La frágil ‘pax’ carioca

El Gobierno de Brasil se afana en apaciguar las favelas ante el inminente Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos de 2016. Pero los problemas sociales y la marginalidad no cesan.

FOTOGALERÍA del terror del narco al terror policial

La favela se levanta con timidez. Solo unas 40 personas han acudido a una protesta contra el desalojo de algunos de sus residentes. Por miedo, quizás. Estamos en la favela original, la primera de todas: hay gente viviendo en el Morro da Providência desde 1897, mucho antes que en numerosos barrios de Río de Janeiro. Los primeros residentes, veteranos de guerra, se instalaron aquí para trabajar en el cercano puerto, hoy prácticamente abandonado. Y precisamente para “regenerar” la zona portuaria, el Ayuntamiento está decidido a instalar un teleférico que conecte la base del asentamiento con su punto más alto, a más de 80 metros de altura: una obra de 16 coches, tres estaciones y 29 millones de euros. Y, lo que es más importante: 670 familias que se enfrentan a un desalojo inminente para hacer sitio a la infraestructura. Ninguna de ellas ha sido consultada; todas han de recibir –se supone– una vivienda, en teoría equivalente.

Morro da Providência -

Cantarias e pedreiras históricas do Rio de Janeiro … – Si en vez de aparcamiento usaran esta antigua cantera/pedreira para… (ver foto abajo)

La riqueza y la pobreza de Brasil pueden advertirse de un vistazo en una ciudad como Río de Janeiro. Junto al mar, los barrios de clase media y alta; trepando por los cerros de granito que enmarcan la bahía de Guanabara, las chabolas. Los turistas que mojan sus pies en las playas de Copacabana, Ipanema o Leblon solo tienen que levantar la vista para observar la pobreza que late en la lejanía y al Cristo del Corcovado, que parece mirarlo todo con incredulidad. En esta ciudad, la segunda de Brasil, 1,7 millones de personas viven en infraviviendas: casi un 15% de la población. Rocinha, Dona Marta, Complexo do Alemão, centenas de manchas oscuras en el mapa con abigarradas calles sin nombre. Y es ésta ciudad la que va a albergar la final del Mundial de Fútbol, en julio de este año, y los Juegos Olímpicos de 2016. […]

FRONTÓN_GAMBOATARRA

construir un frontoncito como en la imagen…

Ésta es la pax carioca: una tregua tensa, un juego de cartas marcadas en aras del negocio de unos y otros. Una paz que, espera el Gobierno, dure al menos hasta los Juegos Olímpicos. Pero el statu quo está siendo contestado por donde menos se esperaba: una población harta de sufrir bajo la tiranía conjunta de policía y narco y que, lenta pero decisivamente, está recobrando su voz. Y quiere hacerse oír.

El silencio comenzó a romperse cuando el pasado 16 de julio, Amarildo de Souza Lima, de 43 años, pescador, peón de obra y lo que hiciera falta para sostener a su mujer y a sus seis hijos, fue llevado al puesto de la UPP en la favela de Rocinha, la mayor de Río de Janeiro, para unas “averiguaciones”. No se le ha vuelto a ver.

b brasil

Terror no Rio – Tema – VEJA.com

Cartolas ingleses estão ‘apavorados’ com violência no Rio – Esporte – Not…

Povo pobre sitiado pelas FFAA e assassinado pela PM …

Rocinha está a menos de 10 minutos en coche del barrio de Leblon, donde el metro cuadrado residencial es el más caro de Latinoamérica. Aquí, miles de casuchas de ladrillo visto se agolpan pared con pared sobre la falda del cerro. Hace falta la ayuda de un familiar o vecino para navegar por el laberinto de callejuelas y escaleras. Antes, también, se necesitaba el permiso del narco. […]

Brasil ha vivido en los últimos 15 años un espectacular crecimiento económico que, por una vez, también ha servido para reducir las diferencias sociales, como confirma un informe de la ONG Intermón Oxfam. Pero, en uno de los 12 países más desiguales del planeta, aún queda mucho por hacer. […] [La frágil ‘pax’ carioca – EL PAÍS]

Las Favelas en Brasil – Parte 3 —–                            —–      Las Favelas en Brasil – Parte 2

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*