La búsqueda del vehículo de recreo perfecto – Parte 3- Es hora de construir una célula vivienda

WJS)))

www.stonesstravelguides.com/

Como mencioné en el número anterior (La búsqueda del vehículo de recreo perfecto – Parte 2 de 6 – De pesada caravana a igual de pesado remolque tienda) era nuestra pickup un vehículo tractor perfecto para nuestro pesado remolque tienda. Muy superior a cualquier otro coche que anteriormente habíamos poseído.

El tiempo vuela y aunque a veces parecía como que nuestros hijos iban a ser niñitos para siempre la realidad era que los dos mayores se han vuelto adolescentes. Por lo tanto eran demasiado grandes para acompañar con sus padres pensaban ellos de todos modos. ¿Por qué los niños se hacen mayores, mientras que los padres nunca envejecen?

Dado que nuestra compañía de viaje se diezmó rápidamente comenzamos mi mujer y yo a buscar un alojamiento más cómodo que el que ofrecía el remolque tienda. Sobre todo queríamos evitar el curro de montaje y desmontaje del remolque. Un laborioso, un trabajo que llevaba mucho tiempo para conseguir el transformarlo en habitable, máxime de noche y cuando llovía. Solíamos echar miradas envidiosas a los compañeros campistas que sólo aparcaban y entraban en sus ‘viviendas’ con paredes sólidas. Una parada rápida para almorzar a lo largo de la carretera era igualmente interesante cada vez.

camper)-

El interior está casi completo.

Era imposible tener acceso a lo que se necesitaba sin elevar el techo del remolque. Cuando los niños eran pequeños, podíamos dejarles que se acurrucaran y buscar lo que necesitábamos. Algo con lo que ni mi mujer ni yo nos comprometemos.

Así como los campistas a menudo hacen empezamos a mirar a otros vehículos de campistas. Vimos para nuestro interior lo acogedor que lo tenían en sus caravanas. Es extraño cómo se funciona como ser humano. Fue sólo hace unos pocos años que cambiamos nuestra caravana por este remolque, nuestro segundo remolque tienda de campaña. Ahora tal vez era hora de volver a lanzarse a una caravana.

Un día cuando estaba yo leyendo una revista de camping había allí un anuncio sobre planos para construir su propia ‘truck camper’/célula habitable sobre pickup. Muy interesante, qué proyecto sería en el que hundir sus dientes. Ya que vivo en una granja, podía utilizar mi propia madera. Mi taller, aunque pequeño, ofreía una local caliente y seco en el que construir. Además, había cambiado recientemente mi camioneta pickup por una más grande. Un vehículo perfecto en el que poner una célula habitable.

Los planos a escala 1:1 venían junto con un manual muy completo. La idea era que se pusiera la gruesa madera contrachapada/plywood que luego se convertiría en la placa de fondo del camper (célula vivienda) en el suelo y luego grapar los enormes planos sobre la madera contrachapada. En el plano se colocaban luego tablas que se habían serrado siguiendo las instrucciones. Las tablas formaban el marco de la célula vivienda y eran iguales para ambos lados de la célula habitable. Coloqué doble número de tablas y las clavé juntas. Se construía de esta manera ambos marcos al mismo tiempo, uno encima del otro.

Había comprado 16 tableros de madera contrachapada delgados en los que un lateral estaba pintado. Las tableros los clavé sobre los marcos acabados con el lado tratado hacia arriba. Luego serré el exceso de plywoood con el marco como apoyo. Después serré aberturas para puerta y ventanas. Luego di la vuelta a todo e hice lo mismo con el otro lado. Ahora tenía dos elementos de pared, aún clavados entre sí espalda con espalda. Cuando los separé estaba con dos laterales de célula habitable con paneles interiores acabados.

Techo, lado trasero y frontal fueron construidos de la misma manera, aunque por separado. Después usé el plywood grueso para construir la caja que se adaptaría a la pickup. Ahora pasaron las semanas de invierno a un ritmo acelerado. Mi taller parecía encogerse al mismo ritmo. Tal vez era sólo imaginación, pero claro que era la célula vivienda/camper tan grande como el Queen Mary?

camper)--

Un marco grande y espuma de poliestireno como aislante. Pero se siente apretujado en el taller en este momento. Especialmente en altura.

Con mis nuevos elementos de célula inclinados aquí y allá, y con la gran caja de plywood en el suelo había poco sitio de maniobra en el taller.

La siguiente parte del proyecto requirió gran cantidad de ayuda de mi mujer, Sylvia. La guié con esmero cuando ella levantaba los elementos de pared y con cuidado las colocaba sobre la caja y los fijaba con pegamento y tornillos. Ayudé un poco pero no quería estar en el camino/estorbando.

Cuando las paredes laterales estuvieron en su lugar y las paredes frontal y posterior montadas, comenzaba todo a parecerse a una célula vivienda.

Ahora podía empezar a trabajar con el interior. Montar armarios superiores, armarios inferiores, construir el marco para la alcoba, mesa, sitios para sentarse. Monté cocina, horno, un pequeño calentador de gas y depósito de agua. También el sistema eléctrico se fijó, 12, así como 115 voltios. Un pequeño cuarto de baño alojó una invención fantástica, un Porta Potti. Por fin teníamos una retrete bajo techo! ¿Qué más se podía pedir?

Se encontraba ahora problemáticamente apretado en el taller. Cómo de problemático se hizo evidente cuando se iban a montar las vigas que sostenían las dos paredes laterales. Se debían atornillar de arriba abajo. La única herramienta que cabía era un rechoncho destornillador corto. Aún así arañé mis manos en el techo cuando con bravura atornillaba tornillo tras tornillo. Llevó dos noches completas el fijar las vigas.

Ahora teníamos una célula vivienda, terminada en su interior, completamente expuesta externamente. Tableros de espuma de poliestireno se adaptaron y se utilizaron como aislante en paredes y techo. Delgados contrachapados lacados se montaron sobre provisionalmente.

El conseguir el panel de aluminio correcto para la fachada resultó difícil. Se ordenó de Indiana en EE.UU., donde se construyen muchos vehículos de recreo.

La chapa del techo vino en un rollo grande y desenrollamos este en el suelo y lo pusimos sobre la célula habitable. Una solución provisional ya que no podíamos hacer de otra manera más correcta. Tuvimos que enderezar la placa a lo largo del techo. El más mínimo error la deslizaba sobre un lado o el otro muy rápidamente. Además, teníamos que mantener la chapa tensa, porque lo demás no era suficiente longitudinalmente.

Después de que la chapa de techo estuviese en su lugar llegó el turno a los paneles laterales. Llegaron en tiras largas. Cuando la última tira estuvo en su lugar y los bordes sellados con cinta de sellado y tiras/perfiles de goma aparentaba muy bien. La fachada profesional dio a la célula vivienda una impresión de construcción de fábrica más que algo que se fijó con clavos en el patio trasero.

Unos días más tarde estaban las luces de posición en su lugar. La célula habitable estaba casi completamente lista. Pesaba cerca de una tonelada y estaba directamente en en suelo del taller. Aparentaba ser un curro enorme el sacarla fuera.

Próximo número: Fuera con el truck camper y arriba con el pickup.

[HUSBILEN TEST 04/2010 / VPR MAN I VÄST / “Jakten på det perfekta frit Del 3 av 6 – Dags att bygga en camper”]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*