Ferrovia Circumetnea

Por las huellas del “gigante bueno”

Una línea de tren de riel estrecho, de más de cien años de antigüedad puede ser la mejor manera de viajar alrededor del constantemente nevado Etna. El viaje es una excelente manera de acercarse a la soleada tierra de color lava, los viñedos del norte – y por supuesto, un mítico volcán.

Ferrovia-CircumetneaEl volcán activo más alto de Europa Etna es visible como un espejismo viviente desde donde a poco más de 3 300 metros de altura casi majestuosamente arrogante mantiene un ojo vigilante sobre el paisaje siciliano.

En el fértil suelo de lava alrededor del pie de la montaña siempre ha habido ‘actividad de cocción a fuego lento’. Al este se encuentra con el Mediterráneo, al sur las prósperas plantaciones de cítricos, al oeste se recogen pistachos e higos. Y a lo largo de las laderas de lava al norte de “Il gigante buono” – como la gente local durante siglos ha llamado el volcán que ha destruido casas pero rara vez personas – se dedica hoy en día cada vez más gente al viñedo en el suelo rico en minerales.

La línea de ferrocarril Circumetnea sale desde Catania, un importante puerto comercial y la mayor ciudad en la costa este de Sicilia. El tren, que por lo demás se compone de sólo un vagón, llegó a finales de la década de 1800, principalmente para transportar vino simple desde las montañas hasta el puerto. Hoy en día parece que los trabajadores agrícolas han sido sustituidos por niños escolares cargados con mochilas que usan el tren como el medio de transporte a la escuela.

En el camino al oeste después de haber pasado suburbios de escombros menos encantadores y ruinas de antiguos palacios, se avistan de repente grandes rocas negras de lava. Ocurre que las fuerzas del Etna llegan hasta aquí, y cuando el volcán deja escapar su iracundo humo el aeropuerto a las afueras de Catania se ve obligado a cerrar.

Belpasso

Belpasso se llama una comuna que apenas hace honor a su nombre, pero el olor recibe aquí su inconfundible firma siciliana por el un poco quemado suelo dulce. A lo largo de Valcorrente comienza el sol a penetrar e ilumina los campos de naranjos que casi se pueden tocar desde la ventanilla del tren.

Adrano

Después de Adrano empieza cuesta arriba y el Circumetnea jadea adelante a impresionantes 30 km/hora. Así antes de Bronte se ve, iluminado por un fuerte sol: El buen gigante.

El pequeño pueblo y comuna Bronte es el hogar mundialmente famoso de la nuez de pistacho, que tiene un lugar dado en los platos sicilianos, desde aperitivo a postre. Pistacho se ha cultivado aquí desde la época romana.

bronte

Por culpa del enviado del cielo helado de pistacho nos detenemos en la Pasticceria Musumeci en Randazzo.

Junto al bar descansa una hermosa catedral en blanco y negro construida en el 1200 de roca de lava. La oscuridad cae rápidamente en Sicilia y en la estación del tren nos reunimos con Paolo Vassallo, que nos conduce el último tramo a la finca familiar Feudo Vagliasindi. Desde hace algunos años, él y su hermano explotan la finca como un menor hotel. Han conservado doce de las 60 hectáreas originales y cultivan aceitunas y elaboran vino de la uva propia del Etna Nerello Mascalese.

La familia Vagliasindi ha elaborado vino aquí desde mediados de 1800, pero los padres de Paolo se quedaron en Catania, donde el padre llegó a ser fiscal (la familia vivía bajo protección policial constante) y la finca estaba vacía y se deterioraba cada vez más. El año 2009 optaron los hijos por reconquistar su herencia.

 Circumetnea-(((  Circumetnea-(

– Para nosotros fue una forma de evaluar el pasado y rendir homenaje a los sacrificios de las generaciones anteriores; crear un futuro para el proyecto de mis antepasados. Ellos construyeron la casa para que sobreviviera, no para que fuese abandonada.

Aquí en la zona siempre se ha vivido del cultivo de aceite de oliva y vino, históricamente siempre precisamente Nerello Mascalese. Anteriormente pensaban los agricultores de vinos más en cantidad que en calidad, y la uva era utilizada para ayudar a vinos de otras partes de Italia. Pero eso fue entonces.

– Hoy nos sentimos orgullosos de nuestro territorio y Nerello Mascalese vive de fuerza propia completa. Ahora también han empezado muchos productores famosos de Toscana y Piamonte a comprar tierras por aquí.

La antigua bodega de 1860 en la planta baja de la casa sigue ahí y es como un museo viviente, con su enorme lagar de madera de roble.

– Imagina cuando 60-70 personas estaban aquí en la ‘bañera’ y realizaban una especie de ‘baile descalzo’ para prensar las uvas, dice Paolo Vassallo y se ríe.  

Circumetnea-

Desde la ventana de la habitación del hotel se ve una clara luz matutina iluminar el paisaje y las pequeñas aldeas que están como injertadas entre afilados barrancos. Caminamos alrededor por la finca. De repente, levanta Paolo algunas ramas grandes. Bajo ellas se intuye lo que se dice son las ruinas de una iglesia bizantina del siglo VII. En Sicilia se está constantemente rodeado por la historia.

Unas horas más tarde estamos sentados en un coche que es conducido por Giuseppe Tasca, una de las verdaderas ‘personalidades del vino’ de Sicilia. También Giuseppe Tasca trabaja con su hermano. Él y su hermano Alberto operan una de las más antiguas bodegas de la isla, la centenaria finca familiar Tasca d’Almerita. La firma exporta vino entre otros países a Suecia. Aquí en el Etna se encuentran en su segunda cosecha del vino Tascante, vino hecho de Nerello Mascalese.

– Vinimos aquí un poco por una casualidad como turistas en 1998, quedamos enamorados y diez años más tarde compramos el terreno a las afueras de Randazzo. Yo amo el suelo negro de lava y el elegante vino que podemos hacer aquí, dice Giuseppe, cuando nosotros algo más tarde ‘escalamos a lo pequeño’ a lo largo de las explotaciones agrícolas en terrazas.

linguaglossa)

Para llegar más lejos arriba hacia el Etna tomamos el tren a Linguaglossa, una punto de partida popular para expediciones al volcán.

A diferencia de la vecina Randazzo, ha sido Linguaglossa afectada por el Etna, pero gracias a una especie de divina providencia los flujos de lava en su mayoría se han detenido justo encima de la ciudad – la última vez en el año 2002 cuando una gran erupción arrasó pistas de esquí, edificios y restaurantes, pero se detuvo a unos pocos kilómetros a las afueras de la ciudad.

Es temprano por la mañana y el guía alpino Biagio Ragonese se reúne con nosotros en su rústico jeep. Hielo, granizo y fuertes vientos hacen que tengamos que volver cuando nos encontramos a 2 600 metros. Fuera de la ventana del coche vemos un paisaje lunar mágico y la lava, que de lejos aparenta como barro, es dura como la piedra más rígida.

Los árboles que quedan después de los últimos brotes apoyan como negras estatuas contra la blanca nieve. Un humo gris de la cima del volcán sopla rápidamente sobre el Mediterráneo.

Cuando se disipa la niebla es la vista fenomenal, desde tierra firme se ve claramente Calabria y en este lado del estrecho de Mesina se perciben Taormina y Castelmola como pueblos en miniatura.

De regreso del invernal volcán y a través de hermosos bosques de castaños llegamos a la ‘vestida de roca volcánica’ Via Roma. En Linguaglossa reina ambiente primaveral. Los viejos y viejas en la plaza entrecierran los ojos contra el fuerte sol siciliano. Y abajo sobre el paisaje vigila el buen gigante. [svd.se/resor/i-den-goda-jattens-spar_8079200.svd]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*