Agua y vino en Niágara

  • Un millón de bañeras fluyen sobre el borde cada segundo en las cataratas del Niágara.
    Toronto es una ciudad multicultural que vale la pena visitar.

Las cataratas del Niágara son una de las atracciones turísticas más famosas del mundo. Pero pocos conocen los ondulados distritos viñedos cercanos. Combina las cataratas con la pintoresca Niagara-on-the-Lake y algunos días en la cercana Toronto para un gran viaje.
Di
Niágara y casi todo el mundo ve las grandiosas cataratas frente a sí mismo. Lo que quizá no se piensa es en la ciudad que se construyó adyacente a las cataratas. Cuerpos de hoteles enormes, casinos y cadenas de comida rápida dan una sensación de estar en Las Vegas, más que en un fenómeno natural de gran belleza. A pesar de esto son las cataratas naturalmente impresionantes. Pero volvamos a ello. Sólo a dos millas de las espumosas masas de agua se encuentra uno de los secretos quizás mejor guardados del mundo viajero: Niagara-on-the-Lake, situada en una península con un clima favorable para el vino. 

Abundancia de bodegas: La entrada a la pequeña comunidad es tan verde que uno podría necesitar gafas especiales para distinguir qué es qué. Viñedos palaciegos se entremezclan con pequeños Bed & Breakfast. Los viduños escalan a lo largo de cada colina y una red de pequeñas calles hace que Niagara-on-the-Lake sea fácil de encontrar. Los hoteles son pequeños y bajos, a menudo ‘alojados’ en antiguos edificios de viviendas. Los restaurantes se encuentran pegados unos a otros, y en los menús se alinean con orgullo vinos propios del distrito.
Los viñedos/las bodegas están tan cerca de la comunidad que se puede ir en bici a ellos, o incluso a pie. Uno de los más cercanos se llama
Peller Estates Winery.
– Ya sabéis
cómo probaréis el vino*, no? Primero se ‘guarda’ un poco de vino en la boca, luego se introduce aire con el sorbo, a continuación se traga y se siente cuánto tiempo dura la sensación/el sabor, dice Ben Phelan en la visita guiada.
Icewine/Vino dulce de hielo: Es como cualquier otro tour de vinos, se pasea entre los viñedos, luego al sótano entre las grandes barricas de roble, y se escucha lo fantástico que este vino en particular es,y lo difícil que fue su cultivo. Pero en Niagara-on-the-Lake hay una pequeña sorpresa. Aquí se elabora, a saber, ‘icewine’, vino de hielo, un vino elaborado a partir de uvas cosechadas y prensadas en estado de congelación, lo que significa típicamente a -7 grados centígrados o más frío. Cuando los granos empiezan a congelarse se forman cristales de hielo en el interior al mismo tiempo que el contenido de azúcar de las uvas y las sustancias aromáticas se concentran en el ‘jugo de la uva’ que puede ser exprimido. El vino es pues dulce, y no un vino de ‘bajo presupuesto’ (leer: barato) directamente. Una botella de medio litro puede costar casi 400 coronas (~45 EUR).
– No degustad de este, simplemente disfrutad ahora, dice Ben y tragamos el chorrito de vino de hielo que nos han servido. 

Cataratas rugientes: El sol resplandece afuera y el vino rosado realmente brilla en el cristal del bar propio del viñedo, tintinean agradablemente las vajillas, pequeñas charlas se mezclan con cantos de pájaros.
Pero al día siguiente llueve a cántaros. En el orden del día pone una visita a las Cataratas del Niágara. La gente nos ha advertido de las largas colas, que dejemos el coche y en su lugar elijamos el autobús. Cuando ahora es el tiempo más o menos como el verano en Suecia, dice la recepcionista del pequeño hotel:
– Id allí! Tendréis las cataratas casi para vosotros mismos. Best time ever! ¡
Mejor que nunca!
Los enormes parkings/estacionamientos están tan vacíos que hacen eco, los paraguas se vuelven al revés en el fuerte viento, pero cuando salimos fuera a la valla de las cataratas es la experiencia tan fuerte que se forman ‘abultamientos de piel’ en la nuca. Llegamos cerca de las cataratas, rugen, sentimos la fuerza, vemos al fiel barco
Maid of the Mist luchar adelante en las rebeldes aguas, para dar la vuelta justo antes de la frontera donde las blancas masas de agua rugientes caen abajo.

Gran experiencia: En la zona zona hay tres cataratas, todas en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, la más grande y más conocida pertenece a Canadá. Diferentes experiencias se pueden comprar por bastante dinero. Además del barco Maid of the Mist se puede viajar en teleférico (Niagara Whirlpool/Spanish Aerocar), caminar detrás de las cataratas (no realmente detrás, más bien cerca), y por supuesto, ir en helicóptero. Pero en un día como este en el que no hay colas no hay mejor (o más barata) manera que verlas que caminando a lo largo del grandioso surco. Cuando deja de llover cuelga la humedad todavía en el aire, realmente se sienten las cataratas. El nivel de ruido es ensordecedor y el ver las masas de agua, que equivalen al volúmen de un millón de bañeras cayendo sobre el borde cada segundo, no es otra cosa que una gran experiencia.

Tour a Toronto: Como si eso no fuese suficiente. Una visita a Niágara comienza o termina a 12 millas de distancia, en Toronto. Allí es más de la mitad de la población nacida fuera de las fronteras de Canadá. Cualquiera puede pues adivinar la cantidad de ofertas de restaurantes que hay, añade a esto una fuerte escena de música, abundancia de ‘microcervecerías’/cervecerias artesanales (Steam Whistle Brewing, Magnotta Brewery, etc., –  > ver The Best Microbrewery in Toronto – blogTO) y por supuesto, la magnífica CN Tower. En combinación con el distrito de vinos y las Cataratas del Niágara, resultará el viaje en no menos que grandioso.

Niagara_falls_panorama

stefanobittante.blogspot.com/2007/06/niagara-falls-panorama.html/Author Sbittante

DATOS / NIÁGARA
Niagara Falls es el nombre colectivo para las tres cataratas en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, a unas 3 millas de
Búfalo (EE.UU. ) y 12 millas de Toronto (Canadá ). La catarata más grande y más conocida está en el lado canadiense. A unas 2 millas de distancia se encuentra Niagara-on-the-Lake, una pequeña comunidad enclavada en viñedos.

  • Diferencia horaria: -6 horas.

niágara_mapa

Cataratas del Niágara en números

  • 110.000 metros cúbicos de agua caen sobre el borde cada minuto .
  • 51 metros es la altura de caída.
  • 1 203 metros es el ancho de caída.
  • 14 millones de visitantes cada año.
  • 97 años de antigüedad tiene teleférico-aerotransbordador Niagara Whirlpool/Spanish Aerocar que transporta pasajeros/une dos puntos diferentes de la orilla canadiense del río Niágara y discurre sobre un remanso conocido como El Remolino (The Whirpool).

Moneda:  Dólar canadiense (CAD). Un dólar equivale aproximadamente a 0.71 euros.

Nivel de precios:  Ligeramente inferiores a Suecia. En un restaurante de clase media cuesta un vaso de vino poco menos de 50 coronas (~ 5,66 euros), un ‘plato de comida caliente’ 80 coronas (~9 euros). Un billete válido por un día en los colectivos de transporte público de Toronto, unas 70 coronas (~ 7,9 euros). Visitas guiadas en viñedos de 35 a 70 coronas.

Temporada:  El mejor tiempo para viajar aquí es de mayo a octubre. Durante julio y agosto puede hacer mucho calor durante el día (alrededor de 35 grados), pero a menudo mucho más fresco por la noche. En la mitad invernal del año hace bajo cero y a menudo nieva.
Recuerda:   Alójate en Niagara on the Lake. Claro que se puede uno alojar junto a las cataratas, pero cuenta con altos precios y la sensación de estar en un parque de diversiones. Desde la idílica Niagara on the Lake es fácil de conducir, tomar un taxi o un autobús turístico.  Ir ‘a pata’ o en bicicleta a las bodegas. Niagara on the Lake está rodeado de hermosos viñedos, están ubicados de tal manera que a muchos de ellos se puede ir en bici, a algunos se puede incluso ir a pie. Bicicletas hay a menudo para alquilar o pedir prestadas en los hoteles. De lo contrario hay un montón de ellas en
Zoom Leisure Bike Tours and Rentals – Niagara 1-866-811-6993, que también organiza visitas guiadas.  Vete detrás de las cataratas. Verlas de frente es impresionante, pero es casi más emocionante ver las cataratas desde atrás. Toma un ‘shuttle bus’ a Rapidsview – Parking Lot (a 1.5 km de las cataratas). Ve cómo el lago Erie fluye hacia abajo y los vapores de agua se elevan alrededor de las cataratas. (Nota! No se debe confundir con la atracción turística llamada “Journey Behind the Falls“, donde no se llega atrás, sólo muy cerca.) (TT)

[Vatten och vin i Niagara – Resor – Göteborgs-Posten]

Maid-of-the-Mist

Niagara Falls (Nueva York), Niagara Falls (Ontario)

Grandes Lagos

Spanish_Aerocar

Whirlpool-Aero-Car-niagara

Spanish Aerocar

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*