Red Bull, la escudería tramposa

[…] Según se ha rumoreado, Stefano Domenicali, máximo responsable de la Scuderia, mantuvo una reunión informal con el presidente de la FIA, Jean Todt, presente aquel fin de semana en los Emiratos. El italiano le hizo llegar la grave preocupación por tres cuestiones acontecidas en torno a Red Bull ese fin de semana.

La primera era sobre la sanción de la gasolina del sábado. Como señalaba MARCA en su crónica del domingo, era inaudito que los comisarios de la FIA hubieran aceptado las explicaciones de que parar el coche de Vettel, antes de regresar a boxes, se debiera a razones de causa mayor. La sorpresa fue general en casi todos los equipos. «No sé que les habrán contado», afirmaba un ingeniero español a este diario el domingo por la mañana.

El caso es que no fueron sancionados por ese motivo, que marca el reglamento, sino por la posterior medición de la gasolina, que decía que no sólo habían mentido, sino que no cumplieron las normas por vía doble, ya que el litro reglamentario para la muestra no pudo ser extraído del tanque.

r b

Domenicali también se quejó de que la pena de exclusión de la prueba se haya convertido de hecho en salir en el último lugar y de que se le dejara participar, cosa que se prohibe expresamente para alguien que rompe el reglamento técnico de la FIA en ciertos artículos como este.

La segunda cuestión sobre la que protestó fue la flagrante forma en la que los dos Toro Rosso dejaron pasar dos veces (cuatro adelantamientos en total) a Vettel durante la carrera. Una cosa es que las órdenes de equipo estén permitidas dentro de una misma escudería, pero no en los equipos filiales, algo que Helmut Marko controla ejerciendo presión sobre sus pilotos jóvenes. Ya lo hizo en su día con Jaime Alguersuari y la resistencia del español pudo costarle el despido. A Ferrari le parece que no es juego limpio.

Alerón flexible

La tercera queja fue la reiterada sospecha de que Red Bull, con su alerón delantero introducido en Singapur, esté violando las normas que prohiben los elementos flexibles con incidencia en la aerodinámica. Las fotos así lo indican, pero sin embargo, pasan todas las pruebas de peso aplicado a estas zonas en parado. Y eso que a mitad de año volvieron a ser endurecidas.

En este particular, ya se le ha comunicado la semana pasada a Ferrari, de forma interna, que no hay nada ilegal en las piezas que usa Adrian Newey en la parte delantera. [Los cuatro frentes de Ferrari – MARCA.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*