Si los samis fuesen indios, oiríamos hablar de ellos

Ol Johan Siku presenta lieta de exigencias del SamatingetDurante tres meses se ha llevado a cabo una violenta protesta a las afueras de Jokkmokk donde la naturaleza se ve amenazada por una planeada mina de mineral de hierro.
Pruebas de perforaciones han comenzado. Los manifestantes argumentan que la mina planificada devasta las vidas de dos aldeas samis. Una presa hidroeléctrica se considera amenazada y la naturaleza sobre una gran superficie será destruida para siempre cuando maquinaria pesada, dinamita y perforaciones hayan hecho lo suyo para abandonar el lugar cuando la rentabilidad disminuya.
Hoy vienen los manifestantes mineros a la
Sergels torg (plaza de Sergel) para que las protestas sean escuchadas hasta arriba donde los que deciden. Hasta ahora han obtenido las protestas, expresado suavemente, tibia atención por parte de los medios aparte de la prensa local en Norrbotten.
El pensamiento se me ocurre que si no fueran samis en Norrbotten los que protestaran sino por ejemplo indios en Norteamérica que lucharan por sus derechos contra el capital internacional, que probablemente todos los medios de comunicación suecos estarían en el lugar.
Las violentas intervenciones de las autoridades suecas en Gállal (Kallak) se observan por el contrario con un bostezo en la mesa de desayuno en Estocolmo. Así han sido las reacciones durante muchos siglos acerca de la mayor parte de lo que sucede al norte de
Uppsala, en especial sobre lo que afecta a los samis. Naturaleza, ganadería, caza y pesca pesa ligero contra puestos de trabajo, nuevos residentes contribuyentes, ingresos mineros y ganancias de intercambio de divisas en la bolsa.
En Estocolmo se ha escrito 20 veces más sobre un
roble amenazado en Gärdet que sobre la naturaleza violada en el paisaje más hermoso de Suecia.
La historia del tratamiento de los suecos a la población
sami nunca ha sido realmente escrita.
Los samis siempre han sido dejados a un lado y tratados de manera infrahumana, al mismo tiempo que los políticos suecos han luchado por los derechos de otros pueblos indígenas y su reconocimiento internacional.
Samis vivos y muertos fueron naturalmente cuidadosamente examinados por los
biólogos de razas de Uppsala en la década de 1920. Parte de su material de investigación se mantiene en cajas polvorientas y cartones.
En la década de 1700, cuando muchos países en Europa desarrollaban colonias en todas las partes del mundo, anunció el gobierno sueco que transformaría
Norrland al “Caribe de Suecia”. Se prometió a los nuevos colonizadores exención de impuestos, vagabundos, desempleados y huérfanos serían enviados allí, sólo si repartiesen las tierras. Nunca llegó a ser un éxito… El viaje Estocolmo-Umeå por tierra tardaba 16 días en aquel tiempo cuando el condado de Västerbotten era tan grande como los actuales países Dinamarca, Holanda y Bélgica juntos, pero con sólo 34 000 habitantes.
Los samis se movían a través de las vastas extensiones, los nuevos colonizadores vivían a lo largo de la costa. Muy pronto surgieron conflictos sobre derechos de pesca y terrenos de pastos, conflictos que prevalecen todavía. Los nuevos colonizadores contaban con todo el poder del Estado con oficiales de justicia, tribunales, libros de derecho y archivos reales de su lado. Los samis contaban sólo con promesas orales y costumbres antiguas a las que referirse. La población no sami tenía una abierta actitud racista hacia la población aborigen/pueblo indígena que no eran vistos como personas reales. Esto quedó claramente demostrado durante los muchos intentos de “civilizar” a los samis, de tratar que se asentaran en residencias permanentes.
“¿Cómo se debería hacer para adaptar a los merodeantes lapones en la sociedad?. Una de las propuestas premiadas por la Sociedad Patriótica fue la de arrebatar por la fuerza a todos los niños samis para educarlos en el sur. Entonces/de esta manera desaparecería la etnia sami por sí sola con el tiempo. Otra sugerencia fue la de enviar los animales de los samis y sus propiedades a ‘
casetas de soldados’ en el sur de Suecia.
Según el autor de la propuesta, Magnus Blix, se ‘adentraría’ en unos años el “coraje viril sueco en estos tímidos y cobardes descentientes de los antiguos helados y ricos en nieve, los más remotos “
gigantes del frío” (rhimthursar)”. Se expresaba así en aquel tiempo.
Siglos de opresión y a veces abierta persecución a los samis hizo que una gran parte de ellos con el tiempo voluntariamente abandonaron su cultura y su gente para integrarse en la sociedad sueca donde de todas las maneras intentan ocultar sus orígenes. Hoy en día viven muchos miles de samis en Estocolmo sin revelar su origen.
La política oficial de derechos humanos sueca es apoyar la lucha de los pueblos indígenas de todo el mundo. Queremos darles dignidad humana y orgullo de sus orígenes. Pero Suecia es al mismo tiempo uno de los pocos países del mundo que no ha ratificado el
convenio del organismo especializado de las Naciones Unidas OIT sobre los pueblos indígenas y sus derechos.
¿Cuándo llegará ese día en el que también los samis de Suecia puedan estirarse y con orgullo presentarse a sí mismos como pueblo indígena de Suecia? Quizás Norrland debería haberse convertido en un nuevo Caribe primero y los samis en indios?.
Los samis siempre han sido dejados de lado y tratados de manera infrahumana, al mismo tiempo que los políticos suecos han luchado por los derechos de otros pueblos indígenas y su reconocimiento internacional. [
www.aftonbladet.se/nyheter/kolumnister/hermanlindqvist/article17728172.ab]

[…] Durante el siglo XVII soñaban muchos en transformar lo que en lenguaje cotidiano descuidadamente se llamaba Norrland a “EL Caribe de Suecia”. Cuando otros gobiernos europeos exploraban lejanos continentes, iríamos en Suecia a explorar y explotar las riquezas del norte. El problema era sólo que allí había demasiada poca gente y los que habían, los lapones, como se decía, no eran considerados como ‘verdaderas personas’.
En 1789 puso en marcha por eso
Patriotiska Sällskapet (La Sociedad Patriótica) el concurso “¿Cómo se debería hacer para adaptar a los merodeantes lapones en la sociedad?. Llegaron muchas sugerencias. El ganador fue el capitán Olof Björling que recibió el gran premio de la sociedad en plata.
Sugirió que con violencia se obligaría a los samis a abandonar su existencia nómada. “El recrear sin violencia a una etnia tan salvaje y convertir a los samis en otras personas, aunque sean de temperamento vivaz, creo más difícil de lo que hubiera sido para el zar Pedro el Grande el sin violencia transformar a los rusos.” Bjorling escribió que “todos sus hijos entre uno y dos años, si no antes, siempre deberían serles arrebatados, independientemente de si los padres mismos estuviesen de acuerdo o no, y educarlos a expensas de la sociedad, para que desde tiernos años no cojan el hábito y el gusto de una vida salvaje y casi grosera (bestial)”. De esta manera los niños samis serían educados a ciudadanos útiles “en lugar de erodeantes parásitos no agradables”. Sus padres no deben ni siquiera acercarse a ellos hasta que se hayan arraigado”.
El tono era igual de duro en las otras propuestas. Magnus Blix sugirió que se tomaran (les quitaran) los animales de los samis y los bienes de ellos y se enviaran a ‘
casetas de soldados en el sur de Suecia : “En veinte años van a estar estos samis mezclados en las costumbres de nuestros residentes sureños.”
La primera descripción de la Laponia sueca llegó en la década de 1600, fue escrita en latín y fue un gran éxito en el mundo de los eruditos medievales y atrajo a nuevos exploradores, entre ellos a varios franceses que siempre han sentido un deseo por el país del
sol de Medianoche.
Uno de ellos se llamaba
Jean-François Regnard*. Llegó a Jukkasjärvi y se puso del todo lírico. En Torneträsk fue ‘capturado’ por una sensación de euforia. Tal vez fue debido a la altitud, tal vez había probado alguna seta interesante porque así exclama en su libro: “Cuando estábamos allí arriba, vimos al oeste Laponia y el Océano Ártico en toda su extensión hasta el Nordkap (Cabo Norte). Esto puede ser llamado frotarse contra el eje de la Tierra y estar en el fin del mundo. “Debe haber sido un muy hermoso día o bien se frotó con alguna medicina extraña porque nadie ha obtenido desde entonces tales vistas desde Torneträsk.
El problema para el gobierno era conseguir que los suecos se mudaran a Norrland de modo que el mineral y los bosques fuesen explotados. El plan era atraer a gente “excedente” a Norrland, mendigos, huérfanos, desempleados y ciertas categorías de delincuentes que serían llevados a Västerbotten por la fuerza. Allí recibirían capital inicial, exención fiscal y evitarían el servicio militar a cambio de que crearan nuevas fincas agrícolas/caseríos.
Un poco en esa dirección resultó en 1750 cuando nuevos colonizadores fueron atraídos sólo con exención de impuestos. Aún así no resultó en una afluencia masiva estilo
Klondike hacia el norte, aunque las cosechas y las áreas de cultivo crecían. No vinieron muchos nuevos colonizadores del sur, la mayoría de los que vinieron eran jóvenes y pobres que procedian de ciudades en las desembocaduras de los ríos que se mudaron a tierras despobladas. Muchos eran jóvenes que simplemente querían evitar el servicio militar. Fue aún así lento para poblar el interior y en algún Caribe nunca resultó. Por el contrario obtuvo Suecia su propio Caribe en 1784 con la pequeña isla de Saint Barthélemy. No resultó en ningún frenesí de emigración allí tampoco.
Resultó inmediatamente en conflicto entre los nuevos colonizadores y los samis sobre la tierra y terrenos de cultivo, conflictos en los que los nuevos colonizadores contaban con todo el aparato estatal sueco en la espalda y los samis no tenían ningún derecho en absoluto. Tales conflictos están aún en curso. Los samis suecos obtuvieron su propio parlamento,
Sametinget, en 1993 , últimos en Norden (región nórdica/países nórdicos). Pero todavía el propio nombre de los samis en su zona – Sápmi (Laponia) – no ha sido aceptado por todos. [www.aftonbladet.se/nyheter/kolumnister/hermanlindqvist/article11348675.ab]

Beowulf_minning_on_the_Swedish_news

petition petition-1

Avazz

 petition-1- BEOWULF_Minning_-_Norbotten

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*