Por eso se sienten las chavalas tan mal

Tal vez no sea una supernoticia que los jóvenes no se sienten tan bien. Pero quedo sorprendida cuando participo de la encuesta de Estocolmo – una encuesta que se ha realizado entre alumnos de la escuela primaria del noveno grado/årskurs 9 y segundo año de secundaria/gymnasieårskurs 2.

En mi barrio, en Kungsholmen en Estocolmo, dicen el 83 por ciento de los chavales del årskurs 9 que es realmente maravilloso vivir. Para las chavalas, la cifra es de sólo el 60 por ciento. La cifra de las chavalas es alarmante, dicen los investigadores.

Porque ¿qué ha pasado con el otro cuarenta por ciento de las chavalas?

La encuesta contiene 350 preguntas por participante y son 17 municipios de condados los que participan junto con Estocolmo. Es degradable a nivel de barrios – y estas cifras alarmantes tratan sobre los jóvenes de mi barrio, la gente con la que me encuentro todos los días, en la escuela, en el supermercado, en la calle. También mis niños algún día responderán a la encuesta en el curso 9. ¿Será mi hija entonces una de las que piensan que la vida es realmente maravillosa para vivir? O ¿será una de las que casi se hunde?

Es mucho lo que me da escalofríos en la encuesta. Y de alguna manera se siente como si la mayor parte encaja. La mitad de todas las chavalas en la escuela secundaria fuma, la edad de inicio de tabaco es de 12 años para chavales y chavalas.

Sólo eso es malo, pero estoy a punto de caerme de la silla cuando me doy cuenta lo corriente que es que estos jóvenes fumen pipa de agua. La OMS/WHO dice que una hora de fumar ‘pipa de agua (Vattenpipa) corresponde a 100 cigarrillos.

v pipaTurkish cafe

Pero de eso no se enteran, los jóvenes. Probablemente porque nosotros los adultos apenas sabems lo que es una pipa de agua.

Sabemos que la probabilidad para el desarrollo de conductas antisociales, como delincuencia, es el absentismo escolar y temprano debut de tabaco y alcohol.

La edad de debut de la droga en Kungsholmen es de 14 años para tanto chavales como chavalas y el porcentaje de estudiantes de noveno grado que han usado drogas en Kungsholmen en Estocolmo es del 11 por ciento en los chavales y del 20 por ciento en las chavalas. Veinte! Claro como el infierno que se sienten mal.

El porro (cannabis, hachís) se ha convertido de nuevo en algo ‘cool’ y el contenido de THC ha aumentado de forma que se ha vuelto mucho más fuerte y ofrece una más fuerte adicción. No es en absoluto comparable a las drogas que había por ejemplo en los años 70, explica Fält och Fritid, la unidad de prevención de Kungsholmen que trabaja muy duro para tratar de conseguir que padres y escuelas se enteren de lo que está en camino a pasar con sus hijos.

Pero son pocos los que quieren escuchar.

Recientemente fueron invitados a una escuela para informar a todos los padres y profesores de todas estas cifras. Llegó hasta un máximo de treinta padres y escucharon.

Conocimiento es poder – y lo menos que podemos hacer por nuestros hijos es que nos mantengamos informados de su realidad. O estamos demasiado ocupados con actualizar nuestras propias líneas de estatus en Facebook?. [Därför mår flickorna så dåligt – Metro]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*