalación en la Bienal de La Habana que obtuvo  considerable atención. Era una copia de un podio que recordaba el utilizado por Fidel Castro para sus discursos revolucionarios cuando una paloma blanca se posó en su hombro. Pidió a la gente que durante un minuto hablara con franqueza en el podio sobre la revolución. Por primera vez en medio siglo se permitía una tribuna pública de libre acceso para que las personas expresaran sus ideas libremente y el gerente de la galería de arte llamó inmediatamente a Tania Bruguera a su oficina. Estaba preocupado por lo que el régimen pensaría y le pidió que acabase inmediatamente su performance.

Cinco años más tarde, el día antes de la víspera de Año Nuevo de 2014, decidió Tania Bruguera poner a prueba los límites de nuevo. Cuba acababa de firmar el acuerdo de amistad histórica con EE.UU. y quería ver cuánto el acuerdo había alterado el régimen. Ella pidió permiso para celebrar una actuación en la Plaza de la Revolución en La Habana, donde invitó tanto a leales del régimen como a críticos de este. Ella llamó a la instalación #‎ YoTambienExijo  – y quería que los participantes durante un minuto comentaran sobre el acuerdo con Estados Unidos en un micrófono en la plaza. Nunca llegó a ser así. A las cinco en punto de la mañana, el mismo día que la manifestación iba a tener lugar, la policía de seguridad tocó la puerta en su apartamento. Cuando miró abajo a la calle contó ella hasta 18 policías.

– Había incluso policías en la entrada a la cocina, como si hubiese pensado escapar. Pero ¿por qué iba yo a huir? Yo no había hecho nada delictivo dice Tania Bruguera.

Durante cinco horas golpeó la policía de seguridad en la puerta, pero ella abrió.

– “Por favor, por favor, Tania, abre. Vamos a hablar”, decían los policías, pero me negué a abrir. No tenían derecho a venir y llevarme, dice ella.

Finalmente se rindió y se la llevaron a la cárcel. Fue vestida con el traje de presa cubana y encerrada sin saber de quá se la acusaba. En los interrogatorios se preguntaba la policía si ella era agente de la CIA y querían saber con quién estaba en contacto.

– Les expliqué que yo soy un cubana que siempre ha apoyado la revolución. Mi padre era viceministro de Relaciones Exteriores en el gobierno. Yo no soy ninguna agente. Sólo quiero poner a prueba los límites de nuestra libertad de expresión, dice Tania Bruguera.

Nos encontramos en el salón de su casa en el noveno piso con vistas al clásico Hotel Nacional,  que fue el bastión de la mafia durante el régimen de Batista. Hoy en día, el hotel está totalmente ocupado por turistas europeos que pagan un alto precio por estar en la piscina de propiedad estatal. Detrás del hotel se extiende el paseo oceánico Malecón habanero.

Durante 26 horas mantuvo la policía a ella encerrada y llevó a cabo arrestos masivos en toda La Habana para que ninguno de los posibles participantes se presentara en la plaza. La manifestación fue cancelada, pero los arrestos se convirtieron en noticia mundial. Cuando Tania Bruguera llegó a casa de la cárcel el día después esperaba la agencia de noticias Reuters a las afueras de su puerta.

Después de una breve entrevista quiso el fotógrafo tomar una foto de ella en el Malecón, pero cuando fueron allí frenó un coche junto a ellos. Fuera salieron dos agentes de seguridad que le pidieron que no se dejara sacar una foto allí. Cuando ella desobedeció fue detenida y llevada a la cárcel de nuevo.

– Pensé que el acuerdo con Estados Unidos había hecho el régimen más tolerante, pero se demuestra que es lo contrario, dice ella.

Después de varias horas de interrogatorio fue puesta en libertad y detenida de nuevo Cuando días después organizó una protesta a las afueras del centro de detención para conseguir que los otros activistas de la democracia fuesen puestos en libertad.

– Fue una protesta silenciosa compuesta por una treintena de personas. Sin embargo la protesta fue ‘noqueada’, cuenta Tania.

Cuando me encuentro con ella tiene bolsas bajo los ojos y es sospechosa. En un principio no quiere dejarme entrar en el piso porque no está segura de si realmente soy periodista. El día anterior fue entrevistada por una mujer que dijo ser periodista cubana, pero que probablemente trabajaba para los servicios de seguridad.

– Lo siento. Todo este incidente me ha hecho paranoica, dice ella.

Tania Bruguera está ahora acusada de tres delitos. delitos de “incitación al desorden público y a delinquir, y de resistencia”. En espera al juicio el Estado ha confiscado su pasaporte.

– Debería haber estado en Suecia ahora en una beca del Malmö Konsthall, pero no sé cuando puedo conseguir salir de La Habana. Según mi abogado puede tardar meses.

Tania Bruguera está agradecida por el apoyo que recibió de artistas de todo el mundo, pero está decepcionada con la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) que ni siquiera quiso darle permiso para llevar a cabo su performance.

– ¿Sabes lo que me dijo el jefe? Me pidió que ignorara mi actuación porque tenía miedo de perder el trabajo. Toda Cuba se ha convertido en una dictadura y él se preocupa por su trabajo. Qué es eso!?

Tania Bruguera mueve la cabeza.

– Les ha entrado miedo a los artistas. Ellos saben que el arte cubano es ‘caliente’ en el mercado estadounidense de compra de artistas ahora y hacen todo para vender. Pero saben que es el régimen el que elige quién puede vender, dice ella.

Muchos artistas cubanos con los que he hablado defienden su rechazo con que Tania Bruguera mezcla el arte con la política. Cuando le menciono esto a ella se cabrea primero, luego se pone triste.

– ¿Desde cuándo el arte dejó de desafiar a la política? Es el propósito del arte! Cuando ni siquiera los artistas pueden manifestarse, quién va a poder hacerlo? dice Tania.

cuba_mapa_2A pesar del hecho de que Cuba es una dictadura gobernada por militares que no dan a los ciudadanos el derecho a la libertad de reunión, libertad de organización y libertad de prensa, son muchos cubanos los que defienden el derecho del régimen de controlarlos. Anteriormente se motivaba la represión con que EE.UU. planeaba invadir Cuba y que el pueblo debería permanecer unido. Pero ahora que EE.UU. y Cuba ya no son enemigos no hay motivo para el argumento. Aún así continúa la comprensión de la opresión. Tania Bruguera sostiene que las personas son manipuladas para estar constantemente atemorizadas.

– No hay ni un solo cubano que viva siguiendo la ley. Todo el mundo va al otro lado de la ley para sobrevivir. Puede ser el comprar comida en el mercado negro o hurtar dinero del Estado. Para no llamar la atención no critican al régimen. Saben que si lo hacen, el régimen los arrestará. De esta manera el régimen ha creado el control sobre toda la población, dice Tania Bruguera.

Ella cree aún así que el régimen caerá dentro de unos años.

– Incluso los generales saben que no se sostiene por mucho tiempo. Han empezado a comprar propiedades en Miami y planean huir allí cuando Cuba se abra. Al mismo tiempo compran los cubanos que viven en Miami propiedades en La Habana. Hay movimientos muy extraños en Cuba ahora, dice la artista.

“La historia no absuelve a Castro”

Una de las pocas otras que no tiene miedo del régimen militar es la ex agente de seguridad Regina Coyula. Cuando ella trabajaba para el servicio secreto cubano vigilaba el Ballet Nacional cuando estaban de gira. Ella rastreaba a todos los que buscaban el ballet y se aseguraba de que los bailarines no estraran en contacto con ideas occidentales. Cuando uno de los generales más respetados de la revolución, Arnaldo Ochoa, fue ejecutado en 1989 porque había ayudado a traficantes colombianos de cocaína, dejó su trabajo después de 17 años. Sospechaba que el general fue culpado porque el régimen de Castro había recibido dinero del contrabando de cocaína a Estados Unidos para comprar armas.

– Para mí fue la ejecución de Ochoa una cuenca hidrográfica, dice la 58 añera Regina Coyula.

Hoy en día es ella una de las pocas periodistas independientes de Cuba y opera el blog de la BBC VOCES DESDE CUBA. Varias veces ha intentado su ex empleador que cambiara de ideas.

– Hace un tiempo estuvieron aquí dos agentes en el sofá donde te sientas ahora y trataron de convencerme de no firmar una petición sobre derechos humanos. Me negué. Finalmente se levantó uno de los agentes y dijo. “Regina, me duele en el alma, pero tengo que pedirle que vengas con nosotros”, cuenta Regina Coyula.

cuba - camiones transporte 1A pesar de que los servicios de seguridad están en ascuas cree ella que la revolución caerá el 2018, cuando Raúl Castro ha prometido jubilarse.

– Ninguno de los hermanos de Castro quiere participar cuando se entregue la revolución. Se convertirá en la tarea de sus sucesores el completarla, dice Regina Coyula.

Ella cree que el nuevo presidente de Cuba será el ex ministro de Educación, Miguel Díaz-Canel, que es primer vicepresidente del Consejo de Ministros. Él pertenece a una nueva generación de políticos que nació después de la revolución y nunca ha sido militar.

– Creo que él puede hacer de Cuba un país más normal, dice Regina Coyula.

Me pregunto cómo cree ella que el mundo va a reaccionar el día en que Fidel Castro muera.

– Para muchos, seguramente se convertirá en un santo. Especialmente para europeos y latinoamericanos que odian a Estados Unidos. Él es su ídolo. Muchos cubanos mayores también llorarán. Pero luego pasará. La historia no lo absolverá.

Nota: Algunos de los nombres han sido cambiados para proteger a las personas. [Fuente: Livet i skuggan av revolutionen – DN.SE]

*** “La ONU, que tiene niveles de pobreza establecidos, dice que cuando una persona gana uno o dos dólares diarios están en el umbral de la pobreza.” […][www.el-carabobeno.com/portada/articulo/94372/heredia-salario-mnimo-ronda-la-pobreza-extrema-segn-la-onu]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*