Alarma canadiense: Salud sueca amenazada

Aumento de la desigualdad de ingresos y pobreza podrían tener consecuencias en 5 años

svInvestigadores canadienses han enfatizado a Suecia como un país pionero en el bienestar y la salud pública.
Pero ahora alerta un nuevo estudio de un giro ideológico en forma de U que arriesga la salud humana en cinco años.
– No es un buen desarrollo, dice el profesor Dennis Raphael de la Universidad de York en Toronto.
Mientras que la pobreza extrema en general ha disminuido las desigualdades en el mundo han continuado aumentando. Los países nórdicos han sido durante mucho tiempo tendencia divergente y estudiados de cerca por científicos a nivel internacional.
Suecia ha sido particularmente exitosa en términos de equidad en salud, y ha tenido una de las tasas de mortalidad y pobreza infantil más bajas del mundo y ha sido el país donde la esperanza de vida ha sido de las más altas.
Suecia ha sido dirigente
El catedrático Dennis Raphael de la Universidad de York en Toronto, Canadá, es uno de los científicos que ha estudiado los países nórdicos desde hace varias décadas.
En un reciente estudio de visión de conjunto que se publicará próximamente en la revista
Scandinavian Journal of Public Health, rasalta el tema de cómo los máximos de salud suecos anotados se explican científicamente.
Lo que ha distinguido a Suecia es un “equilibrio de intereses único” entre mano de obra, actividad empresarial y sociedad civil. Un número récord de suecos han estado afiliados a los sindicatos y trabajado bajo acuerdos de negociación colectiva.
La equlidad entre hombres y mujeres ha sido altamente priorizada.
Además el gobierno ha puesto al servicio de la población seguridad social y económica con los más altos gastos públicos destinados a niños, jóvenes y ancianos, desempleados y discapacitados.
– En conjunto ha hecho esto que Suecia haya estado entre los líderes en igualdad de ingresos.
El apoyo al bienestar se desmorona
El artículo muestra que reducida pobreza y seguridad en el mercado laboral han llevado a una menor mortalidad infantil, una vida más larga, excepcionalmente buena salud entre niños y jóvenes y capacidad de mantener la salud de los más vulnerables en la sociedad, incluso en períodos de crisis económica en las décadas de 1980- y 1990.
Pero ahora se advierte que las condiciones para mantener la salud pública han cambiado drásticamente – mediante que los suecos han adoptado una retórica en la que el bienestar propio es enfrentado al de los demás.
– Se hace mediante que estrategias políticas llevadas a cabo ideológicamente y mensajes multimedia cambian la forma de ver del estado de bienestar, dice Dennis Raphael .
Desde la entrada de la
Alianza en 2006 el apoyo de los suecos por el estado del bienestar se ha desplomado un 15 por ciento y se encontraba el año pasado en un 58 por ciento, según OECD Social welfare statistics.
– Es el nivel más bajo entre los países nórdicos y el mayor descenso en el apoyo al
estado del bienestar. Yo lo llamo “welfare state fatigue” (“cansancio ante el estado del bienestar”, nota de la redacción).
La retórica debilita
Al mismo tiempo la desigualdad de ingresos y la pobreza han aumentado donde más en Suecia, y la aceptación de la desigualdad de ingresos ha aumentado paralelamente con una actitud en aumento de que la elección individual en salud es importante.
El cambio de actitud se explica estar relacionado con una imaginada amenaza de la globalización y la inmigración.
– Pero es una idea que no se corresponde con la realidad, dice Raphael y hace referencia a un estudio comparativo de países que muestra que mayor inmigración en sí misma no conlleva ni a un aumento del desempleo ni a la reducción

svPor el contrario se ha utilizado tradicionalmente la retórica de “nosotros y ellos” que juega con la xenofobia por los partidos políticos de derecha para debilitar la solidaridad dentro de la clase obrera y exigencias de inversiones conjuntas en el bienestar.
Mientras que las condiciones se deterioran se retuercen actitudes en la población de solidaridad con los demás a la propia y el bienestar de la familia se prioriza.
” El estado del bienestar con altos impuestos comienza a ser visto como una amenaza en contra en vez de una ayuda para bienestar”, retoma el artículo, con referencias a estudios europeos y americanos.
“¿Cómo podéis?”
Raphael ha constatado similar desarrollo político y de actitud en los últimos 20 años en su país de origen Canadá y visto cómo ha afectado: la menor caída de la esperanza de vida entre todos los países de la OCDE y un aumento galopante de la mortalidad infantil.
Vistos los rápidos cambios en Suecia se prevé que la salud pública se deteriorará drásticamente aquí dentro de cinco años.
– Vamos a estudiar la salud pública en Suecia ahora. Esto no es un buen desarrollo. Todos nosotros dentro de la investigación abogamos equilidad en materia de salud y hemos visto a vosotros como pioneros. Ahora se preguntan muchos cómo podéis volveros en contra de la misma cosa que os hizo tan exitosos.
“Puras suposiciones”
El periódico Aftonbladet ha buscado representantes de todos los partidos, entre otros el ministro de asuntos sociales Göran Hägglund (KD/
Kristdemokraterna), cuyo secretario de prensa Johan Ingerö responde:
– La tesis parece ser que el bienestar se ve amenazado por el descenso de apoyo a los partidos socialdemócratas, y también que los gobiernos de centro-derecha, por definición, son más xenófobos.
Ingerö aborda las siguientes formulaciones:
”The growing strength of center-right political parties suggests that anti-immigrant sentiments and their effects are potentially strong” 
 e “In addition to its immediate effects upon public policy, economic  globalization can create economic and social conditions that weaken support for social democratic parties and Nordic values of universalis”. Esto son pues puras conjeturas, que nosotros no compramos, y nada que Göran irá a comentar.
MP (
Miljöpartiet): “El gobierno no toma responsabilidad”
La líder del Partido Verde en el parlamento (riksdagen) y
portavoz de políticas de salud pública Gunvor G Ericson entregó en octubre una moción para aclarar responsabilidad política en lo referente a la salud pública.
– Muy, muy interesante. Creo que deberían sentirse afectados por esto. Ya que está tan claro que el gobierno no ha priorizado esto necesita Suecia hacer un nuevo comienzo. El gobierno sólo ha mirado al estilo de vida del individuo en particular. Pero la política tiene responsabilidad de las posibilidades que existen: vivienda propia, en qué ambientes/entornos viven las personas. El gobierno hace caso omiso de la responsabilidad política.
– Tenemos un gobierno que conscientemente ha ‘priorizado abajo’ la salud pública,
ni siquiera tenemos un ministro de salud pública ya más sino que han unido las cuestiones sociales y de salud. Que Göran Hägglund no quiera hacer comentarios sobre esto dice mucho.
Ella resalta el desarrollo de la salud pública, que como el estudio dice, señala fuertemente a la baja.
Una mujer de 30 años con una educación universitaria en 1986 tenía una esperanza media de vida que era de dos años más que una mujer sin educación superior.
– Esa diferencia en la actualidad se ha incrementado a 4,5 años. Es un derecho humano que todos deberán tener un buen estado de salud y ese es el propósito del Estado del bienestar.
V (
Vänsterpartiet): “Quitad las ganancias en el estado del bienestar”
– Que hayamos tenido una de las tasas de mortalidad infantil más bajas del mundo no es una casualidad, sino el resultado de un esfuerzo consciente. Si retrocedemos 200 años atrás, la situación era completamente diferente, dice Gunvor T Ericson.
Jonas Sjöstedt, líder del Partido de la Izquierda (
Vänsterpartiet) envía un comentario escrito:
– Esto confirma nuestro punto de vista del bienestar y qué importancia tiene para reducir las desigualdades en la sociedad. Un bienestar bien desarrollado que es financiado y dirigido públicamente crea equilidad y conduce a la reducción de los problemas de salud. El desarrollo que vemos ahora con aumento de la desigualdad de ingresos, y cuando una parte del dinero destinado a justamente el bienestar desaparece a
riskkapitalbolagen (entidades de capital riesgo) aumentan las desigualdades. La respuesta de la izquierda es eliminar los beneficios privados en el bienestar y nivelar las diferencias de ingresos. La sociedad en general se beneficiaría de esto. [www.aftonbladet.se/nyheter/article17700531.ab]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*