UBER TAXI: Nueva tecnología viola contra antiguas regulaciones

JOHAN NORBERG: Clickeo en la aplicación móvil y el taxi que da la casualidad de encontrarse más cerca de mi recibe un mensaje. En ‘tiempo cero’/en un santiamén puede estar en mi domicilio y puedo luego seguir nuestro viaje y el costo en el móvil. Cuando llego al destino se cobra el pago automáticamente de la cuenta que he registrado en la aplicación. El recibo viene por correo.

uber-

Uber Taxi

Uber, este nuevo y ágil servicio de taxi, resuelve muchos problemas. Clientes obtienen un coche más rápidamente – un poco más caro pero también más adecuado – y los choferes obtienen más conducciones. La ausencia de dinero en efectivo reduce el riesgo de robo y cuando se puede controlar el itinerario y el pago es automatizado se minimiza el riesgo de estafas. Además, pueden los consumidores calificar al chofer en la aplicación. Puede ser precisamente la tecnología que necesitamos para sanear nuestro caótico mercado de taxis: el chofer que muchos perciben como engañoso, desagradable o sexista no obtendrá tantas carreras en adelante. Todos los que conozco que han utilizado Uber son entusiásticos, pero en cada ciudad donde la empresa se ha establecido, se ha topado con un campo minado de regulaciones. En Nueva York se consideró que Uber violaba las regulaciones de permiso para la actividad de taxi. Washington DC se quejó de que Uber permitía que los pasajeros cruzaran la frontera del estado, lo que al parecer estaba prohibido. Vancouver exigió que Uber elevara el precio mínimo de una carrera a casi el equivalente a 300 coronas suecas, independientemente de tiempo y trayecto.

Lo más extraño es la respuesta que Uber París ha sufrido. No se les autoriza a recoger a clientes dentro de los 15 minutos desde la orden de pedido, porque entonces la competencia se hace demasiado dura para otras empresas de taxi. Un chofer de París que llega al cliente en dos minutos deberá pronto legalmente quedarse quieto y esperar 13 minutos antes de que pueda recoger al pasajero para llevarlo al destino.
Uber – Stockholm también está en la zona de riesgo, ya que la legislación sueca exige un taxímetro en cada coche. Ese requisito no es para nosotros los clientes. El poder controlar la ruta a través de GPS, incluso en retrospectiva, es un control mucho más eficaz. Eso es para las autoridades fiscales que creen que si no, todos manipulan/engañan. Se puede entender – en un país donde el Högsta förvaltningsdomstolen (Tribunal Administrativo Supremo) recientemente se vio obligado a señalar que Skatteverket (Agencia Sueca de Administración Tributaria) que no pueden simplemente imaginar/creer que todos los empresarios son culpables de falsas facturas sin pruebas.
La historia de Uber muestra cómo destructivas viejas regulaciones pueden ser para innovaciones y nueva competencia. Cuando Uber comienza desde cero y construye una solución tan simple como es posible sobre la base de la más nueva tecnología viola la empresa contra todas as regulaciones que fueron creadas para la realidad de ayer. Ahora comienzan las primeras ciudades estadounidenses a legalizar la actividad, pero eso es sólo porque Uber tuvo popularidad, recursos y energía para tomar una prolongada batalla contra ellos. ¿Cuántos otros emprendedores se vieron obligados a rendirse hace mucho tiempo?. [
Ny teknik bryter mot gamla regler – Metro]

Uber a fondo: una aplicación que amenaza a los taxistas

Boston Blatte – Blogs – The Local

The New York Times

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*