Un hogar sobre ruedas

ETT_HEM_PÅ_HJUL_Tommy_y_MargaretaAutobuses-casa (autobuses-hogar) han sido para mí un territorio bastante desconocido. Por eso me sentí contento de poder acompañar a Tommy Karlsson un corto trayecto para familiarizarme con lo que es ‘autobús vivienda’.
Estamos sentados en el autobús vivienda de Tommy y Magareta del año 1966, un Scania Vabis CF 76, originalmente equipado con un motor diesel de 190 caballos. El autobús mide 12 metros de largo y pesa 14 toneladas. Fue comprado en 1986 por 3 000 coronas (≈ 340 euros).
El comprar un autobús de 20 años de antigüedad y construirlo habitable, no es atrevido?
No, no si uno es técnicamente interesado y un poco ‘manitas’. Lo hemos hecho todo nosotros mismos. Hay que tener por supuesto una buena ‘porción’ de paciencia también. No se hace todo en un día. El habitáculo no resulta en realidad nunca del todo acabado, ya que constantemente hacemos mejoras y nuevas adaptaciones tras nuestros requerimientos y necesidades.
¿Cómo aparenta la parte técnica?
Cambiamos el viejo motor a uno más moderno, de 1982. Es de once litros y 310 caballos de fuerza, y ha rodado ahora 84 000 millas (840 000 km). Consume en promedio 2,5 litros por milla (1 milla sueca = 10 km) cuando se conduce a 85-90 kilómetros por hora. Los tanques para agua dulce y agua gris son más o menos de las mismas dimensiones que encuentras en la mayoría de las autocaravanas. La calefacción es por agua con un calentador diesel de 11 kW.

Ett_hem_på_hjul1 Ett_hem_på_hjul4

¿Cómo habéis arreglado la parte eléctrica?
Tenemos un sistema de 24 V con un paquete de baterías de gel de 400 Ah para el habitáculo. Las dos baterías de arranque son de 135 Ah. En el techo hay un panel solar de 235 W que carga ambos sistemas de baterías. Para obtener 240V tenemos dos convertidores, uno de 2000 y el otro de 300W. Estufa y horno funcionan con gas.
Vamos de ‘tour’ en el interior del autobús. Los espacios son enormes. Fregadero y encimera son por ejemplo de las mismas dimensiones que en casa, en mi cocina. Las comparaciones con autocaravanas convencionales no resultan de pronto realmente relevantes… Aquí tenemos un verdadero hogar sobre ruedas. Estoy empezando a entender de qué va el rollo.

Ett_hem_på_hjul3

¿Que distingue al propietario de ‘autobús-casa’ del autocaravanista?
Tommy tarda en responder: La parte técnica. Tienes simplemente que tener conocimientos técnicos y ‘mente mecánica’ para apreciar y poseer un autobús-vivienda. Por supuesto, puedes encargar a otros el trabajo, pero entonces resultará caro, muy caro. Y al mismo tiempo has confiado a otros la alegría que supone el crear tu propio ‘hogar’.

maggan_&_tommy

Entonces es probable que no estéis particularmente interesados en autocaravanas normales. O?
Margareta y Tommy se ríen y se dan cuenta de que estoy empezando a pensar ‘autobús-vivienda’. No, nunca cambiaríamos nuestra autobús-casa por cualquiera de esas ‘casas de muñecas’ (autocaravanas) rodantes. Opinamos que son ‘subdimensionadas’. Si tuviéramos que elegir entre nuestro autobús-hogar y alguna autocaravana de las que cuestan alrededor de un millon de coronas (≈ 113 000 euros), preferiríamos nuestro autobús-hogar. No se puede comparar. Es una cuestión de espacio, la solidez del mobiliario y equipamiento. Y por supuesto la satisfacción en lo que has construido tú mismo. Nuestros intereses son tan diferentes de los propietarios de autocaravanas que tenemos nuestra propia asociación,
Husbussens Vänner (Amigos del autobús-casa).
¿Pero seguramente algo tendremos en común?
Claro, la sensación de libertad y el viajar, por supuesto. La necesidad de, como el nómada, llegar a nuevos lugares, conocer a otras personas y experimentar lo desconocido. [HUBILEN TEST , Nr 1 2014 –edición impresa/Ett hem på hjul]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*