La radio DAB no puede sobrevivir en un mercado libre

DIGITAL RADIO-.jpg1Es hora de que los políticos estudien ahora el tema mejor, escuchen a los consumidores y no hagan el ridículo.

Muchos sorprendentes errores de datos existen en la declaración de Kerstin Brunnberg sobre radio digital en “Brännpunkt” 29/11. (Punto Focal, de la página de opinión y debate del rotativo sueco Svenska Dagbladet). La objeción más grave es que ella no menciona que se requiere un intercambio de la actual estructura de transmisión y recepción, de FM a DAB+. Se quiere pues reemplazar todos y cada uno de los transmisores y receptores en todo el país con financiación pública.

La tecnología DAB, inventada en los años 80 y que ha estado en funcionamiento en Suecia desde 1995, no ha obtenido en Europa de ninguna manera el éxito que se asegura. Son unos pocos países los que tienen una escucha significativa del sistema DAB. Sobre todo cuando Gran Bretaña, donde ha existido DAB desde 1995, cuenta con un 24 por ciento de escucha sobre base semanal, pero todavía escucha un 59 por ciento FM. Otros países con un 10-20 por ciento de escucha son Dinamarca, Noruega y Suiza. Estas apuestas no habrían sido posibles sin financiación pública. La radio digital terrestre, también conocida como radio DAB, no puede sobrevivir por sí misma en un mercado libre donde productores y consumidores deciden por sí mismos. Los oyentes no la siguen en absoluto.

En Alemania se encuentra la red DAB totalmente expandida, pero la escucha es de un 5 por ciento. En Francia el gobierno ha ordenado al Service Public detener la radiodifusión con tecnología DAB porque es demasiado cara y las grandes empresas comerciales quieren permanecer en FM. Finlandia dijo no gracias a la DAB hace varios años. En Dinamarca están ahora indecisos. Empresas comerciales y organizaciones de derechos de música, así como filiales, desean ahora conservar FM en Dinamarca. Entre estos escépticos se encuentran, suficientemente sorprendente, Teracom Danmark y SBS Discovery.

Ningún país, ni siquiera Noruega, ha decidido que FM vaya a “apagarse”. FM es y seguirá siendo el estándar mundial para la radio terrestre en 200 países***. Esto no es cuestionado ni por la UE ni por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Es la Unión Europea de Radiodifusión (UER), en inglés European Broadcasting Union (EBU) la que “espera”, no Europa.

La directiva de Correos y Telecomunicaciones/Post- och telestyrelsen ha señalado que la red actual de FM y la radio a través de Internet son suficientes para Suecia. Existen actualmente al menos 200 frecuencias de FM vacantes en Suecia. Además se puede investigar si Suecia, al igual que Brasil, puede expandir la banda de FM un 50 por ciento con frecuencias inferiores a 87 MHz. La escasez de frecuencias es un mito bien cultivado.

La tecnología DAB no es de ‘clima inteligente’ porque DAB/DAB+ se transmite por bandas más altas de frecuencia que FM y tienen por lo tanto peor alcance. Se necesitan más transmisores. El ambiente se carga cuando cientos de transmidores de FM en buen funcionamiento y unos 20 millones de receptores de FM vayan a parar al desguace.

Si se quiere digitalizar la red terrestre hay sistemas más eficaces como el DRM+ (digitalizar en la banda de FM) o DVB-T2 Lite (usad la red de televisión existente).

Una red DAB expandida trata en gran parte de crear una aún mayor difusión de música. La mayor diversidad se satisface de manera eficiente con radio digital en la red con más de 40.000 canales así como servicios de streaming como Spotify e iTunes que pueden ofrecer calidad de sonido y libre elección significativamente mejor que DAB nunca jamás podrá.

Globalmente es el más importante factor de crecimiento para el medio de la radio el teléfono móvil y el teléfono inteligente. La radio está disponible en línea o en FM. No hay aún un solo teléfono móvil con radio DAB ya que un mercado mundial después de pronto 30 años, todavía falta/brilla por su ausencia.

Hoy podemos alegrarnos de las ambiciosas y eficaces apuestas de Sveriges Radio/Radio de Suecia en la web con tanto emisiones en directo como con exitosas emisiones podd (podcasting). También podemos observar que Teracom este año ha apostado en actualizar su red de FM y que las dos empresas de radio comerciales ahora compiten por las 70 frecuencias de FM vacantes que recientemente “han sido descubiertas”.

El reemplazar una radio FM que funciona bien y pasar a una anticuada tecnología DAB sobre las cabezas de los ciudadanos no es ni progresista o democrático. Es hora de que los políticos estudien ahora el tema mejor, escuchen a los consumidores y no hagan el ridículo. [DAB klarar sig inte på en fri marknad” – SVENSKA DAGBLADET]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*