La Fórmula 1, como deporte motor, ya no existe

Tal y como se puede leer pinchando en los enlaces abajo, la F1 ya no es lo que era hace 7-10 años, cuando uno esperaba a que llegaran los domingos para ver las carreras en la tele. Yo, como muchísimos otros más, ya pasé de esa ‘era’, más o menos desde que Briatore desapareciera de escena. Lo que la F1 ha ofrecido después de aquél tiempo es un triste espectáculo que ya da asco ver, con coches ‘ganadores’ con los que tú mismo podrías ganar si los condujeras y con los que llegarías entre los últimos si estuvieras al volante de alguno de los coches de las peores escuderías, en otras palabras, no son los que ganan los mejores pilotos sino los que disponen de mejores coches.

Me recuerda la década de 1970, cuando con mi primer coche Volvo P1800 en el trayecto Gotemburgo-San Sebastián conducía por la Autobahn – entonces sin límite de velocidad – y le apretaba al acelerador el máximo que alcanzaba, 180 km/h y –jóven e inexperto como era entonces-  me sentía como el rey de la autopista alemana. Hasta que al poco tiempo vi por el espejo retrovisor que se acercaban otros coches que querían adelanterme. Y uno tras otro lo hacían sin ningún problema… Eran coches de las marcas BMW, Opel, Mercedes…

Pues algo así es el triste espectáculo de la F1, donde el que mejor coche tiene gana, no el mejor piloto, donde más que de buenos pilotos se habla de millones de euros por aquí y de millones de euros por allí, acompañado bastante a menudo de titulares sobre escándalos o mujeres en torno al ridículo y forrado de pasta Bernie Ecclestone. Pero de competición, de ‘deporte motor’…, nada!. 

 

formula-1-.jpg3

P1800_(((((((((

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*