Jeanette Eriksson: La sociedad me ha traicionado durante 45 años

Jeanette ErikssonLa polemista: Entonces permitieron que los abusos sexuales continuaran – ahora quieren quitarme mi asistencia
En necesidad de asistencia. El abuelo de Jeanette abusó de ella durante once años sin que las autoridades interviniesen. Ahora quiere la administración del distrito de Hägerstensvägen-Liljeholmen en Estocolmo le quita la asistencia.
Jeanette Eriksson, 52, Estocolmo
Ha escrito el libro “
När jag blir stor” (Cuando yo sea mayor) (Natur och Kultur) acerca de su crianza.
Aftonbladet ha relatado anteriormente sobre Jeanette Eriksson, quien durante toda su infancia fue violada por su abuelo – lo que las autoridades conocían pero permitieron que continuase. Las violaciones resultaron en lesiones que hoy la hacen depender de asistencia. Pero ahora se retirará su ayuda.
Cuando llegaba a casa de la guardería, podía ya notar en el hall de entrada al piso si se trataba de un abuelo bueno o estúpido hoy. Se veía por la forma en que había colocado los zapatos y su gorra.
Desde que tenía cuatro años bloqueaba mi abuelo periódicamente mis manos con esposas, ponía una almohada sobre mi cabeza y me violaba. ‘La presión’, lo llamaba yo entonces.
Dos años más tarde me convertí en inválida. Las piernas se extendían doloridas y con calambres en línea recta cada una a su lado, bloqueadas en posición de
coito*. Fui ingresada en el hospital de niños Kronprinsessan Lovisa, donde médicos de todo el mundo vinieron y me ‘apretaban’. Mi caso era aparentemente único. Hostias/”diablos” que mal me sentía, cuando yo en tan sólo bragas yacía/estaba tumbada en la fría cama de chapa. Se grabó una película de enseñanza/formación para médicos y psiquiatras, tengo una copia en casa. Música alegre y una voz de narrador que dice ”Is her grandfather her father?” (¿Es su abuelo su padre?). En los registros del psicólogo de niños hay anotaciones sobre cómo yo ato las manos de una muñeca y le pongo tela sobre la cara. El psicólogo escribe cómo muestro gran interés en un mono de juguete que tiene el culo rojo. En otros registros escriben abiertamente que “la niña es víctima/está expuesta de/a una especie de incesto por su abuelo”.

Jeanette fue tratata en el hospital infantil Kronprinsessan Lovisa en Estocolmo después de que las piernas quedaron en posición fija por causa de calambre después de ser violada por su abuelo. Después de 6 meses aprendió Jeanette a andar de nuevo con voluntad propia. Cuando salió del hospital la enviaron a casa de su abuelo otra vez.

El servicio público de atención sanitaria y bienestar de los niños optó por cerrar los ojos. Seis meses más tarde aprendí a caminar por mi cuenta otra vez y fue enviada sóla en un taxi de vuelta a casa a donde mi abuelo. Entonces tenía yo seis años de edad. Allí y entonces se convirtió la sociedad en cómplice de los abusos sobre mí.
Yo vivo aún hoy en la misma zona de Estocolmo. Mis piernas sufren fuertes calambres todavía después de todos los años de incesto. Cuando tenía 31 años fui declarada como discapacitada. En la sección de discapacitados nunca han tenido a alguien que ha sido objeto de incesto, dijo el jefe de la unidad de la administración del distrito. Pero nunca fue mi decisión el clasificarlo de esa manera. Algo que se puede remediar no es una discapacidad. Siempre he estado absolutamente segura de que podría haber aprendido a andar con herramientas de ayuda adecuadas, tratamiento y apoyo correctos. La administración del distrito me ha negado esto.
El 15 de septiembre pierdo mi asistencia personal. En su lugar recibo visita seis veces al día de alguien que me ayudará a ir al baño y darme comida. Voy a estar encerrada en mi piso sin posibilidad de poder salir fuera.

Stockholm_-_Hagersten-

¿Cómo voy a poder mantener mi perro de asistencia Cennja si no recibo ayuda para sacar al perro a hacer sus necesidades? Cennja es mi andadora viviente, ella hace que mis piernas no se entumezcan. Los médicos han dicho que nuestros paseos son la razón de que no esté obligada a usar silla de ruedas en la actualidad. Aún así alega el responsable de la investigación que no tengo ningún deseo de salir fuera de mi vivienda. Es una mentira. Al contrario mi ‘llamada vida’ finiquita sin asistencia (Personlig assistans). Quedaré sentada en el piso y me convertiré en totalmente dependiente de mis hijos para salir fuera. Ellos saben lo que significa ayudar continuamente a su madre, ellos han crecido con eso. Ellos deben tener sus propias vidas ahora.
Uno no elige a sus padres, mis hijos igual de poco que yo
. Se podría pensar que la administración del distrito de Hägerstensvägen-Liljeholmen iría a mostrar comprensión por mi situación. Que irían a mostrar una voluntad de reparar las injusticias cometidas contra mí. En lugar de ello dicen los funcionarios que se sienten incómodos cuando yo cuento. Se siente como si constantemente tengo que defenderme por haber sido víctima de incesto. ¿Por qué es así? Las autoridades no entienden que los niños serán mayores, pero los problemas no desaparecen sólo por eso. Los abusos que sufrí por parte de mi abuelo duraron once años. Él murió en 1986. El abuso de las autoridades ha estado sucediendo desde hace 45 años. Esto tiene que tener un fin. Permítanme conservar la asistencia.
Jeanette Eriksson [
Jeanette Eriksson: Samhället har svikit mig under 45 års tid – AFTONBLADET.SE]

när jag blir stor

Una de cada ocho mujeres se ha visto obligada a tener coito o sometida a intento de coito – antes de cumplir 18 años. En un nuevo estudio realizado por el Nationellt centrum för kvinnofrid (NCK) (Centro nacional para la paz de la mujer) mujeres y hombres han sido consultados sobre sus experiencias de violencia. El resultados muestra que el 13 por ciento de las mujeres y el 4 por ciento de los hombres en contra de su voluntad han sido obligadas o sometidas a intento de coito antes de cumplir los 18. Una de cada cuatro mujeres y uno de cada diez hombres que fueron interrogados en el estudio han sido objeto de tocamientos sexuales en contra de su voluntad, forzadas a ‘tocamientos’ a alguien de una forma sexual u obligadas a posar desnudas antes de la edad de 18 años.” [escribe METRO.se en su edición impresa de ayer bajo el titular “Expert: Sexuella våldet är utbrett”]

“Violencia sexual es un gran problema social. El estudio de alcance sueco Slagen Dam. Mäns våld mot kvinnor i jämställda Sverige: En omfångsanalys de 2001 mostró que el 34 por ciento de las mujeres encuestadas habían estado expuestas a diferentes tipos de violencia sexual desde la edad de 15. Casi dos tercios de las mujeres de 18 a 35 años habían sido objeto de acoso sexual”. [www.nck.uu.se/Kunskapscentrum/Kunskapsbanken/amnen/Sexuellt_vald/]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*