“Venezuela Saudita” subirá el precio del combustible

Los venezolanos se aferran a vehículos ineficientes
Los propietarios de camionetas y automóviles de gran consumo de gasolina en Venezuela pronto tendrán que pagar un poco más para continuar ostentando sus ineficientes monstruos de la década de 1970.
A medida que la crisis económica consume las arcas del gobierno, el presidente Nicolás Maduro puso sobre aviso a los automovilistas y emprendió el desafío de tocar uno de los tabúes más sagrados del país: la gasolina casi gratuita.
Debido a los precios reducidos de los combustibles, los venezolanos nunca han sentido la necesidad de comprar vehículos más pequeños y amigables con el medio ambiente como ha ocurrido con los automovilistas en muchas otras naciones, y han preferido los cacharros de décadas de antigüedad o las camionetas deportivas recientes, que también consumen bastante gasolina.
Los precios de los combustibles permanecen congelados desde hace casi 20 años en las gasolineras venezolanas ante las dudas de los políticos de repetir el error de elevarlos como lo hicieron en 1989, lo que desató disturbios letales.
El fallecido presidente Hugo Chávez alguna vez confesó que le dolía tener que regalar prácticamente el combustible a los dueños de autos de lujo, pero durante sus 14 años como mandatario nunca se atrevió a tocar el subsidio a la gasolina que cada año le cuesta al gobierno el equivalente a $12,500 millones.
Sin embargo, todas las cosas buenas no duran para siempre. Los automovilistas venezolanos, para quienes la gasolina barata es una especie de derecho de nacimiento y la eficiencia en el consumo de combustible un concepto que sólo se aplica en el extranjero, lo anterior significa que tendrán que pagar más de los cinco centavos de dólar que cuesta el galón (3.8 litros) al tipo de cambio oficial, o menos de un centavo a la tasa de cambio del mercado negro, ampliamente utilizada. […]

classic-american-car-venezuela coches viejos venezuela

  • “A diferencia de los automóviles estadounidenses bien conservados de la década de 1950 que transitan por las calles de Cuba, el aliado más firme de Maduro, las bestias gigantes de acero que adoran los venezolanos no tienen nada de majestuoso.” […] 
  • “La mayoría de sus vehículos son cacharros, Chargers de Dodge y Malibus de Chevrolet de una era que ya pasó y que muchos estadounidenses preferirían olvidar. Algunos de estos vehículos están sujetos con cuerdas y alambres para que la carrocería no se desarme, y muchas veces se les utiliza como taxis no regulados que sustituyen al transporte público en las grandes ciudades.” […]
  • “La camioneta fue adquirida en la nueva durante la cúspide del auge petrolero durante la cual el país era apodado la “Venezuela Saudita”, una época en la que la fortaleza de la moneda local suscitó una fiebre de consumo y un turismo frecuente al extranjero.” […]
  • “En Venezuela “más gasta uno en caña (bebidas alcohólicas) que en la gasolina”, afirmó Ruiz, quien paga seis bolívares (menos de un dólar al engañoso cambio oficial) para llenar cada dos días el tanque de 60 litros (casi 16 galones) de su camioneta.”[Los venezolanos se aferran a vehículos ineficientes – EL NUEVO HERALD]

taxi_venezuela) o_a_c-1

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*