Sobrevive una noche en el coche

En camino hacia la lejana cabaña de montaña te ves sorprendido por la peor tormenta de nieve de la década. Está oscuro, hace frío y la visibilidad se inexistente. De repente te deslizas fuera de la carretera y te quedas atascado. El teléfono móvil no tiene cobertura y la chance/probabilidad de que alguien vaya a pasar a mitad de la noche es irreal.
¿Qué haces tú? La revista
MOTOR te guía a supervivencia extrema en el coche.
1. SÉ REALISTA
El coche se ha quedado atascado a varios metros fuera de la carretera. Percátate de que no puedes desatascarte sin ayuda. No dediques horas paleando y quitando nieve sólo para constatar esto. Además, el coche puede haber resultado dañado de una manera que hace que no sea conducible. Pueden pasar días antes de que llegue el rescate y entonces no quieres agravar la situación con ponerte mojado y frío.
2. EVITA DESHIDRATACIÓN
El cuerpo humano puede soportar unos días sin líquido, pero ya después de unos días sin líquido pueden llegar furtivamente dolores de cabeza y problemas de concentración. Sin líquido empeora la circulación de la sangre, el cuerpo tiene problemas para descomponer los alimentos y se vuelve físicamente débil. Según
Livsmedelsverket (agencia/ministerio nacional de alimentos de Suecia) necesita un adulto unos 1,5 litros de agua por día. Se puede comer nieve para absorber el agua pero eso baja la temperatura del cuerpo – un primer paso hacia la hipotermia. Derretir nieve es mejor.
3. VEN PREPARADO
Lo siguiente se necesita en el coche:
 

  • Bote con tapa (por ejemplo, una pequeña caja de galletas).
  • Velas (velas de calefacción o velas de stearina).
  • Cuerda delgada.
  • Multi-herramienta (por ejemplo navaja militar suiza o multiherramienta Gerber).
  • Cerillas.

Así derrites la nieve:

  1. Haz tres agujeros en el bote.
  2. Ata las cuerdas y coloca el bote en medio del coche, por ejemplo en el reposabrazos central. Utiliza ‘agarradores de curvas’ y reposacabezas como puntos de fijación.
  3. La tapa del bote se convierte en un “candelabro” que se coloca debajo del bote.
  4. Llena el bote con nieve, enciende la vela y la nieve de derrite.
  5. La vela forma monóxido- y dióxido de carbono, por eso debe ventilarse el cupé periódicamente. Abre la ventana unos pocos centímetros, pero hazlo en el lado protegido del viento del coche, así no se enfría el cupé excesivamente.

4. MANTÉN EL CALOR
Si el coche está ‘’entero” y funciona mejoran las posibilidades de supervivencia significativamente. La vela que derrite la nieve puede elevar la temperatura interior hasta en cinco grados. Pero a 30 grados bajo cero se necesita más. Lo más sencillo es poner en marcha el motor. Pero no lo tengas en marcha más de 10 a 15 minutos por hora para ahorrar combustible. Antes de arrancar el motor, asegúrate de que el tubo de escape no esté obstruido. Excávalo libre de nieve y piensa en el riesgo de que los gases de escape son absorbidos al interior del
cupé. Aventureros que utilizan el coche en condiciones extremas conducen fuera los humos de escape con una manguera.
Usa consumidores de corriente eléctrica con moderación, concentra el uso para cuando el motor está en marcha, así se protege la batería. Observa la temperatura y medidor de aceite en el coche. El cárter de aceite y el radiador pueden haber sido dañados al salir de la carretera. Usa la ropa y las mantas que haya en el coche para mantener el cuerpo caliente. Reduce en lo posible el puente térmico en las ventanas, por ejemplo con las alfombras de coche.
5. COME
Un adulto sano puede vivir sin comida durante semanas. Tener provisiones de emergencia situadas en el coche es un bien escaso. Si se quiere estar a pesar de todo completamente protegido es la comida precocinada en conserva práctica. La comida tiene una vida útil larga, de unos tres años o más, no requiere agua adicional y se puede calentar directamente en el envasado. Coloca el envase en las partes más calientes del motor, en el tubo de escape, turbo o catalizador mientras tienes el motor en marcha para mantener el calor en el cupé. Además de que el cuerpo se calienta más se eleva el humor con una comida cocinada. No menos importante, cuando los expertos en supervivencia sostienen que el aburrimiento de la espera es un riesgo por lo menos igual de grande para que la situación acabe infelizmente como el frío en sí. [Traducido del artículo “ÖVERLEV EN NATT I BILEN” de la revista
MOTOR en su edición impresa Nr 10-2013]

MOTORMÄNNENS_GUIDE_TILL_ÖVERLEVNAD

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*