Mantén los ojos abiertos en la creciente India – a pesar de las fallas y deficiencias del país

India - From Midnight to the Millennium and BeyondSólo después de algunos días caigo en que el pañuelo no se pone negro cuando me sueno la nariz. La niebla que se encontraba tan densa sobre Nueva Delhi la última vez que estuve aquí está ahí todavía, pero no domina como antes. Mucho más también es diferente. Las carreteras son más anchas, pero los baches en ellas menos. Los edificios son más suntuosos y la ciudad tiene un Metro.

Hace nueve años que estuve en la India la ultima vez. Desde entonces, el ingreso promedio se ha duplicado y la pobreza se reducido con la increíble cifra de 200 millones de personas. La ONU estima que la proporción que vive en barrios bajos/marginales/tugurios ha disminuído un tercio. La desnutrición es alta, pero se ha reducido en un 36 por ciento desde que la economía se abrió, 1991.

Es importante contar esto dado que lo que más escuchamos sobre el país es sobre peleas con Pakistán o el abuso contra las mujeres. Son realidades, y todavía hay una pobreza sin fondo y graves violaciones de los derechos humanos. El antiguo y formalmente abolido sistema de sistema de castas de la India, que funda la segregación desde el nacimiento, arroja todavía largas sombras. .

Pero el desarrollo está minando las viejas tradiciones autoritarias. Madhusudan Rao pertenece a la clase más baja en el sistema de castas – él es un dalit (también denominados parias, chandalas o ‘intocables’). Se crió en un pequeño pueblo donde le tocaba realizar currros que nadie más quería hacer, pero se mudó a la gran ciudad de Hyderabad para buscarse mejores oportunidades. Una mañana se enteró de que una empresa tenía escasez de trabajadores para enterramiento de cables telefónicos, así que prometió que podía encontrar 25 trabajadores ya esa misma noche. Pidió prestado dinero y se fue a un pueblo y contrató a hombres jóvenes. La empresa obtuvo mano de obra, los hombres recibieron sueldo y Madhusudan ganó más dinero en un día que lo que él había visto en toda su vida.

Consiguió más trabajo e inició su propia empresa de construcción. El intocable se había vuelto rico y educa ahora a sus hijos a ver individuos y no pertenencia a casta. “En las ciudades nadie pregunta a qué casta perteneces”, dice.

Cuando hablamos sobre el progreso de Asia pensamos más a menudo en China, pero tenemos razones para mantener los ojos abiertos en la India. A pesar de sus defectos y carencias, es una democracia estable, con una libertad de expresión que la gente explota con avidez. El 2030 tendrá la India la mayor población del mundo, y si las tendencias actuales continúan, la India será la mayor economía del mundo en 2050.

Se trata de un logro en sí mismo que el país se mantenga unido. Se compone de 29 estados diferentes, con más de 1,2 millardos de habitantes que hablan 17 idiomas principales diferentes y 22.000 dialectos. India es “sólo un concepto geográfico, que no tiene más cohesión política que Europa”, explicó Churchill. La tentación de utilizar unos grupos contra otros no existe en el partido en el poder. Pero aún así funciona el país. Cuando los indios ven que Europa intenta compaginar las barreras lingüísticas y nacionales bromean a veces sobre que ‘ya era hora de que  aprendiésemos de ellos’. [Fuente: Håll ögonen på växande Indien – trots landets fel och brister – METRO]

castas-india

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*