Fui desintoxicada – por 145 coronas

NOKIAFue un ‘poco mucho’ antes de Navidad. Tanto que tuve que dar un paseo por la noche antes de la víspera de Navidad. Dije que iba a comprar leche pero en realidad yo sólo quería tener un encargo (motivo) para salir de casa y estar sola con mi Iphone. Creo que tú entiendes. El deseo de estar una misma (sola) con su teléfono inteligente/smartphone es una de las más fuertes fuerzas de hoy.

Yo amo a mi teléfono, me encanta Internet, entre las peores cosas que conozco son las situaciones en las que no se puede comprobar inmediatamente el correo electrónico, o averiguar qué (ropa) Kimye llevaba ayer.

De todos modos, iba allí tan contenta y escuchaba un podcast cuando sonó el teléfono y mis dedos helados torpemente intentaron sacar el teléfono del bolsillo. Sí, iba en la cuesta abajo en el único lugar libre de nieve en Estocolmo. Tú quizás hayas oído el sonido de cristal del iPhone que se rompe. Es muy extraño porque no tintinea, cruje. Es el sonido trágico de billetes de cien (coronas) que vuelan fuera de la economía privada. En algún lugar más allá del crujido escuché a mi novio decir: “Ensalada, Aguacate”. Luego murió el teléfono.

Compré un nuevo teléfono. Uno completamente nuevo por 145 coronas. Como beneficio adicional de la compra obtuve una nueva vida. No sé si es una vida mejor, pero es diferente. Mi nuevo teléfono no tiene cámara, ninguna telefonía móvil 3G, no sabe manejar aplicaciones, recibir mensajes de correo electrónico, mirar horarios de autobuses, mostrar películas, funcionar como radio, comprar billetes, chatear o Instagramear.

Cuanto más lo tengo, más se siente como vivir con el mundo móvil de los Amish. Es nacido en el mismo tiempo que los teléfonos ostentosos, pero conduce caballo y carro y dice no gracias decididamente a los placeres mundanos.

Quiere sólo hacer o recibir llamadas. Es terriblemente ahorrador con el consumo de energía. Mi familia lo ama y lo que ha hecho con mi atención. No quieren que vaya a devolverlo, incluso cuando mi iPhone esté arreglado. Dicen cosas como “desintoxicada” y “más presente”.

Pero completamente desintoxicada realmente no me he vuelto. La otra noche estaba sentada en una cena y debería en realidad haber estado profundamente involucrada en una conversación sobre el hombre moderno. En cambio estaba sentada y pensaba en cómo podría conseguir un único pequeño ‘fix-ur’ de smartphone del ‘teléfono Amish’. Algo se deberá poder hacer aún así con él? ALGO? Finalmente llegué a la única alternativa posible y tuve que sentarme sobre las manos para no inmediatamente seguir el impulso de manoseo. Conseguí mantenerme hasta que llegué a casa, pero entonces lo hice de inmediato: cambié la fecha y hora adelante y atrás, adelante y atrás. [Jag blev avgiftad – för 145 kronor – Metro]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*