“Refugiados climáticos” suecos en Tailandia

Mia y Mattias Terngård - Poseidon VillasOtra vida es posible
ALEXANDRA PASCALIDOU: A menudo me encuentro con ellos en mis viajes. Esos tipos que ven la vida como sangrienta seriedad y aún así se sacuden un poco los hombros ante sus logros. Los que rompen las cadenas de la rutina cotidiana y la comodidad. Los que sueltan caras agrias y miradas robadas al reloj. Lo que más envidio de ellos es su libertad.
Ahora me encuentro con ellos en Koh Lanta en Tailandia que se ha convertido en un refugio para suecos. Podemos llamarlos refugiados climáticos. Cuando otros huyen de la opresión política y económica huyen miles de suecos de la oscuridad invernal, el estrés y las depresiones.
Mia y Mattias Terngård lo dejaron todo y comenzaron de nuevo con las manos relativamente vacías pero diestras. Mattias es el albañil de
Mellerud quien prometió a su amada esposa que ella nunca volvería a tener que pasar frío, cocinar o pasar la aspiradora. Se cansaron de tener a los niños en la escuela de educación preescolar desde su apertura hasta el cierre. Mattias creció con padres que curraban/se desgastaban en la explotación de bosques con el sueño de mudarse a España después de la jubilación. Pero no lo hicieron. El padre de Mattias murió cuando un árbol cayó sobre él justo antes de que fuese el momento.
Corría el año 2006 cuando la pareja compró un terreno junto al mar. Bajo el lema “Hacemos realidad vuestros sueños” vendieron casas que los clientes pagaban cuando sólo existían sobre el papel. En total construyeron 70
Villas Poseidon en un país con frecuentes golpes militares y con un idioma que no sabían. Ahora la pareja se asoma sobre Malee Seaview – el sueño que diseñaron – una zona residencial en Long Beach, donde todo, desde el controlador aéreo con permiso de paternidad para cuidad a sus hijos de Upplands Väsby a la actual estrella del grupo Alcazar Tess Merkel alquilar casa aquí. En el cursillo de escritura y entrenamienrto que organicé esta semana tuve un participante que vive en un monasterio y curra como voluntario por el mundo cada invierno.
Ayer di una conferencia para una exuberante muchedumbre que participa en un curso para nómadas digitales. Vienen al otro lado del mundo para cultivar ideas innovadoras y crear una vida más allá de límites geográficos determinados.
La maestra de preescolar de mi hija se llama Anna y viene de
Haparanda. Por tercer año consecutivo trabaja en la escuela sueca SANUK en Tailandia a la que un par de cientos de niños asisten. Aquí me reúno con la familia que vendió el coche para mudarse aquí seis meses, la pareja que cogen permiso de paternidad y algunos que han ahorrado durante años para vivir en una choza.
Después de diez años en
Koh-Lanta constatan Mia y Mattias que la alegría de crear mereció la pena todo el sudor y noches sin dormir. Recién cumplidos los cuarenta años ayudan ahora a otros suecos sedientes de sol que quieren volver a trasplantar sus raíces a la exótica isla. Los veranos los pasan ahora en una caravana a las afueras de Uddevalla.
“Lo único que echamos de menos de Suecia los principios años eran las ‘bolas de pescado’/
fiskbullar. Ahora hay todo aquí. Excepto las bolas de pescado. Pero las hemos dejado de echar de menos”, dice Mattias, se pone su sombrero de paja y baja a la playa a jugar al vóley-playa. [Alexandra Pascalidou: Ett annat liv är möjligt – Metro]

http://www.poseidonvillas.net/index.html

Campingplatser nära Uddevalla « CAMPINGKARTAN.SE

karta Koh Lanta

http://www.poseidonvillas.net/facts.htm

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*