Bancos españoles no pagan gastos de comunidad

  • La morosidad de los bancos ahoga a los vecinos
  • ‘Sólo pedimos que el banco pague las cuotas como todos, todos los meses’

El ‘día D’ llegó también para René. ‘Día D’ de desahucio. Bankia decidió hace poco más de un año llevar a cabo la ejecución hipotecaria contra este brasileño afincado en España y desde entonces, el banco ‘comparte’ escalera con otros 18 vecinos de este bloque de San Sebastián de los Reyes (Madrid). Es lo único que comparte, porque la entidad se ha desentendido del resto de gastos que conlleva el mantenimiento del edificio. Lleva meses sin abonar la cuota de comunidad que corresponde al inmueble y la deuda, que ronda los 1.300 euros, se ha convertido en un pesado lastre para el resto de propietarios.

“Desde que el banco se hizo cargo del piso, no hemos cobrado ningún recibo”, lamenta Ángel Martín, presidente de esta comunidad ubicada en el número 14 de la calle San Raimundo. “Si seguimos así, vamos a acabar francamente mal”, asegura.

Su situación no es única. Muchos bancos y cajas se han convertido en unos incómodos vecinos que no abonan los gastos comunes derivados de los pisos que se quedan tras los procesos de desahucio. Tanto es así, que la deuda conjunta de las entidades con las comunidades de vecinos asciende a 225 millones de euros, según los últimos datos del Observatorio de la Morosidad en Comunidades de Propietarios. Esta cifra equivale al 16% de la morosidad total de las comunidades de vecinos.

bankia_

  • “Hemos llegado a esta situación por la crisis”. […]
  • “El problema no es que no paguen la cuota de una comunidad, sino que tienen ejecutadas 2.000 o 3.000 viviendas y pagar tantas cuotas se les atraganta”, afirma. […]
  • Cuando el banco o caja se queda con un piso, su objetivo último es volver a venderlo. Ahora bien, cuando la venta se produce, la entidad no siempre comunica al comprador la existencia de una deuda con el núcleo de vecinos. Así, se han registrado casos de personas que han comprado una vivienda al banco y se han convertido, sin saberlo y de forma automática, en propietarios morosos.
  • “En este caso, la ley dice que cuando compras un inmueble, heredas lo bueno y lo malo. Lo malo es que si el vendedor tiene cuentas pendientes con la comunidad, el nuevo propietario las tiene que pagar“, explica Gafforio.
  • Así lo establece el artículo 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, que recoge que el nuevo dueño debe responder “con el propio inmueble adquirido de las cantidades adeudadas a la comunidad de propietarios para el sostenimiento de los gastos generales por los anteriores titulares hasta el límite de los que resulten imputables a la parte vencida de la anualidad en la cual tenga lugar la adquisición y al año natural inmediatamente anterior. El piso o local estará legalmente afecto al cumplimiento de esta obligación”.
  • En otras palabras, la persona afectada debe ponerse al día con el pago de las cuotas correspondientes al año natural y a todo el año anterior. De lo contrario, responderá con el propio inmueble, que podría llegar a ser embargado. […]
  • Para evitar esta situación, sólo cabe actuar con anticipación y pedir al administrador un certificado de deudas del vendedor en el momento de formalizar las escrituras. “Si el comprador no pide este documento, corre un riesgo brutal y legalmente no podrá hacer nada porque, aunque reclame al banco, la entidad puede lavarse las manos”.

[…] [elmundo.es/elmundo/2013/01/20/suvivienda/1358660530.html]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*