El estatus abandonó el gremio automovilístico

1956-1959-Saab-93Las empresas automovilísticas han hablado en silencio sobre las causas reales de la crisis automotriz en Europa: Internet – que ha cambiado el comportamiento de transporte a fondo en los jóvenes que han dejado de ver coches como símbolos de estatus. Y la verdadera mala noticia: La tendencia es imparable.

Es el verano de 1954. Un bonito coche Ford Anglia gris está aparcado en un campo sueco. Una pequeña tienda está a su lado. El 20-añero Torgny Wallin posa orgulloso para Roland Christell en el viaje de vacaciones que partió de Skellefteå a Estocolmo. El coche está en el centro. Representa libertad, movilidad – y estatus.

Miro ‘largamente’ a las fotos de los lectores de Bil&Motorbilaga (JAG & MIN BIL) (YO y MI COCHE). Es desgarrador ver lo importante que el coche era en la década de 1950. Un miembro de la familia. Al que se amaba.

Ahora cae el mercado de automóviles en Europa duramente. De casi 15 millones de coches el año pico de 2007 abajo a 11,8 millones de coches este año, según la firma de investigación LMC Automotive Automotive – que predice que el próximo año será aún peor.

¿A qué se debe entonces la crisis? ¿Y qué puede hacer al respecto?

Durante cinco años han llegado las respuestas de sonámbulos directores de automotrices: Recesión, primas por desguace demasiado bajas, impuestos demasiado altos, desempleo juvenil.

Pero esto es sólo una parte de la explicación. La verdad es mucho más brutal.

– Los coches ya no son un símbolo de estatus. La gente prefiere las pantallas de iPad o smartphones frente a los coches.

Las palabras no vienen de un consultor futurista rico en palabras de Kairos Future. Es Arnaud Deboeuf del grupo directivo de Renault, quien recientemente ‘tomó la hoja de su boca’.

Ya no va más, a saber, andar a ciegas ignorando. La empresa de consultoría TNS realizó recientemente un estudio global que dijo que los jóvenes ven cada vez más los coches como un accesorio – no como sueño o estatus. Y el porcentaje de hogares jóvenes sin coche en Alemania ha aumentado de 20 un por ciento en 1998 a un 28 por ciento en 2008. Luego hay un fuerte factor de influencia: Internet.

La respetada firma de investigación/análisis JD Power profundizó el 2010 en cientos de miles de “conversaciones” sobre cuestiones relacionadas con sitios web de coches, Twitter y Facebook.

Querían saber por qué los adolescentes (12-18 años) y adultos jóvenes (22-28 años) optan por abandonar los coches.

La lectura debería ser obligatoria en las juntas directivas de las automotrices. Además de la economía ‘seleccionan fuera’/descartan los jóvenes coches porque que se reúnen fuera en la red, según Los Angeles Times. Además, cada vez un menor número de jóvenes saca carnet de conducir hoy – y se mudan en su lugar a las ciudades. Según la OCDE, el 86 por ciento de la población rica en el mundo vivirá en ciudades para el año 2050 – contra el 77 por ciento en 2010.

La urbanización supone un aumento explosivo de otro fenómeno: ‘carpooling’/grupos para compartir coche, donde un coche en un grupo para compartir coche en la práctica sustituye a la compra de 15 nuevos vehículos, según The Economist.

Según David Blanchflower, profesor de economía en la universidad de Dartmouth en New Hampshire, cambian las actitudes de toda una generación de jóvenes a la velocidad del rayo respecto a la tenencia de un coche con los grupos de viaje compartidos.

La conclusión general es obvia: La caída en el mundo occidental no es coyuntural sino estructural.

Como una carga final de sal en la herida llega la la información de que el número de kilómetros totales conducidos con coche empezó a caer en el mundo occidental ya el año 2007 – antes de que llegara la crisis automotriz.

Así que – ¿qué deben hacer las automotrices? Además de tratar de vender coches en China.

Adaptarse, es la simple respuesta.

Centrarse en coches que carezcan de prestigio, más baratos, vale la pena, al ritmo que el coche como símbolo de estatus desaparece. Marcas como Dacia, Skoda, Hyundai y Kia aumentan en silencio. Desde el año pico de 2007, las ventas de coches han disminuido en Europa, con casi una cuarta parte – 21 por ciento. Al mismo tiempo Kia ha aumentado con un 16 por ciento.

BMW es básicamente la única empresa automovilística que parece haber tenido el radar de vigilancia de su entorno en marcha. Ha comenzado una nueva división que se centra en la movilidad en el sentido más amplio – en la que este año invierten 100 millones de dólares. Entre otras cosas, mediante la compra de la compañía, “My City Way” en Nueva York, que ofrece actualizaciones en tiempo real en el móvil sobre el tráfico de taxis, coches y Metro.

Si hubiérsemos tomado una foto de vacaciones hoy con los nietos de Roland Christells habría aparentado probablemente de esta manera: Estarían sentados en un café junto a Nytorget en Södermalm en Estocolmo – cada uno con su iPad, junto a dos bicicletas carísimas. Un 60 por ciento de la población de 18-24 años en Estocolmo carece, a saber, de carnet de conducir. [svd.se/naringsliv/motor/bilbranschens-kris-gar-inte-att-stoppa_7720186.svd]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*