Dolor de espalda = culpa del jefe

dolor de espalda1 ¿Tienes dolor de spalda en el trabajo? Entonces el problema puede ser el jefe y no el asiento /la silla en el/en la que estás sentado.

Pobre apoyo de compañeros y superiores puede contribuir a espalda dolorosa, muestra nuevo gran informe.

Esa parte baja de la espalda /columna lumbar puede ser causada por varias cosas. Pero antes de enderezar el asiento o elevas la altura de la mesa escritorio a posición de estar de pie, considera esto: ¿Qué ayuda recibes en el trabajo del jefe y colegas?

El/la que recibe poco o nada de nada puede, a saber, desarrollar más problemas de espalda que otros. Esto según el informe que Statens beredning för medicinsk utvärdering (SBU) (Consejo Sueco para la Evaluación de Tecnologías Sanitarias) ahora presenta.

– Parece que tiene gran importancia para la salud la situación psicosocial en la que uno/una se encuentra, dice Karin Harms-Ringdahl, fisioterapeuta y también presidenta del proyecto.

SBU ha aspirado 30 años de investigación con expertos en medicina y ciencia laboral al informe que ahora se publica.

jefe malo1Que la manipulación manual (leer levantar objetos pesados ​​y trabajo físico extenuante) contribuye, apenas levanta algunas cejas. Por el contrario que la situación laboral con colegas y jefes puede ser un factor decisivo.

– Personas con un trabajo más presionado y pocas posibilidades de influir, desarrollan dolor de espalda en más alto grado, lo que es nuevo en sí mismo, dice Karin Harms-Ringdahl.

¿Qué deberán hacer entonces los jefes del país?

– Un buen gerente es alguien que escucha y alguien que te da posibilidades de variar las tareas laboriosas y horas de trabajo.

– Se ha estado centrado en que los problemas de espalda tienen que ver con cargas pero es posible cambiar cosas en el ambiente psicosocial del trabajo .

El estudio muestra además que mujeres y hombres se encuentran en la misma situación cuando se trata de desarrollar problemas de espalda.

– Probablemente me había esperado que las mujeres tendrían más problemas que los hombres, pero es igual cuando se trata de iguales condiciones de trabajo, dice Karin Harms-Ringdahl. [ Din chef kan ge dig ont i ryggen – Arbetet]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*