¿Tienes control sobre tus ruedas?

WJS)))

http://www.stonesstravelguides.com/

A medida que las autocaravanas se hacen más grandes se requieren conductores más hábiles para conducirlas de una manera segura. El conductor debe estar aún más alerta y siempre ser consciente de sus acciones detrás del volante. Porque si se aparean falta de atención e indiferencia ante su propio tamaño se han creado las condiciones para accidente. Se quisiera de buena ver que todos los autocaravanistas fuesen afablesy que respetaran la propiedad de otras personas. Pero no es así el caso. Cada vez más a menudo se ven conductores indiferentes que infringen/destrozan con su conducción la propiedad de otras personas.

En un rincón olvidado en el desierto en Arizona hay un lote de terreno que es gestionado por el BLM – The Bureau of Land Management. El terreno es uno de los muchos que están bajo su control en el paisaje desértico del suroeste en Estados Unidos. BLM permite a autocaravanistas acampada libre en sus tierras durante dos semanas sin que cueste nada. Después hay que largarse. La condición es naturalmente que se deje el lugar en las mismas condiciones en las que se encontró. Lleva mucho tiempo para que una planta de desierto lesionada se recupere, ya que vive en condiciones muy duras. Surcos de ruedas y de otras cosas llevan muchos años antes de que desaparezcan.

En este lote en particular hay senderos claros que llevan a los lugares de campamentos establecidos*. En general están emplazados los sitios lo suficientemente separados para proporcionar privacidad. Importante ya que una gran parte del encanto de la acampada en el desierto es experimentar la naturaleza virgen y la soledad.

Si se profundiza en la zona hay sitios destinados a grupos que viajan juntos para estacionar varios vehículos. Evidentemente esta disposición no se ajusta a todos. Algunos piensan que deberán aparcar exactamente donde ellos quieren. Ellos organizan sus propios campamentos girando sus vehículos y aplastando la vegetación. A menudo es el terreno blando con el resultado de que se convierte en surcos profundos. En el peor de los casos gira el conductor tan bruscamente que arrastra el lateral de la autocaravana a través de la seca vegetación. Ellos no sólo dañan el lugar de acampada de esta manera. Rayan su propia caravana.

buske

Este arbusto nunca se recuperará. Seguro que tiene cincuenta años de antigüedad. Pero en cuestión de segundos un autocaravanista irresponsable lo ha aplastado. Si en su lugar hubiese tomado el giro como los autocaravnistas siempre han hecho en esta curva pues habría podido la planta continuar viviendo ilesa.

El problema es que muchos conductores no pueden manejar sus gigantescos vehículos de una forma cómoda y natural. Simplemente porque no saben cómo hacerlo. No saben dónde tienen sus ruedas. Hace poco estuve en un camping de propiedad privada. Muy bien cuidado y obviamente querido por sus dueños. Gran parte de la belleza del lugar provenía de exuberantes y enormes arriates de flores. Los arriates estaban rodeados por vallas bajas. Dolía ver cómo un conductor de autocaravana, a pesar de que había abundante espacio para realizar el giro, tomó la curva demasiado apretada y condujo las ruedas traseras justo sobre el arriate. La valla fue aplastada así como gran parte del arriate. ¿Creéis que se detuvo? No, no, él siguió adelante. Extendió partes de la valla, con clavos y todo, sobre el camping y se largó. No sólo el arriate debía ser reparado. El camino debía ser limpiado de clavos para que los vehículos venideros evitaran obtener pinchazo.

Dudo que siquiera se diese cuenta de que había conducido fuera del camino, en el peor de los casos, simplemente lo ignoró/le importó un huevo. No me gustaría estar en una acera en una esquina por la que él fuese a girar. Parece imposible para ciertos autocaravanistas girar lo suficiente como para no tomar el atajo por las aceras o carriles en sentido contrario.

Algunos ni siquiera saben donde se encuentra la parte trasera de la autocaravana. Las autocaravanas tienen no raramente un largo voladizo. Si no se tiene cuidado se arriesga uno a agitar el trasero de la autocaravana como un perro juguetón. He visto autocaravanas derribar surtidores enteros en gasolineras con sus voladizos al girar hacia afuera del surtidor en un giro demasiado apretado. No saben que tienen que ir recto adelante hasta que han pasado el surtidor. Lo misma cosa se arriesga que ocurra si se hace un giro cerrado en una calle con coches aparcados a lo largo del lado. O bien presiona la parte trasera de tu AC un automóvil aparcado o bloquea la marcha adelante de un coche y provoca un accidente. 

Veo a menudo armarios eléctricos y bocas de incendio doblados en campigs. El resultado de conductores negligentes con vehículos más grandes de lo que pueden manejar. También muchos árboles tienen rastros de la devastación de las autocaravanas, puede ser pintura que se ha raspado de estas o en el peor de los casos partes de la autocaravana que se han arrancado. Uno puede por supuesto argumentar que el dueño del camping debería haber cortado los árboles y acondicionado un mejor paso para facilitar a sus visitantes. Pero la gran mayoría de la gente todavía consigue pilotar su autocaravana por estos obstáculos fijos.

reparationsarbete_för_campingägaren.

Este hombre no tenía idea de dónde estaban sus ruedas traseras. Ahora resultará en un gran trabajo de de reparación para el propietario.

Es la obligación de cada autocaravanista conducir su vehículo de una manera segura. En eso implica el conducir un vehículo seguro. Antes de la salida debes de dar una vuelta alrededor de la autocaravana y ver que el vehículo esté listo para partir. Todo deberá estar atado, asegurado y las ruedas deberán tener suficiente aire. Si remolcas coche o remolque, asegúrate de que el cable de seguridad y la fuente de alimentación estén bien.

Como nuevo propietario de autocaravana se necesita entrenar antes de salir a la vía pública. Vete a un supermercado y practica diferentes maniobras. Echar marcha atrás, estacionar en paralelo, girar, conducir recto para aprender a mantenerte en tu carril. El día que tengas que ir a un aparcamiento apretujado para hacer compras o repostar lamentarás que no hayas practicado. Y no es divertido practicar en una situación brusca, puede resultar caro además.

Ahora son sólo unos pocos autocaravanistas los que causan problemas. Pero su comportamiento se refleja en todos nosotros. Encarguémonos pues de las cosas y señalemos a los autocaravnistas que vemos se comportan mal o tienen problemas para manejar su vehículo. Porque si nosotros mismos nos encargamos de las cosas evitaremos leyes que regulan tamaño, requisitos de permiso de conducción, requisitos medioambientales y otras cosas en autocaravanas. No necesitamos más regulaciones, sólo menos propietarios de autocaravanas irresponsables.

[husbilen_test_nummer_8_2009 VÅR MAN I VÄST / “Har du koll på dina hjul?”]

BLM undesignated campsites near Why, AZ

rv arizona

campgrounds.com – Arizona campgrounds and RV-Parks

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*