“Lanzaron el dardo en el mapa y fue a parar a Luleå”

LULEÅ_BLEV_DERAS_SHANGRI-LALuleå se convirtió en su Shangri-La
ALEXANDRA PASCALIDOU: El martes pasado, cuando el tráfico del condado en Luleå se estancó después de que la ciudad se convirtiera en una pista de hielo, ‘patiné yo adentro’ de la
Luleå Kulturhus para hablar de mi libro, “Kaos – ett grekiskt krislexikon” (Caos – un diccionario de crisis griego”) .
Allí me reuní con Theo y Haifa. Los nuevos inmigrantes. Aquellos que al igual que cientos de otros jóvenes, hambrientos, de educación superior, han sido obligados a arrancar sus raíces del endeudado sur en las huellas de la
Crisis del euro. La que ha llevado a lingüistas de Lisboa a trabajar en almacenes de Amsterdam y licenciados en ciencias políticas españoles a servir bratwurst en Stuttgart.
Haifa nació en Trípoli, Libia, de padre libio y madre griega y se mudó a Grecia a tiempo para el comienzo escolar. En Libia la habían llamado antes ‘la griega’ para en Atenas escuchar de un compañero de clase que ‘no hay griegos negros’. Pero en su espejo veía Haifa una orgullosa, fuerte mujer negra, que podía superarlo todo. Ella estudió pediatría (médica pediatra) y compró con su amado Theo un piso con vistas al
Acrópolis de Atenas, que ‘llenaron’ con nuevos muebles y esperanzas.

 LULEÅ_KULTURHUS kaos-ett-grekiskt-krislexikon

Apenas tuvieron tiempo para desempacar los muebles antes de que Theo, quien editaba grandes series dramáticas y documentales en la televisión griega, comenzó a discernir oscuras nubes sobre el cielo ático

Luleå_(

www.fotosidan.se/blogs/luttanblogg/upp-i-det-bla-2.htm?replyto=7358845

“Tenemos que mudarnos”, dijo Theo a su bella esposa y le dejó elegir entre cinco países. Lanzaron el dardo sobre el mapa de la UE y ‘aterrizó’ en Luleå. Haifa consiguió trabajo nada más llegar como pediatra en el hospital Piteå älvdals sjukhus y enseñanza privada del idioma sueco. Theo ‘lucha’ en el SFI (svenska for invandrare) donde inmigrantes con muy diferentes niveles de educación y condiciones son apelotonados.

<iframe width=”640″ height=”360″ src=”//www.youtube-nocookie.com/embed/O8VlKmA0M6I” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Cuando cuentan sobre la vida en Luleå suena como si han encontrado su Shangri-La. Cuando la oscuridad y el frío envuelven y la depresión golpea a la puerta invitan a sus amigos a casa a cenas ‘multikulti’ (multicultutales). Españoles recién llegados, portugueses, griegos y austríacos se turnan en ofrecer sus platos nacionales. Moussaka, paella y schnitzel, una partida de monopolio o juegos de cartas, en un encuentro que funciona como antibiótico contra los vientos y las agonías del invierno. La maldición financiera del endeudado sur es una bendición para Norrbotten.

Cuando tomamos café después de la conferencia informa la periodista de radio Kerstin Wixe a Theo sobre empleadores ‘potenciales’. Los propios hijos de Kerstin también han trasplantado sus raíces. No fue la necesidad sino las ganas las que llevaron a la hija de abogado a Bruselas y al hijo a una vida como errante artista de circo por el mundo. “Me he convertido en abuela de una niña de habla francesa”, dice Kerstin, que trata de mejorar el idioma francés para reducir las distancias.

Luleå-mapa)-

Allí estamos sentados en Luleå, un punto en el mapa que se ha convertido en una encrucijada para personas que en necesidad y deseo se mueven sobre límites reales o imaginarios y se me ocurre que el mundo entero es un país extranjero/desconocido que nosotros lo transformamos en nuestra patria. [Luleå blev deras Shangri-La – Metro]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*