En la Suecia de Reindfeldt: 15.000 personas se aventuran a morir de hambre en residencias de ancianos

ÄLDRE_RISKERAR_SVÄLTA_IHJÄL-Alarma de ‘hambruna’ en el cuidado de ancianos en Suecia
– Es estimación muy baja, dice Yngve Gustafson, profesor de geriatría.
Unas 15.000 personas mayores en el
cuidado de ancianos están sufriendo de desnutrición tan grave que corren el riesgo de morir de hambre y de enfermedades relacionadas con la malnutrición. Revela Yngve Gustafson, profesor de medicina geriátrica en la Universidad de Umeå.
“Desnutrición grave”
Es el responsable de un nuevo estudio en el que 832 personas mayores participaron en una selección representativa. Viven en asilos de ancianos o en el hogar mediante con ayuda de atención domiciliaria y los investigadores se han reunido con todas estas personas.
– Nuestro estudio muestra que el 13 por ciento de estas personas padecían de desnutrición severa, dice Yngve Gustafson.
La afirmación de que 15.000 personas mayores en Suecia pueden estar afectadas por el hambre se basa en esta investigación.
– Es completamente inaceptable. Esto se puede evitar.
Ayuno durante 16 horas
Yngve Gustafson cuenta que algunos estudios de hace unos años muestran que puede tratarse del doble de la cifra mencionada (30.000).
– Sabemos que más de la mitad de los viejos en los asilos de ancianos suecos están desnutridos, dice a SVT.
Las causas de la ‘hambruna’ son múltiples. Una de ellas es el largo ayuno nocturno al que se espone a muchos viejos – el tiempo que transcurre entre la última comida de un día y el desayuno a la mañana siguiente. Para Georg Norberg fue el ayuno nocturno de 16,5 horas de duración. Él participó el pasado miércoles en el programa de la tv sueca SVT “
Sveriges bästa äldreboende – vad hände sen?/Ett år senare (El mejor cuidado de ancianos de Suecia/Un año después). George Smith vive en Smedbergets äldreboende/asilo de ancianos de Smedberget en Lycksele.
Yngve Gustafson habla de algunas residencias de ancianos en el norte de Suecia, donde la media del ayuno nocturno era tan alta como de 17,5 horas. Esto significaba que los viejos sólo recibían comida durante 6, 5 horas.
– Entonces no se sobrevive, dice él.
– El ayuno nocturno no debe ser más largo que 11 horas.
“Se requiere mayor presencia de personal”
La desnutrición afecta el sistema inmunológico y aumenta el riesgo de infecciones. George tuvo una infección que amenazó su vida y perdió de todo lo que había conseguido ‘construir’ a través del ejercicio.
También los casos de accidentes de caídas aumentan con la malnutrición entre los viejos.
– Lo más grave es que se deprimen. También puede conducir a la demencia.
Las personas mayores tienen más dificultad en asimilar los nutrientes y necesitan comer más a menudo y durante un período de tiempo más largo. Para evitar el hambre entre los viejos se necesitan cambios importantes.
– Se requiere de niveles de dotación de personal más altos y cambiar las horas de trabajo entre el personal. Pero también hay que hacer evaluaciones individuales de cada persona en particular, dice Yngve Gustafson. [
Svältlarm inom äldrevården – AFTONBLADET]

16-8.-

“Algunos de ellos reciben comida sólo durante ocho horas. Luego pasan hambre durante 16 horas.”

 georg

¿Tú lo soportarías?
¿Has oído hablar de 16:8? Es un método de adelgazamiento de moda – al que nuestros viejos en hogares de ancianos ahora son expuestos involuntariamente.
El método consiste en comer sus comidas durante ocho horas. Luego se ayuna durante 16 horas.
Los que se dedican a este método son generalmente personas más jóvenes, relativamente sanas que lo hacen voluntariamente con el fin de perder peso y promover su salud.
Pero ahora se revela que nuestros viejos en asilos de ancianos están sometidos al mismo método. Involuntariamente. Algunos de ellos reciben comida sólo durante ocho horas.
Luego pasan hambre durante 16 horas.
Como Georg Norberg, en el asilo de ancianos de Smedberget en Lycksele. Ayer participó en el programa de la tv sueca SVT “Sveriges bästa äldreboende – vad hände sen?/Ett år senare (El mejor cuidado de ancianos de Suecia/Un año después). Georg sufre de desnutrición.
Le sirven su primera comida a las 9:00 de la mañana – y la última a las 17:00 de la tarde.
Esto significa que se ve obligado a estar sin comida durante 16 horas. Se llama de manera elegante “ayuno nocturno”, pero es un problema de hambre. La causa es falta de dotación de personal.
Para que el personal tenga tiempo de acostar a los viejos “a tiempo” debe la última comida ser servida a las cinco de la tarde.
Georg no es el único en estar desnutrido. Yngve Gustafson, profesor de medicina geriátrica en la Universidad de Umeå, revela ahora cifras que causan vértigo. Su estudio muestra que alrededor de 15.000 viejos en el cuidado de ancianos y entre los que reciben atención en el hogar se encuentran desnutridos y en riesgo de morir de hambre. Las cifras le ponen a uno los pelos de punta. […] [
Har du hört talas om 16:8? Det är en trendig bantningsmetod -AFTONBLADET]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*