Emigración sueca a otros países

Aunque la emigración a América fue extensa, hubo otros países a los que los suecos emigraron.

Europa – Australia – Brasil – Canadá – Sudáfrica – San Petersburgo.

Liv Ullman y Max von Sydow en la pelicula UTVANDRARNA utvandrarna_nybyggarna

Australia
Vilhelm Moberg, los historiadores y ‘sueco-estadounidenses’ han fijado tanto la historia de la emigración sueca a Estados Unidos que no muchos piensan que Australia fue un objetivo para emigrantes suecos. Naturalmente fue la emigración allí un goteo en comparación con el flujo de 1,2 millones de migrantes, pero detrás de los 25 000 que partieron a Australia se imagina una parte inusual de fascinante historia. […]
Los primeros emigrantes suecos conocidos navegaron en 1830 a Australia Occidental y en 1841 emigró un grupo de artesanos de Estocolmo a Sydney. Durante la fiebre del oro en la década de 1850, llegaron miles de norteños a Victoria. Los emigrantes suecos se convirtieron en agricultores, artesanos, pastores y buscadores de oro y se extendieron por toda Australia. Esta diferente emigración ha continuado hasta el día de hoy y en fecha tan tardía como la década de 1970 viajaron varios grupos de emigrantes suecos a Sydney.
 

Brasil
La emigración a Brasil, cerca de 10.000 emigrantes, que comenzó en relación a los años de hambre/crisis de subsistencias 1868-1871, tuvo la provincia meridional de Rio Grande do Sul como objetivo. El estado brasileño tentaba con viaje gratuito, lo que atrajo a muchos que eran demasiado pobres para emigrar a Estados Unidos. A pesar de muertes y miseria en el difícil clima para los escandinavos llegaron nuevos grupos de emigrantes durante la crisis industrial en 1891 (Sundsvall, Estocolmo), y después de la gran huelga de 1909 (Kiruna). Muchos ‘sueco-brasileños’ cruzaron el río Uruguay a la provincia de Misiones en Argentina, donde Oberá es todavía una ‘ciudad sueca’. Una gran parte de los emigrantes fueron repatriados con costos a cuenta del estado sueco en 1912.

svenskarna_i_winnipeg

Canadá
Los suecos han emigrado a Canadá casi durante tanto tiempo como a Estados Unidos. Los muchos suecos que viajaron a través de Noruega llegaron principalmente a Quebec y la mayoría continuó directamente a Estados Unidos. Primero a partir de finales de 1800 se puede hablar de un flujo creciente de inmigrantes a Canadá, donde tierra ‘homestead’ (
Dominion Lands Act) aún se ofrecía a agricultores que ya no podían más esperar de “friland/tierra gratis” (United StatesHomestead Act) en Estados Unidos.

A las cifras del Statistiska centralbyrån (SCB, Instituto Nacional de Estadística de Suecia) de la emigración a Canadá antes de 1900 (527) hubo que añadir el doble de inmigración vía EE.UU.. Los emigrantes suecos de Canadá estaban en alto grado influenciados por la tardía emigración de Norrland. El retardo de la emigración norteña conllevó a que los asentamientos suecos en la década de 1920 en Canadá (Manitoba, Alberta y Columbia Británica) tenían una composición similar a la de medio siglo antes en Minnesota: familias enteras que habían ‘cogido tierra homestead/homesteadland’.

Göteborg 1905 amerikabilder20usa

“The Last Best West”
De significante emigración sueca a Canadá no se puede hablar hasta alrededor de 1880. Muchos llegaron a través de la frontera de EE.UU., donde vivieron primero un tiempo. “El Estado sueco”
Minnesota y especialmente las ‘zonas suecas’ del condado de Kittson hacían frontera con Canadá y el flujo de los ‘suecos minnesotenses’ a la provincia de Manitoba resultó palpable. La metrópoli de Winnipeg en la parte inferior del valle del río Rojo se convirtió en líder de las ‘ciudades suecas de Canadá’. El año 1931 vivían aquí unos 7 000 suecos. Logan Avenue, que se convirtió en la “calle sueca del snus’ de Winnipeg (>Snus), estaba ubicada justo al lado de la enorme estación de ferrocarril de Canadian Pacific Railroads, donde muchos suecos consiguieron trabajo. La industrias de la construcción y alimentación fueron otras grandes empleadoras. Desde la década de 1880 hasta la Primera Guerra Mundial promovieron las autoridades canadienses una intensa campaña para conseguir que “The Last Best West” fuese colonizado. Después de la Primera Guerra Mundial se llevó a cabo la campaña de colonización por las grandes compañías ferroviarias canadienses, que querían nuevos colonos y clientes en torno a sus líneas. Los suecos de Norrland fueron especialmente numerosos entre los inmigrantes sueco-canadienses de forma que esta emigración en la década de 1920 se presenta como un fenómeno ‘norrland-eño’.

El número de suecos nacidos en Canadá alcanzó su punto máximo en 1931 con 34.415, o sólo el 0,3% de todos los canadienses. Al mismo tiempo había 81.306 (0,6%) canadienses de origen sueco. La fuerza de atracción de las zonas agrícolas se destaca por el hecho de que el 56% de los canadienses de origen sueco estaban empadronados en las provincias de praderas canadienses Manitoba, Saskatchewan y Alberta. El mayor porcentaje de nacidos suecos (27%) vivía en la provincia de bosques y minas Columbia Británica, con fuerte concentración en la gran ciudad de Vancouver. Los “asentamientos suecos” en Canadá estaban ubicados aparte de en y alrededores de Winnipeg y Vancouver en las praderas al norte de Calgary y alrededor de Edmonton en la provincia de Alberta, donde los topónimos Calmar, Falun, Malmo y Thorsby recuerdan de la inmigración sueca.
[
Utvandring till andra länder – Svenska Emigrantinstitutet]

oberá 3  obera2

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*