Horror en Coronel Suárez

La periodista está sola en una celda y lee la Biblia todo el día

”Fanny” no quiere escuchar radio ni mirar TV. El domingo fue a visitarla su hermano a la comisaría de Tornquist. Pero se negó a recibir a su madre. Camina descalza, come sano y está “tranquila”.

Hasta hace unos días, en la comisaría de Tornquist –exclusiva para mujeres– había apenas dos detenidas. Pero a fines de la semana pasada una de ellas recuperó su libertad. Así, sólo quedó en un calabozo Estefanía Heit (29), la periodista de Coronel Suárez acusada junto a su pareja, el falso pastor Jesús Olivera, de mantener cautiva y someter a vejámenes a Sonia Molina. Esa mujer está hoy internada en un hospital reponiéndose de su estado “calamitoso”: había bajado más de 20 kilos y tenía golpes, quemaduras y signos de abuso sexual.

“Fanny”, como la llaman su conocidos, está en un calabozo donde tiene un camastro de hormigón cubierto con una frazada que ella misma llevó y un baño donde se ducha diariamente.

jesus oliveirasonia molinaestefania-heit-

Pero en ese espacio lúgubre tiene una sola compañía: la Biblia.

Lee y relee páginas. Esa es su actividad principal, por no decir la única, más allá del aseo personal y los diálogos que pueda tener con visitas ocasionales. Pocas, muy pocas. […] [POR LILIANA CARUSO/clarin.com/policiales/Horror-Coronel-Suarez]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*