KOENIGSEGG One:1

Koenigsegg alcanza nivel de ensueño
Amantes de coches deportivos tienen mucho que gustar en el salón de coches. Italianos, británicos y un sueco compiten por la atención de las billeteras más gruesas del mundo. El nuevo
Koenigsegg One:1 es claramente uno de los coches más extremos del mundo, y tal vez el más rápido.
Koenigsegg construye sólo vehículos especiales, y no especialmente muchos de cada modelo. Esto será particularmente evidente con el lanzamiento del
Koenigsegg One:1.
En esta ocasión el fabricante sueco de supercoches deportivos ha hecho lo que muchas marcas sueñan, construir un coche con una relación de 1:1 entre el peso y la potencia. One:1 tiene 1 360 CV y un peso de 1 360 kilos, y será el ‘coche turismo’ más ‘poderoso’ del mundo.
El motor que suministra todos los caballos de fuerza es un turbo V8 5 litros. Lo que también hace es dar un increíble par motor de 1.371 Nm, mientras que los cambios son gestionados por una transmisión automática de siete velocidades .

KOENIGSEGG_ONE_1- KOENIGSEGG_ONE_1

En apariencia similar al coche Agera, con una clara diferencia, el gran alerón activo trasero. Aunque el vehículo en primer lugar se dice ha sido construido para conducción en pista es la velocidad pico simulada de 440 km/h. Si esta cifra es correcta, significa que Koenigsegg es el coche más rápido del mundo.
Esta vez Koenigsegg se ha decidido por construir sólo seis unidades del coche.
Todos los ejemplares se dice están vendidos, incluso antes del estreno aquí en Ginebra. [
di.se – Koenigsegg når drömnivå]

Escribe el periódico Göteborgs Posten que el modelo es una versión especial del Agera y que el nombre (One:1) hace referencia a la relación peso/potencia. O sea, 1 340 kilos de peso y 1 340 caballos de fuerza. Que el One:1 podrá dar 600 kg de ‘downforce’/carga aerodinâmica y una aceleracón lateral de hasta dos g y que el precio ‘aterriza’ en unos 23 millones de coronas incluido el IVA (≈ 2 596 000 euros), pero con exclusión de opciones. (!)

“Una de las leyes fundamentales que rigen la dinámica de fluidos es el principio de Bernouilli que relaciona el aumento de la velocidad del flujo (en nuestro caso el aire) con una disminución de presión. Este principio se utiliza en aerodinámica para explicar la elevación de un ala de un avión durante el vuelo. Un ala está diseñada de manera que el aire que fluye por su superficie superior va más rápido que el que va por la parte inferior, lo que provoca una disminución de la presión en la parte superior. Esta diferencia de presión genera una fuerza de sustentación que hace que los aviones puedan volar. Si giramos el ala al revés la fuerza resultante es hacia abajo, downforce, por lo que hace que el monoplaza se “aplaste” contra el suelo proporcionando un mayor agarre de los neumáticos a la pista.
Esta carga aerodinámica hace que el coche sea más efectivo en las curvas, lo que implica una disminución del tiempo por vuelta. Pero, a su vez, esta ganancia de velocidad en las curvas se ve lastrada en las rectas ofreciendo mucha resistencia al avance, lo que se conoce como drag. Si un coche va muy rápido en zona de curvas implica que va a tener menor velocidad punta en las rectas, por lo que para cada circuito, los ingenieros, tienen que encontrar un equilibrio entre drag y downforce. De ahí, por ejemplo, la diferencia en configuración aerodinámica que podemos ver entre un circuito como Mónaco sin apenas un tramo recto y muy lento en cuanto a velocidad punta, con el circuito de Monza que es la pista donde se alcanza la velocidad punta más alta de toda la temporada.” […] [Técnica en Fórmula 1: La aerodinámica | Objetivos]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*