Mercado tembloroso en una encrucijada

C_ABAJOLos últimos cinco años han sido turbulentos para los fabricantes de autocaravanas en Europa. La crisis financiera redujo las ventas anuales con más de 20.000 autocaravanas o algo más de una quinta parte del total del mercado.

En las huellas de la crisis ha colapsado el mercado italiano, de 15.000 autocaravanas por año justo antes de la crisis financiera a 3 800 este año en el mejor de los casos. Más mercados muestran tendencia negativa, el más inquietante es el francés. Sólo en Alemania se venden más autocaravanas que en Francia, y si Francia obtiene un desarrollo equivalente al de Italia, está la cosa mal.

En Alemania por el contrario va ‘como el tren’ (leer ‘muy bien’), Gran Bretaña está aumentando y en los países nórdicos es el mercado estable.

ALEMANES AHORRAN EN EL GRANERO

Los productores alemanes aguardan. Muestran algunos unos cuantos nuevos modelos, reagrupan su oferta y – sobre todo – recortan los programas de modelos. La voluntad de invertir en nuevas tecnologías y vehículos más modernos es enclenque. Las inversiones que a pesar de todo se realizan están encaminadas a reducir los costos de energía y tiempos de producción más cortos.

La excepción es Carthago que ha construido una nueva fábrica de 25 millones de euros – la segunda en cinco años. Pero así en un mercado difícil en diez años han pasado de ​​300 a 3 000 vehículos al año.

LOS ITALIANOS APUESTAN DURO

En el país en crisis Italia se ha mermado el mercado interno a una cuarta parte de lo que había sido. Para recuperar sus volúmenes de producción es exportación de lo que se trata. Para que tenga éxito, el nivel de calidad debe ascender, y preferiblemente superar, al de los fabricantes alemanes. – con una etiqueta de precio inteligente. El escepticismo es grande hacia las autocaravanas italianas ya que tienen un historial de daños de humedad y torpe calidad de construcción.

Esto lo han entendido y trabajado en ello durante años. Hoy en día vienen Mclouis, Ci y Laika sin madera y espuma de poliestireno en las paredes. Se ha dejado de fabricar en la mayoría de los modelos con ventanas de caravana ubicadas en el exterior. Además es el diseño una especialidad italiana (leer algo en lo que los italianos son muy buenos). Lo más duro apuesta ahora Laika que construye una nueva fábrica, lista dentro de cerca de un año.

Los italianos ven las bajas ventas como una promesa de mejores tiempos. Están convencidos de que dentro de unos años se desatará Simplemente porque el parque de autocaravanas existente envejece rápido – vehículos más viejos no están tan bien construidos como los de hoy.

LOS ‘FRANCHUTES’ HAN HECHO MUCHO YA

Chausson/Challenger son de los mayores fabricantes de autocaravanas de Europa. Pilote y Rapido son también gigantes que se presionan mutuamente muy duro y controlan cada paso que el otro toma.

La competencia los ha mantenido en estado de alerta y los productos son ahora competitivos. El viaje que los fabricantes italianos hacen ahora  los franceses lo han hecho ya.

Pero la tendencia con un mercado interno a la baja no ha pasado desapercibida. Cuando el grueso de las ventas es nacional resulta un colapso similar al italiano devastador.

Para protegerse realizan los fabricantes franceses amplias gamas de modelos, contrariamente con el argumento alemán. Se quieren encontrar modelos clave para cada mercado. Eso requiere una amplia gama y fábricas que puedan construir series muy cortas.
[Stefan Janeld / Jefe de redacción de la revista Husbilen Test Nr 6 – 2013]

Trigano

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*