Comprar autocaravana con el corazón

“En un platillo de la balanza – la razón, en el otro satisfacción y sentimiento”

BJÖRN GENBERG

Entusiasta autocaravanista con debilidad por autocaravanas ágiles. Preferiblemente equipadas para invierno. Tiene insuperable control del mercado

Rapido 992 M 2013Una autocaravana es un negocio de montones de decenas de miles de coronas. Se trata de mantener la cabeza fría para hacer lo correcto. Tipo de vehículo y plano de distribución deben pues estar del todo claros cuando entras en la autocaravana. Pero no es siempre que el sentido común el que debe mandar. Pero ¿importa algo?

Nuestra compañeros autocaravanistas May y Bosse iban a cambiar de autocaravana. Tenía sólo cuatro años de antigüedad y no tenía ninguna falla. Pero, dijo May, empieza a resultar apretujado en la cama francesa. Mide sólo 130 cm de ancho y Bosse toma cada vez más espacio durante la noche. Yo lo entiendo, mi mujer y yo tuvimos la misma experiencia antes. Se debe poder dormir bien sin ser molestado por la pareja. Si no se duerme bien se jode una parte de la vida autocaranista.

Como experimentados autocaravanistas se prepararon May y Bosse concienzudamente. Hicieron una lista de requisitos, que abarcaba principalmente cuatro puntos: autocaravana perfilada/semi-integral, camas individuales, cuarto de baño en popa y frigorífico grande y congelador. Echaron un vistazo al mercado en la red y se hicieron una idea sobre lo que se ofertaba. Ya que estaban satisfechos con la marca de autocaravana que tenían se fueron a un concesionario de la marca.

Cuando llegaron a casa por la noche, constatamos que habían comprado una autocaravana del todo diferente: totalmente integral con cama reina y retrete y ducha separados. Bastante lejos de la lista de requisitos. La única condición que se había cumplido era el requisito de Bosse, de frigorífico grande. ¿Qué demonios pasó?

Bueno, dice May, nos tomamos un montón de tiempo y finalmente, elegimos entre dos autocaravanas que cumplían nuestros requisitos. Entramos y salimos en estas autocaravanas, probamos estar sentados y acostados durante más de una hora. Eran diferentes pero equivalentes para nuestras necesidades. Nos costaba decidirnos.

Entre estas dos autocaravanas había una completamente integral, estaba emplazada como en el camino entre las otras dos. En una ocasión estaba yo esperando a Bosse, explica May, y en el impulso/inspiración del momento entré en esa autocaravana. Y entonces me excité. Quedé enamorada, admite May, no había duda de ello, esa autocaravana íbamos a tenerla. Me tomó menos de un minuto llegar a esa conclusión. Que tenía otro plano de planta resultó en algo secundario. Llamé a Bosse y por suerte quedó él igual de ‘vendido’ que yo.

Le pregunto a May cómo se sentió cuando ella entró en la autocaravana del todo integral. Me sentí como en casa inmediatamente, dice May. La sensación de confort era más importante que tener camas individuales y la ubicación del inodoro jugaba un papel menor en el contexto. Que era un poco más cara lo aceptamos, y la cama reina era lo suficientemente ancha como para que pudiésemos dormir sin molestias. Bosse asiente y está de acuerdo. Están muy satisfechos con su nueva adquisición.

Estoy pensando en la lógica de esta compra de autocaravana. Y es bastante simple. Se pueden hacer largas o cortas listas de requisitos en su nueva autocaravana, pero si el corazón no acompaña pues puede resultar errado. May tenía toda la razón cuando decía que la sensación de satisfacción y el ‘bien sentirse’ es determinante, siempre y cuando las necesidades básicas estén cubiertas. [Revista HUSBIL TEST , Nº 2 # 2013 / ”KÖPA HUSBIL MED HJÄRTAT”]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*