Corea del Norte birló a Suecia por valor de millardos de coronas

Kim Il Sung nunca pagó la deuda Corea del Norte hizo un pedido de 1.000 coches Volvo de Suecia en la década de 1970 – pero nunca pagó ni siquiera uno. Hoy en día ruedan los clásicos modelos Volvo 144 todavía por las calles de Pyongyang. Al mismo tiempo crece la millardaria deuda al pueblo sueco. La revista estadounidense Newsweek describe (North Korea Owes Sweden €300m for 1000 Volvos It Stole 40 Years Ago – And IsStill Using) como una de las disputas políticas más notables del siglo: La estafa de Kim Il-sung de Corea del Norte de 1.000 coches Volvo. Pasados 40 años, el país no ha pagado ni una puta corona a Suecia por los coches que el entonces líder de Corea del Norte ordenó en la década de 1970. La pregunta es si el actual dictador, Kim Jong-un pagará la cuenta que hoy, intereses incluidos, es de más de 2,6 millardos de coronas (~ € 282,3 millones). “Adjusted for interest and inflation, the debt to the Swedish state now exceeds three billion Swedish kronor, or €300m.”

volvonordkorea

– Les enviamos un recordatorio cada seis meses, pero es bien sabido que Corea del Norte no ha cumplido su parte del acuerdo. Suecia es Suecia y Corea del Norte es Corea del Norte, dice Stefan Karlsson, de la directiva de ExportKreditNämnden a Newsweek. Corea del Norte se ha dado sobre todo a conocer por desafiar la paz mundial a través de amenaza nuclear, pero en la década de 1970 eran las relaciones con Suecia diferentes. Durante una feria/expo sueco-coreana en 1974 en Pyonyang quedó Kim Il Sung ‘atrapado/embaucado’ por ‘el arte de la ingeniería sueca’. Entonces recibió Volvo un pedido de 1.000 coches modelo 144. Pero el régimen de Corea del Norte no tenía ninguna intención de pagar por los productos de importación. Kim Il Sung se encontraba, a saber, arruinado – y el negocio salió horriblemente mal. – Muchos estaban cegados por el impresionante crecimiento de la RPDC entonces y la gente competía para conseguir llegar allí primero, y Suecia sería el primer país que tomó parte del mercado, dice Lovisa Lamn Nordenskiöld, autora del libro “Ambassaden i paradiset” (La embajada en el paraíso), a Newsweek.

ambassaden i paradiset

Además de los coches Volvo compró Kim Il Sung también equipamientos de naves de Asea y maquinaria para minería de Copco. Todas las empresas estaban entonces aseguradas, por lo que a continuación las reclamaciones se pasaron al gobierno sueco. El resultado fue la mayor reclamación que Suecia tiene de un país en particular. Al mismo tiempo crecen los costos por intereses de la década de 1970, y cada año crece la deuda de Corea del Norte a Suecia con decenas de millones de coronas, según SvD Näringsliv. Los coches Volvo modelo 144 ruedan hoy por las calles de uno de los países más pobres del mundo, aunque todos los coches sean propiedad del Estado. El reportero de Aftonbladet Thomas Eriksson lo pudo atestiguar cuando visitó Corea del Norte la primavera pasada.[Nordkorea blåste Sverige på miljarder –AFTONBLADET]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*