Cuando los frenos no cogen

WJS)))

Propietarios de autocaravanas aquí en Norteamérica dedican una gran parte de tiempo a arreglar problemas con sus autocaravanas. Se discute asiduamente en diversos foros autocaravanistas en la red. El seguir estos es muy informativo y puede apuntar a problemas que todavía no han surgido en la autocaravana de uno y que se pueden prevenir. A veces se puede encontrar una solución alternativa a la malograda solución que uno mismo ha aplicado.

Un tema candente es el de los frenos. En los últimos años se han escuchado voces críticas cada vez más intensamente. Ford tuvo durante un tiempo problemas con pinzas de frenos que se oxidaban. La herrumbre hacía que las pastillas tendían a pegarse después de haber frenado. Con frenos pegados se genera un calor considerable, que destruye otros componentes de los frenos.

El problema era más común en vehículos que habían estado sin utilizar durante largos períodos de tiempo. La solución era asegurarse de lubricar los frenos de manera adicional y especialmente antes de aparcar/almacenar la autocaravana.

rock_creek_valley_-_montana

Yo y mi esposa Sylvia somos apasionadas cabras montesas. Nos encanta viajar por espectaculares paisajes. Aquí está ella y mira sobre Rock Creek Valley en Montana. Si fallan los frenos aquí es adiós. Las carreteras son estrechas y sinuosas, con pendientes pronunciadas.

Autocaravanas construidas sobre chasis Workhorse W-20 y W-22 han tenido problemas de frenos durante varios años. El problema existía mucho antes de que el fabricante reconociese que existiesen. Muchos propietarios tuvieron tantos problemas a causa de frenos sobrecalentados que tuvieron que tomar ayuda de servicios de grúa de remolque para llegar a un taller. Una vez allí estaba uno obligado a pagar todos los costos.

Ahora Workhorse finalmente se ha dado por vencido y ha hecho un llamamiento a revisión que se remonta al año 2000. Pero es altamente inseguro si los que ya han tenido problemas, y pagado ellos mismos los costos de reparación, recibirán una indemnización. Puede ser difícil demostrar que la pieza defectuosa es justo la relacionada al llamamiento a revisión. Otros quizás ya han vendido su autocaravana. Con toda seguridad no verán el humo de ninguna compensación por sus a menudo considerables desembolsos.

Beartooth_

Mi autocaravana es del 2004 y ha rodado 12 000 millas. No he tenido ningún problema. Tal vez porque yo uso la autocaravana durante largos períodos varias veces al año. En los foros hay varios a los que se les ha dicho que no utilizan su autocaravana lo suficientemente como para que se mantenga en buen estado. Se culpa pues al propietario!

WJS_-_husbil_i_bergen

El problema puede llegar súbitamente. Cuesta abajo en una empinada pendiente o cuando se para por varias luces rojas en rápida sucesión. Los frenos se sobrecalientan y pierden su efecto. A veces es suficiente con dejar que se enfríen. A veces se requiere ayuda de servicios de grúa de remolque al taller.

En mi caso me encuentro lo más a menudo a decenas de millas del taller más cercano que podría prestar ayuda.

El problema de Workhorse parece ser el material fenólico que se usa en los pistones de pinzas de freno. Cuando no se utiliza la autocaravana absorbe el material humedad que hace que los pistones se hinchen y de ese modo agarroten.

Presionar fuera los pistones va bien. Pero el rebotado no funciona. El sobrecalentamiento es una consecuencia segura. Cuanto más vieja es la autocaravana más humedad se ha absorvido y mayor es el problema. Finalmente no se tienen frenos en absoluto.

phenolic brake piston--steel piston

http://brakingout.wordpress.com/

Cambia el líquido de frenos, es una de las muchas sugerencias. Hay montones de autocaravanas viejas que nunca han tenido problema y que nunca han cambiado el líquido de frenos. ¿Hay diferencia entre el líquido de frenos de hoy y el que se utilizó anteriormente?

Luego tenemos la cuestión de encontrar un distribuidor que se encargue de la llamada a revisión.

Por lo general un gran problema. No hay muchos talleres locales que trabajan con Workhorse. En mi caso se encuentra el taller más cercano a 35 millas de distancia. 70 millas ida y vuelta es un buen tramo. Cuando les llamé tenían doce autocaravanas en el taller para reparar. Pero no se podían conseguir piezas. A pesar de que Workhorse en su carta de llamada a revisión asegura que hay piezas.

Workhorse no da ni siquiera la misma respuesta a la pregunta de la disponibilidad de piezas de repuesto. En la carta pone que las piezas están listas tan pronto como te pones en contacto con el distribuidor. En su página web un cliente es negado a reservar una visita al taller ya que no hay piezas.

Autocaravanas son caras y por desgracia a menudo sufren de una montón de fallas. Los propietarios necesitan por eso mantenerse informados sobre diferentes fallas comprando revistas autocaravanistas y visitando foros en línea. No esperes que los fabricantes vayan a notificarte qué fallas sufre tu vehículo. Puede tomar un tiempo muy largo.

[HUSBILEN TEST  08/2010 / VÅR MAN I VÄST / “När bromsarna inte tar”]

RVingTheBeartooths

Beartooth Highway – RV’ing on the Beartooth

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*