Mujeres son sacrificadas en el altar del “genio”

Cissi-Wallin- autora del artículo en METROCISSI WALLIN. Un loco  (pero emocionante) genio? Un artista sensible con una oscuridad mítica? Un hombre cuyos demonios nunca deberán relacionarse con su obra maestra? O simplemente un hombre enfermo y peligroso que debería haber sido persona non grata desdehace mucho tiempo?
Leo sobre Woody Allen. Y pienso al mismo tiempo en otro director estrella: Roman Polanski. Reconocido pedófilo. O para el caso, Stig Larsson. Nuestro propio sueco, y sí, a veces aclamada estrella. Bien reconocido escritor. Y  autoproclamado fanático de chavalas jóvenes y de sus cuerpos en su dominio.
Son muchos ya a estas alturas. Hombres con poder, a menudo
blancos y de alto rango en el ambiente cultural de gente que lo tiene bien que casi se libran/escapan de cualquier cosa. Porque aunque no sea delictivo casarse con su adolescente, hija adoptiva, 35 años más joven, es una señal. Especialmente si circulan otras acusaciones sobre el interés por mujeres muy jóvenes y chavalas menores de edad.
Aún así el director estrella Woody Allen ha continuado siendo premiado, ha conseguido que se alisten a su ‘tren de alabaciones’ mujeres de élite de Hollywood (que muchas veces se hacen llamar feministas) a- y sobre sí mismo. Él es aún así tan agradable! El un poco neurótico encantador genio seguramente no puede seguramente ser … (leer
pedófilo)
Leo la carta abierta* de su segunda hija adoptiva Dylan en el New York Times, en una cafetería en Manhattan. En la misma manzana en que se ruedan varias películas de Allen.
Dylan, quien ahora es de mi edad, relata sobre cómo Woody Allen abusó de ella durante toda su infancia. Acerca de cómo le ha hecho sentir lo repugnante de lo que hizo. Acerca de cómo toda su vida ha sido entintada de verlo aclamado, año tras año.
¿Quién le creería a ella? ¿Por qué iría ella a ni siquiera denunciarlo? ¿Quién era ella en comparación con él? Ahora se atreve. Los años han pasado. Dylan no aguanta más estar callada . Y yo la creo. Porque he oído las palabras antes. Palabras que son como cuchillos. Y sé cómo aparentan las estadísticas acerca de las cifra oscura (delitos no denunciados) y denuncias presentadas. Pero más sobre esto pronto.
A menudo se habla sobre que nadie que no haya sido condenado en un tribunal tampoco puede juzgado fuera (del tribunal). Y ciertamente. Tenemos que tener seguridad jurídica. Pero al mismo tiempo, la cifra oscura (delitos no denunciados) es enorme, en su mayoría mujeres (alrededor del 80 por ciento de todas las que han sido víctimas de abuso sexual) nunca lo denuncian (
Brå). Aún así son condenadas.
Sus relatos son rechazados como ‘chismes para llamar la atención’. Sobre todo cuando el presunto autor es un hombre
blanco de alto rango en el ambiente cultural de gente que lo tiene bien. El genio oscuro. El que después de todo, hace películas fantásticas, libros o canciones. Distinguid entre cosa y persona, como otro hombre de alto rango en el ambiente cultural de gente que lo tiene bien me dijo acerca de Stig Larsson.
Hablando claro: nosotras, la sociedad sacrifica mujeres en el altar de los artistas masculinos declarados como genios. Sus voces son siempre las que más pesan. Sus culos siempre continuarán siendo chupados por el entorno en general, y sobre todo por otras personas con poder. Independientemente del número de relatos que surjan. Independientemente de la credibilidad de aquellas que se atreven a contarlo. ¿Dije que Woody Allen fue honorado** recientemente por la pronunciada feminista y actriz
Diane Keaton? Por sus puntos de vista precisamente sobre las mujeres. [CISSI WALLIN: Kvinnor offras på ”geniets” altare – Metro]

dylan-farrow-Woody-Allen

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*